INMORTALS: The Six Spirits cap 45

LYCANCITO
Bueno antes que nada este capítulo era muy largo así que lo dividí en 2 partes aparte que lo reducí un poco ya que no quiero que el cap 50 sea el 51 >.<
En este cap relato brevemente la vida de Sophie.
Sin más que decir espero lo disfruten, el prox cap. es el más chistoso que me tocó escribir :D, espérenlo con ansias. Lo publicaré a las 12 de la noche de hoy 😀

Sophie (Primera parte)

No podían haber llegado en mejor momento, el Imperio Chino se encontraba en paz.
Hongzhi, noveno emperador de la dinastía Ming, considerado por el pueblo como un gran gobernante, le había dado un respiro a China. Su gobierno era esperanzador para la gente ya que vieron en él, el inicio de una nueva era de prosperidad, libre de guerras y conflictos internos. Colaboraba activamente con sus ministros, eso permitió un desarrollo sostenido del imperio. Aunque era un buen gobernante, su vida estaba llegando a su fin como la de cualquier otro mortal y algo les decía que pronto todo ese esfuerzo, como era una costumbre entre los humanos, se iría al agua.
Pero eso… ya es otra historia.

Ubicada a orillas del río Yangtze, se alza la ciudad de Yichang.

– “Vaya, este lugar ha cambiado bastante después de tantos años”; comentó Katya.
– “¿Sabes dónde se encuentra?; preguntó Sophie.
– “Si no me equivoco estaba por aquí”; dijo mirando de un lugar a otro.
Las personas las miraban maravilladas, eran 2 mujeres de extraordinaria belleza después de todo. Algunos hombres trataron de cortejarlas pero éstas en un perfecto chino les dijeron que
– “Me pregunto si se alegrará de verme”; dijo Sophie.
– “Cómo no lo haría, eres la primera a la que convirtió. Siempre te tuvo mucho afecto”; dijo Katya.
– “Por aquí… Sophie, Katya”; dijo Aubrey levantando las manos llamándolas, estaba a unos 20 metros. Fueron a su encuentro.
– “¿La encontraste?”; preguntó Katya.
– “Sí, las personas al parecer tienen miedo de acercarse a ella. Según dijeron viven en una casa dentro del bosque. Antes vivía por aquí pero de un momento a otro cambió de lugar de residencia”; dijo Aubrey.
– “Vamos entonces. Sophie ven”; dijo tomándola de un brazo.

Entraron al bosque, caminaron unos minutos y vieron ante ellas una casa no tan grande de estilo oriental. Parada en la entrada se encontraba una bella adolescente de unos 15 años, cabello amarrado en una cola que le caía en los hombros y ojos negros como la noche, ataviada con el vestido de la época.

– “Bienvenidas, hijas mías”; dijo.
– “Maestra”; dijo Katya poniéndose de rodillas.
– “Kumiko…”; dijo Sophie.
– “Vaya, sí que los tiempos han cambiado como para que traigas a una Hunter a mi morada, Sophie”; dijo alegremente.
– “Maestra, yo…”
– “Tranquila, ya superé eso, soy una enana lo sé”; dijo Kumiko.
– “Buenos días, señorita”; dijo Aubrey.
– “Buenos días. Pero qué hermosa dragona es la que llevas allí”; dijo.
– “¿Eh?”; se sorprendió Aubrey.
– “Por cierto Ignis, Phi ¿Por qué se esconden? Es de mala educación venir sin saludar”; dijo.
– “Lo siento, señorita”; dijo Ignis.
– “Phiii, phiii”; gritaba Phi.
– “Bueno Sophie, dime… ¿Quién es el afortunado padre del bebé que llevas dentro?”; dijo Kumiko sin rodeos.
– “¿Podríamos hablar dentro?”; preguntó Sophie incómoda.
– “Lo siento, pasen por favor”; dijo Kumiko

Kumiko, vampira de primera generación, según tenían entendido, tenía ya miles de años viviendo sobre la tierra. Una de sus habilidades era sentir el flujo mágico a su alrededor, mejor dicho nada podía esconderse de sus ojos. Poco sabían de su pasado, a excepción de que mucho antes que se mudara a China participó en varias guerras en Europa, estuvo presente en la caída de varias potencias, Esparta, Grecia, el imperio Romano, etc.

