LIGHT AND DARK: Survivors cap 37

LYCANCITO

Uhm… Me pregunto si se confundirán… bueno no importa :v
En este cap doy inicio a lo que será el comienzo de la venganza, para lo cual tengo algo reservado….

FURIA

– “Aysel, ¿sólo es necesario de una mordida para convertirse?”; le pregunté.
– “No, es necesario que cedas parte de tu sangre al igual que cuando uno se convierte en vampiro”
– “¿Por qué?”
– “Porque aquéllos que no reciben la sangre de su creador, se vuelven títeres de este, y nunca vuelven a tomar forma humana, aunque su transformación es mucho más rápida, reducida a poco menos de media hora, se les conoce como salvajes”

Esa información fue vital para mi plan, aquella conversación la tuvimos después de uno de los entrenamientos, cuando aún era un niño.

Bajo la luna, escuchaba tranquilamente los gritos de dolor de cientos de personas que habían sido atacados por mí, era música para mis oídos.
Fui suave a mi parecer, ya que los mordía y me retiraba, aunque después de tanto hacer eso mi apetito generó que devorara a 2 niños de entre 8 y 10 años.
Para que no sufrieran, los agarré de la cabeza con mi hocico y torcí el cuello.

Debido a que bebés y niños no servirían para mi propósito, y puesto que los hombres lobo al despertar tendrían un hambre atroz, los dejé en sus casas, sin tocarlos, sus padres, hermanos, amigos y conocidos se encargarían de tal propósito.

No pasaría mucho para que los gritos fueran reemplazados por un apacible silencio, las calles se tiñeran de grana, y el olor a sangre impregnara el aire.

– “Parece que ya es tiempo”; dije cambiando a mi forma lobuna. Acto seguido, me erguí sobre mis patas traseras y aullé; “Auuuuuuuu”
Esto atrajo la atención de todos, algunos subieron a los techos de las casas, otros se reunieron en las calles, finalmente los que aún comían los restos de infantes, se detuvieron. Todos se apoyaron sobre sus patas traseras, levantaron sus cabezas y aullaron.
– “Auuuuuu”

Así inicié el reclutamiento forzado.

Al día siguiente desperté en un bosque cerca de la ciudad amurallada, completamente desnudo, los hombres lobo que había reclutado estaban a mí alrededor, descansando, como alguien mencionó, no volvieron a su forma humana.
Me puse de pie, busqué en el mapa mi próximo objetivo, había 2 ciudades cercanas. Me concentré.
“Despierten”

Ellos al instante obedecieron, abrieron sus ojos, se levantaron y mostraron sus colmillos; podía sentir su sed de sangre.

Me transformé a hombre lobo, y los encaminé a las dos ciudades seleccionadas, que estaban a unos cuantos kilómetros.
Los ataques a las ciudades amuralladas se realizaban de igual manera, primero eliminar los guardias, trancar las puertas y luego ingresar.

Es interesante, cada uno actúa con total libertad, pero dentro de los límites que les permití, los cuales eran 2 simples reglas, morder a los ciudadanos y retirarse, sólo eso.
Pensé que no seguirían mis órdenes, pero los neófitos lo hicieron, y de tal manera que me hizo ver como una especie de director de alguna escuela.
En ese momento se me ocurrió algo.
Había una ciudad amurallada al norte de la capital, Lovry creo se llamaba, en ella había una escuela de magos de batalla exclusivo de sólo mujeres.
Sonreí ante la idea de tener un harén repleto de ellas, aunque luchar sería un incordio, los hombres lobo que tenía bajo mi mando en este momento, eran prescindibles, por lo que no vi el problema de atacar, aunque antes tendría que internarme en ese lugar. Para sufrir las menores bajas posibles.

Puesto que siempre las ciudades que tienen escuelas están protegidas por un campo mágico alrededor, sería difícil atacar desde fuera.
Con el pasar de los días y atacando diferentes ciudades, pensaba en las acciones a tomar en contra de esa ciudad, hasta que llegó el día en el que finalmente lo haría.

