LIGHT AND DARK: Survivors cap 62

LYCANCITO

Uhm… Este capítulo será un poco revelador, Kukuku.
Ojo a las referencias.

LA BATALLA DE LAS MONTAÑAS MERIT  (Presentimiento)

NORTE

El ejército dirigido por las princesas chocó con el numeroso ejército orco.
El sonido de las espadas, hachas y demás armas orcas chocando con los escudos humanos, pudo escucharse hasta la misma cima de la montaña.
Gritos, rugidos y lamentos inundaron el campo de batalla, pronto el aroma de la sangre, podría olerse en el aire.

Charlotte desenvainó sus espadas y mientras mataba a cuano orco se pusiera en su camino, caminó en dirección hacia Loriac. Quien la esperaba con una sonrisa grabada en el rostro.

– “Maldito hijo de puta”; dijo Charlotte, corriendo y saltando, para luego descender su espada sobre él, quien levantó el bastón y pudo bloquear su ataque. Al ver esto, ella pisó tierra, empezó a atacarlo una y otra vez con sus espadas, pero al estar cegada por la ira, no pensó en los movimientos que estaba realizando, y fácilmente él era capaz de esquivar y bloquear.
– “Jajaja, sigue, sigue, pronto serás mía. Oh y las demás también, sé que tienes unas hermanas muy hermosas”
– “Muere, muere, muere”; decía Charlotte mientras atacaba infructuosamente.
– “Ya me cansé”; dijo Loriac saltando hacia atrás.
Ella corrió hacia él, cuando apuntó su bastón hacia ella y dijo:
– “Cadenas de la diosa”

Los pies de Charlotte fueron aprisionados de inmediato por ramas que salieron de la tierra, ella trató de cortarlas con sus espadas, pero estas se rompieron.
– “¿Qué?”; dijo sorprendida.
Dos ramas más salieron de la tierra y envolvieron sus brazos, dejándola indefensa frente a él.
Trató de zafarse pero fue inútil, su magia por otro lado, estaba siendo drenada y cada vez se sentía más cansada.

Loriac caminó hacia ella, riéndose.
– “Disfrutaré este momento”; dijo levantando una mano y cuando estaba a punto de tocar sus pechos, una flecha mágica lo hizo saltar hacia atrás.
Frente a él, el muchacho que anteriormente la había salvado, apareció nuevamente, montado sobre una hermosa centáuride albina.
Le dieron la espalda, Eyden desenvainó su espada y cortó las ramas.
Loriac se sorprendió, pensó que era una espada oscura, pero era más que eso, era la misma Espada abismal, y la centáuride que lo acompañaba, tenía el Arco de la luz.
– “Increíble, el Arco de la Luz y la Espada abismal, esto será emocionante”

Eyden sin prestarle atención le dijo a Urania que se la llevara, y de ser posible que la durmiera para que no despertara en un buen rato. Ella obedeció, y se alejó galopando, mientras mataba a cuanto orco osaba acercarse.

– “Pareces una especie de príncipe sacado de un libro, apareciendo justo en el momento que una damisela se encuentra en peligro, jajaja”; dijo Loriac.
Sin prestarle atención, Eyden sonrió y dijo:
– “Así que te gusta humillar mujeres ¿Eh? Pues veremos de que estás hecho, pequeño pedazo de mierda. Ah, te daré ventaja, ¿sabes? Te diré un secreto… no puedo usar magia, mi núcleo mágico está roto, por lo que no puedo usar ningún hechizo”
Loriac dejó de sonreír.
– “¿Por qué me dices eso?”
– “Porque… uhm… jajaja, morirás aquí, en este mismo campo de batalla”
– “Jajaja, sí que hablas mucho muchacho, sabemos que tu ejército está apostado en una segunda línea detrás de este estúpido ejército que atacó sabiendo que los superamos en número, apenas acabemos con ustedes iremos por los hombres lobo ubicados detrás de la montaña y luego saquearemos ciudades, asesinaremos a todos los hombres y violaremos a sus mujeres, jajaja”
– “Uhm… vaya, qué malo eres”; dijo Eyden en son de burla.
– “Ya me cansé de ti, Cadenas de…”
– “Crees que algo que vi, ¿Puede funcionar una segunda ves?”; dijo saltando, giró en el aire y atacó el brazo izquierdo de Loriac, quien bloqueó el ataque con su bastón. El choque de ambas armas creó una explosión de energía tal, que la onda expansiva mató a todos los orcos en un radio de 10 metros, felizmente.