Ahora estaban sentadas tranquilamente a unos metros de ella conversando sobre asuntos de gran relevancia.
– “Su nombre es Ethan Krautz”; dijo Sophie.
– “Debe ser un gran hombre, ya que conquistó el corazón de ambas”; comentó Kumiko
– “Tiene sólo 16 años”; dijo Katya.
– “Vaya, no esperaba que te gustasen los niños”; dijo Kumiko
– “Kumiko…”; dijo Sophie a punto de perder la paciencia.
– “Lo siento, y dime ¿Cómo fue tu primera vez?”; dijo con los ojos llenos de impaciencia.
– “Maestra… por favor, hablemos de otro asunto”; dijo Sophie sumamente avergonzada.
– “Esta bien, Sophie ¿Por qué viniste?”
– “Maestra, sabe bien por qué vine, le dije el nombre de Ethan por una razón, ¿Por qué le dio el libro de Magia oscura a Ethan cuando él era tan sólo un niño?”; dijo Sophie.
– “¿Tienes alguna prueba, de que he sido yo?”; preguntó extrañada.
– “Sólo a usted se le podría ocurrir tomar la apariencia de un anciano, y darle un libro tan poderoso a un niño”
– “Ah sí, fui yo”; dijo recordando.
– “¿Por qué?”; preguntó Sophie.
– “No fui yo la que quiso dárselo, sino otra persona o mejor dicho, otro ser. Hace más de 5 años viajé nuevamente a Europa, no pensaba quedarme mucho tiempo quería ver el avance que había logrado esa parte del mundo. Mientras descansaba en la embarcación que me llevaría, tuve un sueño. Una hermosa y bella mujer rubia de ojos celestes, vestida con una ropa muy extraña, me visitó en sueños, hablándome de algo que tenía que hacer, dijo que debía llevarle un libro a un niño, me dio la ubicación y cuando desperté, un libro apareció en mis manos. Traté de leerlo por impulso, pero sólo vi páginas en blanco. Cuando llegué al lugar designado vi a una niña y un niño jugando, conversé un momento con ambos, hasta que llegó su madre. Por cierto, era una mujer muy hermosa, ahora que lo pienso, se parece mucho a ti Sophie, aunque sin esos grandes pechos de ahí, claro”
– “Continúa por… favor…”; dijo Sophie, aguantándose las ganas de golpearla.
– “Su amabilidad me conmovió, me dijo en qué dirección se encontraba la ciudad de Munich, y luego me retiré. Al poco rato, tuve una visión y más libros aparecieron junto a mí, volví al hogar de los niños y le di a la niña los libros de magia y eso fue todo”
– “¿Por qué esa persona le daría un libro tan peligroso a Ethan?”; preguntó dubitativa.
– “No lo sé, me sentí usada ¿sabes? Por esa razón ya no volví a Europa. Así que ese niño se llamaba así”; dijo Kumiko
– “Espere ¿No lo sabía?”
– “No, pero para que me trates de esa manera algo malo debió suceder”
– “La familia de Ethan murió asesinada y sólo él sobrevivió”; dijo Sophie abatida.
– “Lo siento”; dijo con una triste mirada.
– “Maestra ¿Conoce alguna leyenda sobre un elegido?”
– “Ahora que lo dices, la mujer de ese sueño llamó al niño Elegido”
– “Tal vez ella sea el espíritu elemental de luz”; mencionó Katya que se había mantenido callada hasta el momento.
– “Sí, y es por esa razón que vinimos aquí. Gracias por la información, Maestra”
– “¿Espíritu elemental?”; preguntó Kumiko.
– “Es cierto usted aún no lo sabe”; dijo Sophie.

