LIGHT AND DARK: Survivors cap 49

LYCANCITO

Hay muchas formas de responder ante un problema, algunos lo toman mal, muy mal y se deprimen….. otros como Eyden, bueno… lo toman así….

INDIFERENCIA Y JÚBILO

Eyden dormía en su habitación, rodeado de las mujeres que lo amaban, y que estarían dispuestas a dar la vida por él. Había pasado una semana entera, y ni él, ni Charlotte habían logrado despertar.
Ashlyn después de ver a Eyden tan malherido no cesó de llorar, Lorelei tuvo que usar magia para hacerla dormir, pero cuando despertaba era lo mismo, así que le dijeron que era prioritario que no llorara, para que él pueda despertar rápidamente. Esto logró que dejara de llorar, además del hecho que venía cada mañana a darle un beso, esto debido a una historia que había leído.

Minutos antes que Eyden despertara, Alexia en un acto de locura, después de agotar su magia en la curación de Eyden, al igual que las demás; se dirigió a la habitación donde descansaba Charlotte.
Al verla tan tranquila descansando, levantó en alto su mano, donde creó un puñal de hielo .
– “Tú eres la culpable”
– “¡Ale, no!”; gritó Shayla, saltando hacia ella. La había seguido desde que salió de la habitación. Sostuvo su brazo que se precipitaba hacia el cuello de Charlotte. Luego la giró y ambas cayeron al pie de la cama.
– “¿Por qué? ¿Por qué? Ella… ella es la culpable, lo vi todo, de no ser por su estúpido complejo, Eyden no habría quedado en ese estado”; dijo llorando en los brazos de Shayla, que acariciaba su cabeza.
– “Eyden se molestaría mucho contigo si lo haces”; dijo tratando de calmarla.
– “¿Sabes lo que significa cierto? Al fragmentarse ya nada será lo mismo. No podrá volver a usar magia”
– “Lo sé”
Alexia hizo a un lado a Shayla, se puso de pie, y miró con cierta molestia a la chica rubia que yacía dormida en un sueño profundo, y que sobrevivió de milagro, gracias al sacrificio de Eyden. En ese momento 2 maids entraron y al verlas se miraron confundidas.
– “Ya nos retiramos”; dijo Alexia antes de fulminarlas con la mirada. Un escalofrío recorrió el cuerpo de ambas. Shayla la siguió.

Para cuando Alexia entró nuevamente a la habitación, vio a todas mirando a Eyden con tristeza. Lorelei, Krissel y Aysel estaban sentadas frente a la cama en una larga silla, Misha estaba a su lado derecho, y Urania se hallaba de pie a un lado de la puerta.

Eyden tenía una mano levantada, que trataba de agarrar algo invisible. Al notar que Alexia y Shayla ingresaron, las miró durante un momento y dijo:
– “Hola ¿Cómo se encuentra Char?”

Alexia trató de contener su furia, y respondió:
– “Las mujeres que convertiste lo hicieron muy bien, le salvaron la vida, aunque tú hiciste todo el trabajo”
– “Me alegro, bueno, es hora de ir al campo de batalla”; dijo sentándose en el borde de la cama.
Alexia se sorprendió de que nadie dijera nada, y se molestó aún más.
– “Eyden, ¡No irás!”; gritó.
– “Lo siento Alexia, pero nunca falto a mi palabra, les prometí ayudarlas y es lo que pienso hacer, ha pasado 1 semana, sé que no estoy recuperado, pero dejé a Neferet allí. De seguro debe estar enojada, jeje”

Alexia se quedó sorprendida ante su respuesta.
– “Urania, sé que lo que te pido es difícil, pero ¿Podrías llevarme?”; preguntó Eyden.
– “Claro”; contestó.