Eyden saltó hacia atrás, riendo a carcajadas.
– “Jajaja, jajaja”
– “¿De qué te ríes?”
– “Recién me doy cuenta de algo, pero te lo preguntaré una vez te haga mi esclavo, ya que no puedo usar magia, pero tú sí… cough”; dijo, luego tosió.
– “Jajaja, sí que eres bien bromista, pero te quitaré esa sonrisa de la cara”
Loriac enterró su bastón en el suelo, y dijo:
– “Portal terrenal”

Un círculo mágico se creó debajo de ellos y los transportó a otro lugar.
Eyden miró a su alrededor, el lugar era un amplio prado, con verde pasto y flores de diversos colores. Una mujer estaría encantada de un lugar así, por lo que se le hizo raro el lugar que había escogido.
De pronto sacó su bastón del suelo, y todo se marchitó, dejando tan sólo un terreno baldío.
– “Empecemos”; dijo levantando el bastón, que se convirtió en una enorme hacha dorada con incrustaciones de turquesa y lapislázuli.
– “Así que es moldeable”; dijo Eyden.
– “Bueno, es que el color original no me gusta mucho, así que la teñí de color verde, pero parece que es imposible al momento de transformarla”
Dicho esto, Loriac corrió con el hacha con ambas manos levantadas por encima de su cabeza y la dejó caer sobre Eyden, quien dio una vuelta sobre sí mismo trazando un círculo en el suelo con la espada, para luego detener el hacha con ella, a tan sólo centímetros de su cabeza.
Como sucedió anteriormente, la onda expansiva envió ráfagas de aire cortantes a su alrededor. Los movimientos de Loriac eran muy rápidos para su tamaño, y Eyden sólo tenía la espada con la cual se defendía, por lo que simplemente retrocedía, esquivando y bloqueando sus ataques.
Loriac también sonreía, de un momento a otro, reunió toda su fuerza en un ataque, con la consigna de cortar su cintura en dos.
Eyden hábilmente lo bloqueó con su espada, pero lo mandó a volar, cayendo al suelo en mala posición y rodando durante unos segundos.
Loriac al verlo así, se abalanzó con el hacha hacia él y la dirigió hacia su cabeza, Eyden rodó hacia la izquierda, se levantó, giró en el aire, y lo atacó por ese lado. Loriac, soltó el hacha que se había enterrado en el suelo y cambió rápidamente la forma a una lanza, la cual detuvo el ataque de Eyden.

Este sonrió, atacando una y otra vez a Loriac, quien ahora se defendía, como al principio, de pronto sonrió, saltó hacia atrás y dijo:
– “Tierra de nadie”

Miles de estacas salieron del suelo, Eyden no pudo saltar a tiempo cuando su cuerpo fue atravesado por ellas, quedando empalado por el pecho, muslo y brazos, esto hizo que soltara la espada.
– “Cough…”; tosió Eyden, lanzando una bocanada de sangre; “Jajajaja… cough, jajajaja ¿Eso es todo lo que tienes?”

Loriac por primera vez se molestó, convirtió su lanza en una espada y caminó hacia él.
– “¿Últimas palabras?”
– “Sí, dime ¿Las mujeres orcas son hermosas? Creo que no, ya que siempre buscan a las de otras razas, jajaja”
– “Me encargaré de mostrarle tu cabeza a esas mujeres. Muere”; Loriac levantó su espada y la descendió sobre el cuello de Eyden, quien rápidamente sacó uno de sus brazos atravesados y detuvo al espada a sólo centímetros de su garganta, y sosteniendo al espada con una fuerza abrumadora.
Loriac de pronto sintió algo que lo hizo saltar hacia atrás y volvió a convertir su lanza en un bastón.
– “Lluvia de estacas de tierra”; un sin número de estacas cayó del cielo, generando grandes explosiones donde Eyden estaba recitando algo.
– “Yo, por medio del contrato que hice, pido el favor de las diosas, de tomar la forma de aquéllos seres con los cuáles comparto mi cuerpo y alma…”
– “Segador terrenal”; dijo Loriac, cuando un espectro salió de su bastón y con una hoz gigantesca se precipitó hacia la espesa neblina de polvo generada por las explosiones, con la consigna de cortarlo en pedazos.
Para cuando la neblina desapareció, Loriac retrocedió unos pasos ante lo que vio frente a sus ojos.

Piel oscura como la noche, ojos color carmesí, manos y pies convertidos en garras con un recubrimiento de fuego y dos alas de dragón llameantes en su espalda, le hicieron ver que había sido un error enfrentarlo solo.
– “Así que esta esta forma elemental que mencionó…”; dijo Eyden viendo sus manos llameantes, luego levantó la mirada y la centró en Loriac.

Eyden voló hacia él a una increíble velocidad, lo agarró del cuello y tiró al suelo, su cuerpo desapareció.
– “Jajajaja, ¿No decías que ibas a llevar mi cabeza a las mujeres que amo?”

En el último segundo Loriac creó un clon y saltó 10 metros hacia atrás.
– “¡Estacas de tierra!”; gritó levantando su bastón.

