LIGHT AND DARK: Survivors cap 26

LYCANCITO

En este cap relataré brevemente lo que sucede a su llegada, ya que tiene que ver mucho con lo que sucederá a futuro. Si lo leen atentamente sabrán a qué me refiero 😛
Las imágenes vendrán a partir del próximo capítulo.   😀

SEMILLAS DE LIBERTAD

Alexia estaba hecha un mar de nervios, se había encariñado con Ashlyn, por lo que estaba muy preocupada por ella.
Todos lo estábamos, pero era necesario, no podíamos arriesgarla al peligro que representaba ingresar en territorio enemigo.
Aysel y Krissel, trataban de calmarla, ya que hace un rato se estaba desquitando conmigo.
Esa actitud maternal y protectora, me agrada mucho…

Ahora que lo pienso, no estaría mal tener hijos, creo que ella sería una buena madre, algo sobreprotectora y estricta, pero qué madre no es así. Aunque para esto tendría que complacer a las demás, en especial Aysel, aquélla vez dijo que deseaba tener mellizos….
Si eso sucede, serían híbridos… uhm…
Ser híbrido no es malo, después de todo ahora yo lo soy.
A pesar de convertirme en hombro lobo, poseo el ‘encanto’ de los vampiros, gracias a que Krissel me mordió mientras teníamos relaciones, en aquélla orgía realizada en su hogar. No me di cuenta que lo tenía, hasta que visitamos a la princesa Neferet, y después de lo sucedido con Misha, fue demasiado obvio.

Lastimosamente, Krissel… se ha mantenido apartada a ese tema, sabiendo que ninguna vampira ha logrado quedar encinta, es entendible el por qué una vez la encontré llorando. No… no quiero recordarlo, el tan sólo ver su rostro bañado en lágrimas, me causa mucho dolor.

– “Eyden… Eyden”; dijo Krissel.
– “¿Eh?”; dije volviendo en mí.
– “Prepárate, ya casi llegamos”; Krissel caminó hacia el cuello de Niv, donde Aysel estaba sentada junto a Alexia, que estaba más tranquila.
– “¿Tan rápido?”; pregunté, sólo había pasado un par de horas.
– “No estamos ni a mitad de camino, es sólo que hay muchas barreras en las ciudades, por lo que sólo podemos ir por tierra, para ser más específicos, por los bosques que hay a lo largo de su territorio, aunque si Alexia y Krissel usan magia no habría problemas en pasar por algunas ciudades”; dijo Niv.

Era lo mejor descender y seguir a pie, para esto Alexia y Krissel se encargarían de enmascarar nuestros rostros, para no llamar la atención, mediante magia de ilusión. Niv por otro lado recurriría a descansar en el hombro de Alexia.

Debido a que ciertas ciudades estaban muy alejadas entre sí, había grandes extensiones de campo abierto, bosques y montañas, algunas de estas últimas dividían ciudades como por ejemplo Karlt y Kretia.

Niv al poco rato, descendió en un extenso bosque que terminaba en la costa, y desde el cual iríamos a la montaña Moliat, estábamos muy lejos aún, pero no podíamos arriesgarnos a ser detectados.

Una vez tocamos tierra, avanzamos en dirección norte.
No pasó mucho para poder salir del bosque, y encontrarnos con un camino, el cual llevaba a una ciudad cercana, la cual divisamos luego de correr por unos minutos.

Lo que uno esperaría de una ciudad, es encontrar a niños jugando en las calles, hombres y mujeres caminando de un lugar a otro, haciendo sus deberes, los cuales contribuyen a su propio bienestar. Esto era lo que vi en Karlt, pero aquí era muy diferente.

En la entrada de la ciudad, colgados desde quien sabe qué tiempo, una hilera de 20 elfos yacía balanceándose levemente con el viento. Todos habían sido ahorcados y llevaban una pancarta que decía:
“ESTO LES PASA A LOS TRAIDORES AL REINO”

– “Qué horrible”; dijo Krissel.
– “Esto pasa cuando el poder lo obtiene alguien como ese tipo. Les aseguro que las ciudades principales están bañándose felizmente con la sangre de los inocentes”; Alexia miraba furiosa aquél macabro espectáculo; “Si Shayla estuviera reinando, esto nunca habría pasado, no me imagino el dolor que sentirá al ser liberada y ver esto”

Despegué mi mirada de los cuerpos y seguí avanzando, las calles estaban vacías, las casas lucían en mal estado, las personas miraban a través de las ventanas, con miedo.