Había logrado reunir ya a miles de hombres lobo, los cuales para no llamar la atención avanzaron por las diferentes montañas boscosas que dominaban el Principado de Kratz.
Y mientras los dejé descansando allí, esta sería la primera vez que realizaría un increíble uso de las habilidades “encanto y lascivia”

……………………………………………..
El experimentado y veterano general Kail Nath, trataba de mantener el orden entre los lanceros que estaban en primera línea y se encargarían de resistir el embate de los hombres lobo, los cuales eran miles y superaban en número.

Los lanceros poseían lanzas mágicas, que no eran más que simples lanzas con la única diferencia que la punta estaba recubierta por magia y del cual saldría un haz de luz mágica que normalmente barría con 4 hasta 5 filas de enemigos, esto generó la confianza del general, pero no contaba con un detalle muy importante, y era respecto a la ciudad de Lovry.

Cuando el hombro lobo azul, junto a uno de color naranja y otro crema aullaron y dieron inicio a la batalla, sucedió algo que le hizo saber que su destrucción era inminente.

Una hilera de lobos de distintos colores de pelaje, avanzaron junto a los 3 mencionados, cuando una lluvia de flechas cayó sobre ellos y ante la mirada sorprendida de todos, una barrera mágica se formó delante de su avance como una especie de escudo, que deshicieron las flechas al tocarlo.

– “¿Magos?”; dijo incrédulo.

Y como respondiendo a su pregunta a tan solo 20 metros de ellos, toda la hilera de hombres lobo volvió a su forma humana.
Decenas de chicas desnudas se hallaban de pie, levantando lentamente sus manos, esto en otro momento haría que los soldados se sientan excitados, pero lo que sucedió después no dejaría siquiera que pudieran apreciar la vista.

Sólo había un hombre y este se ubicaba en medio, mucho más atrás, hombres lobo esperando como si de una tempestad se tratara, para destruir todo a su paso. Nath miró a la cima de la montaña, buscando a Gérard, quien lucía sorprendido ante lo que veía.

De pronto, el infierno se desató.

Todas las chicas levantaron sus manos al cielo, y decenas de hechizos elementales cayeron sobre ellos.
Gérard al ver esto, desmontó de su caballo y creó una barrera por encima de los caballeros, mientras los magos de batalla intentaban contener la gran cantidad de hechizos.
Nath, no lo pudo creer, antes que siquiera diera la orden de cubrirse, estacas de fuego atravesaron su cuerpo, matándolo instantáneamente.
Los lanceros al no tener una manera de protegerse, debido a que la barrera creada no los cubría también a ellos, empezaron a  ponerse nerviosos.
Al ver esto, Eyden lanzó a todos los hombres lobo al ataque en un movimiento de tenaza, de esa manera ni uno sólo sobreviviría.
Los arqueros dispararon sus flechas pero tanto las chicas a su derecha e izquierda crearon escudos mágicos que protegieron a la horda de hombres lobo, que avanzaban rápidamente a través del campo de batalla, para luego llegar frente a los lanceros, donde trataron de defenderse colocando sus lanzas al frente y formando una V, para no ser tomados por los flancos y resistir el embate impulsivo de los hombres lobo.
Las puntas de sus lanzas brillaron, un haz de luz mágica salió de ellas logrando matar a algunos hombres lobo, esto no los detuvo, sólo siguieron avanzando.
Al estar a poca distancia saltaron y pesar que la primera línea de hombres lobo que atacaron fueron empalados, los que iban detrás de ellos, los usaron para impulsarse y caer encima de los asustados lanceros ubicados detrás.

En ese momento, empezó la masacre.
Las garras de los hombres lobo rompieron las lanzas de sus enemigos,  sus fauces hallaron en la carne de estos un alimento exquisito, la sangre tiñó el suelo de rojo y los gritos subieron al cielo clamando por piedad

Eyden vio con una sonrisa grabada en el rostro, ebrio de júbilo, como sus mascotas asesinaban a los lanceros, algunos hombres lobo lanzaban soldados al aire, para luego varios saltar y partir en el cuerpo de los desgraciados en dos, otras veces los desmembraban o los mataban rápido.

Gérard veía como la línea delantera era prácticamente aniquilada, pero no podía atacar debido a que si lo hacía la barrera que protegía tanto la caballería como a los soldados caería.
Y en un intento estúpido por tratar de cambiar el curso de la batalla, ordenó a la caballería atacar por los flancos.