Sophie le contó todo a su maestra desde el momento en que Ethan se convirtió, la captura de los espíritus elementales de Oscuridad y Tierra, su separación y la decisión de él de ir a liberar a las elementales de Aire y Agua.

– “Veo que el muchacho es una gran promesa, y podría ser cierto lo que dicen esos seres que vivieron incluso antes que apareciéramos en esta tierra ¿Pero por qué una elemental de luz me contactaría a mí, una usuaria de magia oscura?”
– “No lo sé, ya nada tiene sentido para mí. Sólo debemos esperar a que regrese”; dijo Sophie.
– “Esa mirada en tus ojos, son los de una mujer plenamente enamorada, y la impaciencia con la que hablas denota tu afecto por él”; mencionó Kumiko.
– “Lo ama tanto que le dijo que podría tener cuantas mujeres quiera”; dijo Katya sonriendo.
– “¿Eh?”; Kumiko entró en shock, lo había olvidado pero Katya también estaba enamorada de él. Y lo que dijo la hizo recordar.
– “Katya, ¿Podrías cerrar la boca?”; le recriminó Sophie.
– “Ja ja ja. Apuesto que aún no le dices lo del embarazo”; dijo Kumiko en broma.

Sophie bajó la cabeza avergonzada.
– “Pobre muchacho”; dijo moviendo la cabeza de un lado a otro.
– “Se lo diré cuando nos reencontremos”; dijo levantando la mirada.
– “No te estoy recriminando. Pero me alegra que seas feliz Sophie y te deseo lo mejor. A todo esto que opina señorita Silenciosa”; dijo dirigiéndose a Aubrey, quien había pasado desapercibida.
– “No lo sé”; contestó; “yo pienso que debería habérselo dicho”
– “Vaya, compartes mi opinión, ahora díganme cómo es que una Hunter se volvió su amiga”

Aubrey le relató todo lo que pasó, Katya también compartió su historia. Una vez terminada su conversación Kumiko dijo:
– “Deben estar cansadas por el viaje, las llevaré a sus habitaciones, sólo deben limpiarlas un poco”; dijo Kumiko.

Kumiko las guió a través de la casa y les mostró algunas habitaciones, Sophie escogió una desde donde podía ver el río, y entró en ella. Mientras las demás seguían su camino.
La habitación no estaba tan sucia, y la cama estaba limpia.
Se echó en ella, y empezó a tocar su vientre, cuando poco a poco… se quedó dormida, pensando en un hecho que la marcó para siempre, y en su pasado.

……………………………………………………..

– “Sophie, vamos a jugar acompáñame”; dijo Lucy, tomándola de una mano.

Sophie y Lucy de La Rue eran hermanas, sus padres se conocieron en Francia pero vinieron a Irlanda, al ver un peligroso futuro en ese Reino.
Sophie era una hermosa niña de cabello rojo, ojos azules y piel pálida mientras su hermana tenía el cabello color castaño, ojos pardos claros y piel clara.
Ambas eran inseparables, Sophie era 4 años menor, y siempre era defendida por Lucy cuando la molestaban por el color de su cabello.
A los 8 años conoció a una hermosa niña de cabello corto y rubio, que era molestada por sus ojos, ambos eran de diferente color. Se sintió identificada con ella ya que a ella también la molestaban por su cabello, pero cogió valor y logró sacarla del embrollo.

La niña se llamaba Katya y desde ese momento se convirtieron en mejores amigas, jugaban siempre que podían, a veces su hermana las acompañaba.
Un día mientras recogían flores Katya dijo:
– “Sophie, cuando seamos grandes qué opinas de casarnos con el mismo chico”
– “¿Eh?”
– “Sí, así también estaremos juntas”
– “Está bien. Pero nos tiene que querer a ambas”; dijo Sophie, abrazando fuertemente a su amiga, y perdieron el equilibrio y accidentalmente se besaron en la boca, al caer en el suelo.
Pocos años después Katya volvió a Francia para tristeza de ella. Pero prometieron volverse a ver en el futuro.