Por impulso y confundida, Alexia la tomó del brazo.
– “¿Qué les pasa? ¿Acaso no ven que…?”; dijo ella con lágrimas en los ojos.
– “¡Alexia detente!”; gritó Eyden; “No me arrepiento de haber hecho lo que hice, y si me preguntas, lo haría con gusto y placer nuevamente si alguna de ustedes se encontrara en esa situación. Vi a mi madre ser violada frente a mis ojos ¿Crees que dejaría que eso ocurriera nuevamente? ¡No! Sé que tal vez nunca vuelva a usar magia, pero eso no detendrá los planes que tengo. Seguiré con la frente en alto, no me doblegaré ante nada ni nadie, ¿Me oíste? Deja de tratarme como un niño, hace mucho que dejé de serlo”

Aysel al escucharlo, se sintió un poco mal al ver la fortaleza de Eyden.
Alexia cayó al suelo soltando el brazo de Urania, lo miró durante un instante con lágrimas en los ojos.
Tambaleándose, Eyden caminó hacia ella, se arrodilló y mientras acariciaba su mejilla le dijo:
– “Sé lo que sientes, pero no me arrepiento de nada”
– “Luchaste tanto para obtener poder, y ahora todo se ha esfumado”
– “¿Y quién dice que el poder sólo se obtiene mediante magia? Aún poseo las enseñanzas con la espada que me brindaste, la agilidad y resistencia de un hombre lobo, y también las habilidades Encanto y Lascivia que trajo felicidad a muchas de las chicas aquí presentes, incluyéndote”; dijo sonriendo.
Ella lo miró sorprendida, y se rió.
– “Ja, ni siquiera ahora puedes dejar ese tema aparte”
– “Alexia, no me gusta verte llorar, ni a ti, ni a nadie”

Ella entonces se dio unas palmadas en las mejillas, se puso de pie y dijo:
– “Está bien, irás, pero te acompañaremos”
– “Yo opino igual, tal vez vuelvas a cometer otra estupidez, o acaso una peor, y si es así, pues compartiremos las consecuencias que aquello acarree”; dijo Krissel.
– “Sí, iremos”; dijo Aysel.
– “Esperen… ¿Quién dirigirá la nación si todas….?”; trató de objetar.
– “Eso se puede resolver rápidamente”; dijo Urania; “Si quieren, y debido a que pronto seremos familia, mis padres tal vez…”
– “No me parece una mala idea, Urania podría dirigir el ejército, y sus padres quedarse”; Shayla tenía un buen punto ahí.
– “Pero…”
– “Nada de peros, te acompañaremos”; sentenció Alexia.
– “Está bien”; Eyden suspiró; “Muy bien, pero seguirán mis órdenes”

Todas asintieron.

– “Krissel, Aysel, necesito que vayan a la frontera y se encuentren con Alice, Michelle y Ellie, que de seguro deben estar aburridas de tanto esperar”
– “//Entendido//”; dijeron al unísono, saliendo de la habitación.
– “Urania, ¿Puedo montarte?”
– “¿Eh?”; sorprendida preguntó mirando a su alrededor; “¿Aquí?”
– “No, no me refiero a eso, sino que quiero que seas mi… ¿montura?”; dijo él, pensando que tal vez ese término la hiciera enojar.
– “Oh, bueno, por mí no hay problema”; sonrió.
– “Muy bien”; esta vez se dirigió a Lorelei; “Quiero que vayas con Kirie al frente de batalla y ayudes a Neferet, sería ideal que partieras ahora. Ha pasado mucho desde ese día”
– “Sí, Kirie, vamos”; sin perder tiempo, Lorelei pasó por el costado de Misha, abrió la ventana, y  saltó fuera. Kirie agrandó su cuerpo de inmediato tomándola en su lomo, y para luego ambas perderse en el horizonte.
– “Misha, quiero que traigas todos los libros referentes al continente Draconiano”
– “Sí”; Misha dio un salto por encima de la cama y luego salió corriendo de la habitación.
– “¿Eyden, qué quieres del continente draconiano?”; preguntó Alexia.
– “Simplemente cumplir mi palabra”
– “¿De qué hablas?”; preguntó ella.
– “De nada, ehm… Shayla ¿Crees poder llamar a Griphy?”
– “En estos momentos se halla en el puerto…”
– “Excelente, es justo lo que quería, pero necesito de alguien que pueda dirigir a la flota naval. Shayla, ¿Crees poder hacerlo?”
– “Uhm… no lo sé, sería la primera vez que dirija un barco”
– “Eso complica las cosas…”
– “¿Por qué no le das el mando a Jill? Su padre perteneció a la Flota Naval de los Elfos de la Luz”; dijo Alexia.
– “Sí, tienes razón, lo había olvidado”; Shayla apoyó su opinión.
– “Uhm, no creo que esté muy alegre de escucharme después de lo que pasó la última vez. Shayla, ¿Podrías decírselo?”
– “Está bien”; ella hizo una reverencia y se marchó.
Sólo quedaron Urania, Alexia y Eyden en la habitación.
– “Urania, Alexia, vayan a informar a todos los líderes de mi decisión, hoy mismo partiremos al campo de batalla”
– “//Sí//”; se retiraron.