Estos salieron de entre los árboles, pero para sorpresa de ellos, los hombres lobo ya los habían percibido, y es que nada puede engañar a su olfato.

– “A la carg…”

Muchos hombres lobo voltearon y corrieron en dirección hacia ellos, saltaron empujando a los jinetes de sus caballos y clavando sus dientes en la carne de estos, devorando sus entrañas, bañándose con su sangre.

Eyden empezó a reír, cuando una hermosa chica de cabello crema, y ojos azules, se arrodilló frente a él y empezó a hacerle una felación, mientras otra chica de cabello y ojos anaranjados, movió ligeramente su cabeza a su lado derecho y lo besó, un beso tan salvaje donde sus lenguas juguetearon entre sí.
Seguidamente, otras mujeres dejaron de lanzar hechizos y ante la mirada de envidia de algunas, en especial una mujer madura que lideraba a las demás, se acercaron y turnándose para el momento en el que cada una pueda tomar en sus labios el pene erecto y palpitante de Eyden.

Gérard no podía creer lo que veía, el muchacho prácticamente estaba súper relajado, mientras algunas chicas jugaban con su parte inferior. Esto lo hizo entrar en cólera, ordenó a sus magos ocuparse de colocar la barrera e ir retrocediendo poco a poco.

Tomó las riendas de su caballo y galopó montaña abajo, en su camino, ordenó la retirada de los caballeros, que apresurados, empezaron a subir la cuesta.

Creó dos espadas de fuego, con las cuales se defendió de dos hombres lobo que lo atacaron. Uno terminó decapitado, el otro perdió sus extremidades. Como dicen, algunos nacen para luchar y otros para dirigir, él era de los primeros.

Con una furia incontenible, avanzó asesinando a varios hombres lobo que encontró en su camino.
Un hombre lobo tumbó a su caballo, pero antes que este cayera, él saltó mientras lanzaba desde el aire cientos de estacas de fuego que salieron de su mano, que lograron empalar a los que se hallaban debajo de él, sin distinción de si eran aliados o enemigos.

Dos, cuatro, seis…; el número de hombres lobo asesinados por él iba en aumento, esto era debido a que era un experimentado guerrero, adicionado a que estos no pensaban en maniobras sino que simplemente atacaban.

Eyden por otro lado veía curioso lo que pasaba, era un pésimo líder pero un hábil guerrero.
Después de eyacular en la cara de cuatro chicas, las cuales habían recibido con una gran felicidad aquél líquido espeso y blanco. Cogió del brazo a la chica que había besado previamente, la colocó bruscamente delante de él y empujó hacia adelante sujetándola de la cintura.
Ella apoyó sus manos en el suelo, abriendo un poco sus piernas, cuando sintió el ardiente pene de Eyden penetrando su vagina, un hilo de sangre descendió por su pierna, que fue lamido por una de las chicas que se encontraban a milímetros de ella. Era su primera vez, pero al parecer a Eyden no le importó, ya que la sujetó del cabello, y empezó a moverse hacia adelante y atrás de manera brusca. Ella gritaba de dolor, debido a la forma salvaje con la cual él actuó, pero poco a poco aquélla sensación fue convirtiéndose en una de placer.
– “Ahhhhn, aaahhhn… ughnn…”; gemía, hasta que otra mujer la cogió del rostro y devoró a besos.

Gérard avanzaba frenético, dejando tras de sí varios cuerpos de hombres lobo. Debido a su intervención, los pocos lanceros y jinetes que quedaban, recuperaron el impulso y batallaron ferozmente. Es increíble lo que puede lograr el hecho de ver a tu líder peleando junto a ti.
Los magos de batalla estaban imposibilitados de atacar, las magas enemigas lanzaban un hechizo tras otro, y si la barrera cedía pues la batalla terminaría inmediatamente.
Los arqueros eran inútiles en esta situación, así que sólo se dedicaron a cubrir a los caballeros que se retiraban.
Gérard una vez logró abrirse paso, recubrió sus pies con magia de viento, y corrió al encuentro de Eyden, que mantenía sexo con sus subordinadas.
Su furia era tal, que las venas de su frente parecían querer reventar en cualquier momento. Ver aquél acto era una completa falta de respeto, él lo veía de esa manera, a pesar de las cosas atroces que cometió.