Un día como cualquier otro mientras jugaban en el bosque cercano a su casa, Lucy tropezó, de pronto vieron con asombro cómo un animal enorme apareció frente a ella, el animal la miró largo rato cuando abrió su hocico dispuesto a devorar a su hermana, Sophie sin saberlo deseó con todas sus fuerzas salvar a su hermana estiró el brazo y una bola de fuego salió disparada de sus mano, golpeando al animal y haciéndolo huir.
Su hermana estaba sorprendida pero corrió hacia ella y la abrazó.
– “Sophie, eso fue asombroso, me salvaste la vida”; dijo Lucy emocionada.
No se había dado cuenta pero su hermana se había desmayado.

Y así comenzó su apego por la magia, era un secreto entre ambas el que ella podía usar magia de fuego. Así fue creciendo, hasta convertirse en una hermosa mujer.
Muchos hombres trataban de casarse con ella pero rechazaba fervientemente a todos.
Su hermana, aquélla que la protegía cuando era molestada siempre, fue hecha a un lado en una fiesta, todos los chicos se reunieron alrededor de ella, su hermana triste se retiró, eso la enfureció y nunca más volvió a ir a una fiesta. Los chicos que se le acercaban sólo querían usarla como intermediaria, eso hizo crecer en Sophie un odio hacia los hombres. Así fue cómo se volvió violenta y siempre portaba una espada ligera en su cintura amenazando con rebanarles su parte íntima a los hombres que se le acercaban.  Sus padres veían con malos ojos ese comportamiento, ya que Sophie rechazó a buenos peces gordos que la tratarían como a una reina, si aceptara casarse con uno de ellos.

Sólo su hermana la entendía, salía siempre en su defensa y les hacía ver a sus padres que el dinero no lo es todo en la vida.

Pero unos años después la felicidad llegó a la vida de su hermana.
Un viajero había sido atacado por un animal y estaba herido, su hermana quien afortunadamente recogía leña cerca lo oyó. Lo llevó a la casa y así se enamoraron. Pocas semanas después el chico pidió la mano de mi hermana.
Estaba muy feliz por ella, poco tiempo después se casó y se retiró a un pueblo al Norte de Inglaterra. Yo me quedé cuidando a mis padres, a quiénes les prometía casarse algún día. Lucy siempre le enviaba cartas que leía en voz alta, para felicidad de mis padres quedó embarazada y ella prometía regresar con si nieto. Un año después apareció de improviso, con un hermoso bebé en sus brazos, ese día se vivió una gran fiesta. Luego de unas semanas, se volvió a ir. Así pasaron los años hasta que mis padres murieron poco después de una extraña enfermedad, estaba destrozada. Me había hecho una adulta y nunca pude cumplir con la promesa que les hice, formar una familia. A los pocos días sentí los síntomas de la enfermedad de mis padres, al parecer me contagié.

Un día vagaba por el bosque, cuando vi a una hermosa joven de cabello negro que se movía al compás del viento.
– “Hola”
– “Hola”; contestó la muchacha.
– “Ya la noche se acerca y este es un lugar peligroso para una adolescente como tú”
– “No lo creo, maga de fuego”
– “¿Eh? ¿Cómo…?”
– “Yo también puedo usar magia”
– “Increíble ¿Y qué haces aquí?”
– “Buscando a alguien que me acompañe por un tiempo”
– “No entiendo”
– “Ah es cierto, no me he presentado. Mi nombre es Kumiko y soy una vampira”; dijo sonriendo ampliamente y mostrando sus filudos dientes.
Sophie asustada retrocedió lentamente y cuando se disponía a volver corriendo a su casa, escuchó que la chica habló.
– “Estás enferma ¿No te gustaría ser inmortal como yo? Ninguna enfermedad te tumbaría”
– “¿Qué ganas tú con todo esto?”; preguntó dubitativa.
– “Simplemente el placer de tener una acompañante en mis viajes alrededor del mundo”

Sophie lo meditó por un momento, le tenía miedo a la muerte, no quería terminar como sus padres, muerta en una cama donde nadie lloraría por ella.