Una vez solo, Eyden siguió el aroma de Charlotte, llevándolo al baño de la mansión, entró y vio a 2 maids bañando a Charlotte.
Ellas se detuvieron al verlo, pero él les dijo que continúen.

Charlotte no era alta como Ámbar, ni tan voluptuosa como Elise, su cuerpo delgado y desarrollado, aunque un tanto infantil, le daban ese toque de ternura que a él le fascinó cuando la conoció por primera vez.
Era básicamente la imagen que él tenía de ella de niña, sólo que un poco más grande. Sus pechos no eran grandes, ni tampoco pequeños, estaban en lo normal; su rostro ahora lucía mejor, después de que las chicas se encargaran de ella. La imagen de su rostro cuando la encontró, hizo que sintiera una profunda ira, las cicatrices quedarían perennes en su piel la marcarían de por vida. Tal vez si la convertía podría haberla ayudado, pero la transformación en un estado así, sólo podría conducir a su muerte. Esto debido a la gravedad de sus lesiones.

El verla desnuda, lejos de excitarlo, le hicieron tener un profundo odio a ese orco, que osó tocarla y humillarla de esa manera.
Una vez terminaron de bañarla, él se encargó de llevarla a la cama.
Mandó que le trajeran una silla y se sentó a esperar, después de todo Alexia y Urania seguro vendrían cuando todo esté listo.

Un par de horas después y cuando él pensaba marcharse, notó que Charlotte abrió los ojos.
– “Al fin despertaste, Char”; dijo sonriéndole.
Charlotte abrió y cerró los ojos rápidamente, luego los abrió tanto que pareciera que se saldrían de sus órbitas.
– “¿Eyden?”
– “Así es”
– “Ey… ouch”; trató de levantarse, girando su cuerpo, pero un terrible dolor en piernas y brazos la hizo caer hacia un lado de la cama.
Eyden saltó rápidamente y la sostuvo antes que tocara el piso.
Ella se sonrojó, se quedó mirándolo durante un rato, cuando un río de lágrimas cayó de sus ojos.
– “Eyden, Eyden, Eyden, Eyden…”; decía una y otra vez, después pareció recordar algo, y con sus brazos lo alejó de ella; “No, no me toques, estoy sucia, estoy…”
Eyden se lanzó en pos de ella, la abrazó, a pesar del dolor que le causaba ella se resistía, después de todo la idea de haber sido deshonrada le hizo sentir asco de su propio cuerpo.
– “No pasó nada, Char, no pasó nada, llegué justo a tiempo”; dijo sujetándola firmemente de su rostro, para luego darle un profundo beso.
Luego de separar sus labios, ella se acurrucó en su pecho.
– “Mi príncipe…”; dijo para luego caer dormida en sus brazos.