– “Ahhhhhnn”; con un grito, la chica de cabello anaranjado, cayó hacia adelante, siendo sostenida por las chicas que habían disfrutado bucalmente del pene de Eyden, mientras de su vagina, un líquido espeso y blanco caía lentamente.

Eyden se transformó, dejándolas atrás y corrió al encuentro de Gérard.

Ambos eran rápidos, y saltaron al mismo tiempo.
Gérard trató de decapitar a Eyden, pero este simplemente sonrió y sujetó los brazos de Gérard con sus garras.
Sonrió, ante la mirada sorprendida de Gérard, y el impulso de Eyden, lo tumbó al suelo, y rompió los huesos de sus manos.
– “Ahhhhhhh”; gritó de dolor.

Eyden volvió a su forma humana, se separó de él , lucía tranquilo, a pesar de odiarlo con toda su ser y  le dijo:
– “Anda, levántate, usa magia o lo que sea te demostraré que te metiste con la persona equivocada y que cometiste un gran error al dejarme con vida”

Gérard se levantó, sus manos estaban deformes y colgaban, debido a los huesos rotos.
– “Nunca pensé que fueras tan cobarde, dejar a tus aliados, para que cuando estén debilitados tú aparezcas como un salvador ¿De quién fue esa idea? Es lo más estúpido que he escuchado en toda mi vida”
– “¿Cómo…?”
– “Oh, vamos, eso es fácil de deducir si piensas como un completo imbécil”
– “¿Quién eres?”; preguntó.
– “¿Acaso no me recuerdas?”; dijo esta vez un ligero brillo de sus ojos, hizo que este se arrodillara contra su voluntad.
– “¿Qué demonios?”; dijo al estar arrodillado y levantó la cabeza.
– “Mira bien mi rostro, míralo bien. Seré yo el que te haga pasar por la mayor humillación, después de todo, habrán personas que te querrán ver de esa manera, arrastrándote como un gusano, y no me detendré aunque me pidas piedad”; Eyden levantó un brazo y con su mano se sacó el ojo derecho, que de inmediato se volvió blanco, era un cristal.

Un escalofrío y ligero temblor recorrió el cuerpo de Gérard al verlo.
– “No puede ser ¿Eres…?”
– “Sí, soy Eyden Strauss, y vengaré lo que le hiciste a mis padres”

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en LIGTH AND DARK, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LIGHT AND DARK: Survivors cap 37

  1. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 36 | Granheliostranslations

  2. eldegollado1 dijo:

    grax x el cap, ok me perdi en el ojo nose en q parte dicen sobre el ojo de cristal, pense q al transformarse se le regenero el ojo pero bueno, si lo dices en un cap dime cual xq ya me perdi alli xD.
    PD: exijo imagenes de las lobunas en forma humana xD

    Le gusta a 1 persona

    • lycancito dijo:

      Jajajaja todo a su tiempo mi estimado, lo malo es que son muchas las mujeres que ingresarán al harem más de 100 ( ͡° ͜ʖ ͡°) y sólo pondre de las 3 principales que son la de cabello naranja, la de cabello crema y la directora.
      EN cuanto a lo del ojo lo mencioné cuando Alexia se da cuenta que EYden está en desventaja y le da una especie de reemplazo para ese ojo malo, y no lo menciono hasta el cap 12, donde gracias a la ayuda de Aysel, se podría decir que se perfecciona después de su transformación. 😀

      Me gusta

  3. Cooper Dark dijo:

    Este capitulo me recuerda a cuando ethan y brigit tuvieron sexo en medio del campo de batalla. Ya no puedo a esperar a saber más del mega harem de eyden y lo que van a decir alexia y las demás sobre eso.

    Le gusta a 1 persona

    • lycancito dijo:

      Seee, me inspiré en esa parte aunque en esta recibe placer de varias a la vez 😀
      Algo me dice que al pobre le espera un futuro incierto …. celos :v

      Me gusta

  4. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 38 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s