– “Está bien, acepto”
– “Muy bien, acércate”; dijo Kumiko.

Sophie se acercó hacia ella, Kumiko retiró delicadamente los cabellos que cubrían su cuello y posó sus colmillos en ella.
Un día después despertó convertida en una vampira.
Desde ese momento en adelante acompañó a Kumiko por diferentes partes de Europa.
Al pasar por Francia, fue directamente en busca de su amiga Katya, quien había dicho que se encontraría en París, en su antigua residencia.

Sophie y Kumiko esperaron pacientemente en lo alto de una casa de 3 pisos.
Al verla no lo pudo creer, Katya parecía una adolescente a pesar de tener su misma edad.
– “Whoah, si no lo viera, no lo creería, es una de las pocas mujeres a las que se les llama las de eterna juventud”
– “¿Podría esperarme en la posada?”
– “Claro, no hay problema”; dijo Kumiko desapareciendo.

Sophie saltó por los tejados hasta que estuvo encima de ella, saltó ubicándose detrás de ella, Katya al percibir a alguien detrás suyo, se volteó rápidamente creando una barrera de fuego.

– “No sabía que también podías usar magia, Katya”
– “¿Sophie?  Dios mío eres tú”; dijo corriendo a abrazarla.
– “Te ves muy joven como si fueras una adolescente”
– “Gracias, y tú… bueno te has crecido mucho”; dijo señalando sus senos con la mirada.
– “El dolor de espalda es terrible pero se lleva fácilmente”
– “¿Estás presumiendo?”
– “No, como crees”

Sin razón aparente, empezó a llorar mientras me abrazaba.
– “¿Qué pasa?”
– “Sophie por favor llévame lejos de aquí. Mis padres están locos quieren que me case con un hombre al que no amo ni amaré nunca, todo por el dinero. Han cambiado mucho, ya nos son los mismos desde que vinimos aquí. Por favor, te lo suplico”; dijo con lágrimas en los ojos.

Sophie sintió que el viaje había valido la pena, estaba pensando llevarla con ella, Kumiko no se había opuesto a su pedido.

– “Está bien”; dijo Sophie sonriéndole.
– “Gracias”; dijo Katya poniendo su cabeza entre sus senos.

Al día siguiente, Katya dejó una carta en la que relataba su decisión, y partió junto a Sophie.
Kumiko pronto se reunió con ellas y le dijo lo que eran, Katya aceptó con gusto el convertirse en una vampira.

Y así iniciaron su travesía, recorrieron varias partes de Europa, viendo Reinos, Imperios y Estados caer.
100 años después, estalló la Guerra de los Cien Años, Sophie estaba aburrida de la vida que llevaba así que decidió ponerse del lado francés, Katya la acompañó en la aventura, Kumiko estaba en desacuerdo, pero dejó que lo hicieran, y desapareció.
Sophie quería acabar con la guerra ya que se estaba haciendo muy aburrida, estaba durando más tiempo de lo que hubiera querido. Incluso se ganó el apodo de Last Words, por parte de los ingleses, mientras Katya fue llamada Bloody Gold.

De pronto entre los humanos una heroína surgió, Juana de Arco, que guio en batalla a numerosos hombres y con la cual entabló amistad. Su presencia era suficiente para llamar al patriotismo a cualquiera que la vea, y así ganó numerosas batallas.
Un día mientras participaban en una reunión, vio con malos ojos a algunos de los hombres que conversaban con ella.