Después de acostarla nuevamente, salió de la habitación, donde 2 maids se hallaban de pie.
– “Cuídenla”; les ordenó, y acto seguido fue a buscar a Misha, quien estaba en su habitación, con varios libros tirados por todo el lugar.
Esto le sorprendió, ya que era muy cuidadosa con los libros.
– “Y pensar que amabas los libros…”
– “Disculpa el desorden pero estoy buscando lo que me pediste, había un libro que traje que hablaba sobre ese tema, estoy segura que lo traje”; dijo apenada.
– “¿Cómo es? Te ayudo a buscar”
– “Es un libro de color rojo, lleva un símbolo con forma de dragón en la primera página”

El cuarto de Misha más parecía una biblioteca, había 6 estantes llenos de libros y… todos eran rojos. Le ayudó a buscar hasta que ella se detuvo, y dijo:
– “Lo encontré”; saltó y agitó su cola de un lado a otro, mientras se acercaba; “Toma, cuídalo”
– “Claro que lo haré, pero yo que tú le cambiaría de color a la tapa de los libros”
– “Eso es un acto terrible, no podría hacer eso, y para que lo sepas. La tapa roja representa una forma de tributo a la primera era. Por ejemplo, este libro representa a la segunda era y ese de allí a la tercera era, y…”
Eyden de dio un beso de improviso, más que todo para que se callara, puesto que si seguía hablando tal vez no pararía.
– “Eyden, una pregunta, ¿Para qué lo necesitas?”
– “Niv, tiene una hermana en ese territorio, la verdad es que me siento incómodo cada vez que les pido a ellas que me presten a sus familiares, quiero tener uno”
– “Es debido a que perdiste tu nú…”; se calló, pensando que dijo algo malo; “Lo siento, no quería…”
– “De qué hablas, no me molesta, perdí mi núcleo y qué, estoy vivo, es lo que importa”
– “Pensé que reaccionarías de otra forma, todas comentaban como lo tomarías y lo hiciste de una manera muy calmada. Oí decir a Urania de manera orgullosa  que había encontrado al hombre perfecto”
– “Exagera… pero, ¿Sólo tienes este libro?”
– “Lo siento, pero es el único que habla sobre ese tema, los demás hablan sobre sirenas, hadas, duendes, unicornios, etc, animales que en su tiempo existieron y que ahora se encuentran extintos”
– “O tal vez escondidos, recuerda a Krissel, Aysel, Alexia, Niv, hasta hace unos años pensaron que sus razas se habían extinguido”
– “Uhm… tienes razón”
Eyden leyó por un rato el libro, y encontró la mención del fénix de fuego, un ave que reside en el volcán central Draconiano, de esta manera se le conocía a la raza de los dragones.
“Hablando de eso ¿Dónde dejé la espada? Mierda, cómo pude perderla”

Alexia y Urania aparecieron al poco tiempo, diciendo que todo estaba listo.
Ashlyn estaba con ellas y se alegró al verlo y después de intercambiar dulces palabras con ella, decidió llevarla.
– “Es peligroso para una niña…”; trató de decir Alexia, pero al ver que ella se aferró a sus piernas y la miró con ojos llorosos, accedió.
“Su poder de ternura sobrepasa los límites establecidos”; pensé.

Horas más tarde y reunidos fuera de la ciudad, un ejército multirracial de más de 20 000 soldados emprendió la marcha. Estos se reunirían a los más de 5000 hombres lobo que habría en la frontera y una reserva de 500 se encargaría de cuidar la frontera con Krevatz, una medida necesaria, después de todo él no confiaba en el Consejo.
Habiendo avanzado unos pocos kilómetros, un caballo detrás de nosotros corría a toda velocidad, teniendo como jinete a una hermosa mujer rubia de ojos azules.
– “Deberías quedarte en la mansión y…”; traté de decir al verla acercarse.
– “No, las heridas se curarán en el trayecto”; dijo sonriendo, de pronto miró a mi alrededor, al verme rodeada de varias mujeres de diferente raza; “Es cierto Eyden, ¿Quiénes son todas ellas? ¿Por qué hay tantas mujeres alrededor tuyo? ¿Cómo es que diriges un ejército multirracial? ¿Qué te ha ocurrido en todo este tiempo?”
– “Creo que es un poco tarde para preguntar eso, ¿No crees?”; dijo él.
En ese instante, Shayla que llevaba en brazos a Ashlyn, se acercó.
– “Dice que quiere estar contigo”
– “¿Urania?”; preguntó Eyden.
– “No me importa”; dijo ella.
– “¿No me digas que…?”; Charlotte se quedó con la boca abierta, pensando que la niña era hija de Eyden y Shayla.
Urania fue la que habló.
– “Todas somos las futuras esposas de Eyden”; dijo.