Las estacas fueron directamente hacia el cuerpo de Eyden, quien no hizo nada para bloquearlo, simplemente caminó hacia él.
– “Imposible”; dijo Loriac, al ver como las estacas caían sobre él, pero se deshacían o desviaban al chocas con su cuerpo; “Estacas de hielo, Estacas de fuego, Ráfagas de viento, Llamas del abismo”

Nada.
Todas las habilidades que le lanzó, tuvieron el mismo resultado.
– “Manos del…”; antes que terminara de invocar un nuevo hechizo, Eyden a una velocidad increíble voló hacia él, clavó sus garras en el pecho de Loriac y lanzó contra el suelo.

Loriac lanzó una bocanada de sangre al aire, y soltó el bastón.
– “¿Dónde quedó tu valentía?”; le preguntó con una sonrisa.
– “Nunca suplicaré por mi vida”; dijo él, sujetando el cuello de Eyden con su brazo derecho y apretándolo, cuando se dio cuenta que su cuerpo tenía la misma dureza de las escamas de un dragón.
– “Cometiste un gran error al meterte con Char, nunca debiste intentar siquiera mirarla. Óyeme bien, exterminaré a cada uno de tu raza, no quedará ni uno solo y tu reino, no será más que un mal recuerdo de las futuras generaciones que vivirán allí”
– “Jajaja, eso si puedes vencer a nuestro Líder, que en este momento te está observando a través de mis ojos”
Eyden lo miró por un instante, acto seguido insertó dos de sus dedos en la cavidad ocular de Loriac.
– “Ahhhhhhhhhhhh”; gritó de dolor, cuando Eyden le extrajo ambos ojos al mismo tiempo; “Maldita seas, mis ojos… mis ojos…”

Loriac empujó a Eyden, levantó sus manos para aplicar magia curativa en donde hasta hace unos segundos estaban sus ojos, y así cerrar la hemorragia.
– “Látigo de fuego”; creó uno en sus manos y empezó a moverlo de un lado a otro frenéticamente sin dirección, simplemente lo hacía por desesperación.

Eyden volvió a su forma humana, se sentía un poco débil, el pecho le dolía mucho pero aun así esquivó el látigo de fuego de Loriac.
– “Muere, muere, muere”; gritaba como loco.

Eyden contuvo la risa, cuando de repente escuchó una voz en su cabeza.
“Tómala… sangre… raza”
– “Otra vez esa voz”; dijo agarrándose la cabeza, mientras avanzaba a tomar la espada abismal, que había dejado tirada hace un rato.
La recogió y volteó, dirigiéndose hacia Loriac, en su camino tropezó con el Bastón antimágico y sonrió, lo levantó justo en el momento que uno de los Látigos de fuego se dirigió hacia su cabeza y este desapareció al mero contacto con él.
– “No puede ser”; dijo Loriac, retrocediendo.
– “Cadenas de la diosa”; dijo Eyden. Tal como había pensado, el bastón podía invocar hechizos; “Esto reemplazará a mi núcleo roto”

Loriac fue aprisionado por varias cadenas.
Eyden se acercó.
– “Me pregunto si funcionará”
– “Maldito humano, tú y tu raza serán”
– “Cállate”; el bastón emitió un brillo y fue silenciado, esto lo sorprendió, pero certificó sus dudas. Acto seguido levantó el bastón, tocó la cabeza de Loriac con ella y dijo; “Lectura mental”

Eyden vio pasar frente a sus ojos muchas cosas respecto a la vida de Loriac.
Se centró en los recuerdos más recientes, la guerra, la reunión con el Líder y descubrió algo que lo hizo desconectarse.
– “No puede ser”; dejó de sonreír y se puso furioso.

No quería perder la calma, así que se tranquilizó, miró con asco a Loriac, levantó su espada y deshizo el hechizo.
– “¿Últimas palabras?”
– “Jajaja, pobre idiota, yo solo soy  un instrumento, y mientras tú pierdes tiempo aquí conmigo, cierta persona disfrutará bañarse con la sangre de las mujeres que amas. Explosión corporal”
Antes que pudiera reaccionar, el cuerpo de Loriac explotó, lanzando a Eyden muy lejos.
– “¿Qué quiso decir con…?”; dijo levantándose.

Eyden sintió un intenso y terrible dolor en el pecho, pronto lágrimas empezaron a caer al suelo, cuando pudo escuchar el grito de una mujer en su mente.
“¡Eyden!”
– “No… no puede ser… Portal terrenal”

 [[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en LIGTH AND DARK, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a LIGHT AND DARK: Survivors cap 62

  1. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 61 | Granheliostranslations

  2. Cooper Dark dijo:

    O las estan matando o el tipo contra el que pelea alexia la vencio y la esta violando. Ah,bueno 😑. Veamos en el proximo capitulo a ver que sucede pero conociendote se puede deducir que va a ser algo muy muy malo.

    Le gusta a 1 persona

  3. eldegollado1 dijo:

    grax x el cap, se muere la dragona cuando se comio al general noooooooooooooooo xD

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 63 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s