Sophie le advirtió que podría ser traicionada, pero ella decía que aunque no confiaba plenamente en esas personas, la voz de un ángel le dijo que ganaría.
Sophie molesta se retiró de la reunión seguida por Katya.
Días después se enteró que Juana de arco había sido traicionada, capturada y quemada en la hoguera, fue ahí donde escuchó por primera vez la palabra Hunter.

Lamentó mucho esto, pero ya estaba cansada de esa guerra, Katya al parecer también, por suerte el sacrificio de Juana no fue en vano, ya que infundió en los franceses ese espíritu patriótico que tanto necesitaban. Las batallas fueron victorias decisivas, y así se mantuvo hasta la Batalla de Castillón, la última de la Guerra de Los Cien Años, con una aplastante victoria francesa. Asistió junto con Katya a una fiesta en París, para celebrar el final de la guerra, estaba alegremente conversando con Katya cuando un hombre las interrumpió.

– “Hola mi nombre es Jean Latoil, duque de Lorena. Usted señorita me parece una mujer muy hermosa y…”
– “Lo siento, no estoy interesada, ahora si me disculpa”; dijo tomando a Katya del brazo y saliendo del lugar.
A los pocos días, apareció Kumiko, con la cual tuvo una discusión.
Katya intervino y decidió irse un tiempo con Kumiko, a la cual consideraba también como su familia. Después de su partida empezó el acoso del despreciable Jean Latoil, que resultó ser también un vampiro.

Decidió irse de Francia por un tiempo, y vagó sin rumbo, llegó a Italia donde escuchó una leyenda muy interesante. Después de certificar que la leyenda era cierta, hizo un contrato con el familiar del volcán Etna. Después de esto decidió ir al Sacro Imperio Romano Germánico, que en ese momento vivía tiempos de paz.

Se encontraba caminando por un bosque al sur del Imperio cuando, escuchó a alguien correr, se apresuró a ver qué era y vio a una hermosa niña a punto de ser devorada por un lobo.
Ignis su familiar apareció y pareció decirle algo al lobo, a lo que él se agachó y luego se fue.
– “Whoah, gracias señorita”; dijo la niña maravillada al verlas a ambas.
– “No fue nada, dime dulzura ¿Cómo te llamas?”
– “Alysha”; dijo con una sonrisa.

Este encuentro marcaría el inicio de su amistad y gracias a esa niña, que pronto se convertiría en una adulta, vivió los momentos más felices de su vida.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 45

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 44 | Granheliostranslations

  2. DarkAngelJubey dijo:

    Gran introducción a la historia de esta chica, me agrada me imagino que en la segunda parte hablara mas de este encuentro tan apaciguo jejeje por lo otro una primera generación interesante muy interesante

    Le gusta a 1 persona

    • lycancito dijo:

      😀 Sip El encuentro de ambas supone un giro a ciertos acontecimientos.
      Pero lo chistoso viene en el sig cap 😀

      Me gusta

      • DarkAngelJubey dijo:

        valla jejeje eso es bueno, en din es cuestión de esperar el próximo cap. animo y esperando el reencuentro del grupo y la resolución de este recuerdo interesante.

        P.D.: mmmmm soy un jugador de rol y la verdad hay algo que estoy sospechando que pueda pasar con el hijo Sophie y Ethan el cual te pueden matar los lectores consta es una sospecha pero no quiero mencionarlo pero en fin suerte.

        Le gusta a 1 persona

      • lycancito dijo:

        😀 Bueno sólo queda que esperen unas 6 horas más 😛

        Me gusta

  3. DarkAngelJubey dijo:

    Ohhhh bien es solo esperar jejeje

    Me gusta

  4. eldegollado1 dijo:

    um realmente interesante la historia de como conocio a sophi wi xD, a esperar nomas el siguiente cap xD

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 46 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s