Alexia, quien horas antes trató de matarla, se acercó a ella y le dijo:
– “Es una historia muy larga, yo te la contaré…”
Acto seguido retomaron la marcha, con dirección al campo de batalla.

…………………………………

Aysel y Krissel en tiempo récord de 6 horas llegaron a su destino.
Por medio del olor, detectaron a Alice, Michelle y Ellie, quienes habían construido una cabaña cerca de la frontera entre Fnor, Krevatz y Strauss

Les comunicó la orden Eyden y lo que le había sucedido. En un principio se preocuparon pero después le fueron indiferentes.
– “Es Eyden, estará bien”; dijeron.

Incluso ellas que pasaron más tiempo con él se sorprendieron, al recibir la noticia de manera más calmada.
Dicho esto y después de seguir las órdenes de Eyden, las tres se transformaron a su forma lobuna.
Es extraño que no hubiera una riña entre ellas, sabiendo lo que sucedió apenas se conocieron. Alice entonces notó un aroma muy extraño venir de ellas, y rápidamente se convirtió en humana y dijo:
– “Inspección”

Una extraña energía de color verde salió de su mano y cubrió tanto a Krissel como Aysel, la primera se movió rápidamente y la agarró del cuello.
– “¿Qué tratas de hacer?”
– “Sólo quería revisarlas, y creo que deberían ir a la mansión, y no al frente de batalla”
– “¿A qué te refieres?”; dijo Krissel.
– “¿Acaso no lo han notado? Están embarazadas”; dijo sin ninguna delicadeza, con cierta envidia.
Michelle y Ellie se mostraron sorprendidas, pero Krissel lo estuvo más, la soltó y retrocedió.
– “Eso es imposible para los de mi raza”; dijo ella incrédula.
– “Pues parece que no, lo presentía desde que las conocí, el aroma era muy leve, pero ahora se ha intensificado, creo que tienen entre 3 a 4 semanas de embarazo, me sorprende que no lo hayan notado. ¡Qué suerte tienen! Felicidades”; dijo con una sonrisa.

En ese momento Krissel volteó a mirar a su hermana, que tenía ambas manos sobre su rostro y la miraba sorprendida, lloraba.
Con lágrimas en los ojos, descendió ambas manos a su vientre y mirando a su hermana, que sonreía, dijo:
– “Voy a ser madre… voy a ser madre”
Aysel se acercó a ella y la abrazó.
– “Felicitaciones Krissel”; dijo ella.

Fue entonces que por primera vez en su vida, Krissel lloró de tanta alegría, un deseo que tuvo por siglos, y que no era más que un sueño, una vaga ilusión, se había transformado en realidad.
La primera vampira en la historia, que quedaba embarazada.

 [[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en LIGTH AND DARK, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a LIGHT AND DARK: Survivors cap 49

  1. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 48 | Granheliostranslations

  2. Cooper Dark dijo:

    Mentira, la primera vampira embarazada en la historia fue Sophie. Yo pensaba que Eyden iba a tocar fondo con eso de que ya no podrá usar magia pero también me agrada como se mantuvo con la frente en alto. Veamos que sucede en ésta guerra y si en un futuro Eyden logra obtener un familiar.

    Le gusta a 1 persona

  3. eldegollado1 dijo:

    grax x el cap, bueno de las gemelas ya me lo venia venir de tanto q cazaban xD, ahora de q quiere ir al continente draconiano me parece q en esa semana en coma algo paso en su mente xD, lo tercero seria “cogun cogun” “EL FAMILIAR NO ERA UN DRAGON”, jhonas nos an apuñalado la esperansa del dragon familiar, ah al menos a una draconiana tipo vesta para el harem la esperamos con imagen xD

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 50 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s