Seguimos nuestro camino.
Conmigo al frente, llegamos a la plaza central de la ciudad, donde vimos a un grupo de elfos oscuros, que llevaban los cuerpos de varios de sus compañeros en una carreta, y un grupo de niños contenidos por sus madres, quienes lloraban, clamando por los que ya habían partido de este mundo.
Todos estaban delgados, como si no hubieran comido en días…

– “¿Qué hacen unas personas como ustedes en esta ciudad? ¿De dónde son?”; preguntó una anciana acercándose a nosotros.
– “Venimos del sur, de Karlt…”; dijo Alexia.
– “Ya veo… pues deben irse, antes que vengan los soldados, en especial ustedes señoritas…”
– “¿Qué pasó?”
– “Lo de siempre, los soldados vinieron ayer y mataron a 40 personas, por no conseguir los suministros necesarios para alimentarlos”
– “Entiendo”
– “¡Los soldados! ¡Ya vienen los soldados!”; gritó un niño corriendo como poseído, agitando las manos.
– “Diosas elementales, protéjannos”; dijo la anciana, juntando sus manos; “Todos vayan a sus casas, ustedes, dejen los cuerpos, busquen refugio. Señorita por favor, escóndanse, los soldados vienen”
– “No hay necesidad”; dijo sonriendo.

La anciana se sorprendió, luego se retiró a su casa, ayudada por la que parecía ser su nieta, una pequeña de unos 12 años de edad.
Minutos después, sólo quedamos nosotros en medio de la plaza.

Un grupo de aproximadamente 20 soldados, dirigidos por 2 hombres montados a caballo, se detuvieron cerca de nosotros.
– “Carne fresca muchachos”; dijo uno de ellos.
– “Gemelas… Ohhhh, nunca probé ese manjar, aunque la otra no se queda atrás, mira esos melones que tiene adelan…”; Antes que terminara de hablar, di un gran salto y le corté la cabeza.
– “¡Qué dem…!”; salté hacia el otro, al que sólo golpeé con el mango de mi espada, desmayándolo.

Acto seguido, lancé mis espadas clavándolas frente a las chicas, que miraban complacidas lo que hacía, y ante la mirada sorprendida de los soldados, me convertí a mi forma ‘lobuna’.

Me abalancé sobre el primero, mientras recubrí mi cuerpo con magia de tierra, luego de desgarrar su cuello, fui a por otro, y así sucesivamente.
Pronto el suelo se llenaría de los cuerpos desmembrados, sangrantes y deformes, de los soldados, que osaron desafiarme.

Un pequeño grupo dejó sus armas y corrieron por donde habían venido.
“No los dejaré”

Empecé a correr a cuatro patas, lanzándome sobre uno de ellos, para luego decapitarlo de un zarpazo, que mandó a volar su cabeza muy lejos, acto seguido aceleré con el uso de magia de viento, ubicándome delante de ellos.
“Ojo por ojo”; dije, lanzando un último ataque sobre ellos, que no tuvieron más escapatoria, algunos lloraron para que los dejara con vida, otros no aguantaron y se orinaron en sus pantalones.

Una vez maté a todos, me alimenté de la carne de algunas mujeres que se encontraban entre los soldados que asesiné; y con el estómago lleno, regresé.
Alexia, Krissel y Aysel se agarraron la cabeza, moviéndola de derecha a izquierda, en señal de desaprobación.
¡Oh, mierda!
Me había olvidado, el convertirme a mi forma ‘lobuna’ cancelé el efecto de la magia de ilusión.

Pensando sobre ello me acerqué, detrás de ellas, las personas que se habían escondido anteriormente, me miraron sorprendidas, en especial las mujeres…
Jajaja, el ‘encanto’ funciona muy bien, y sobre todo si estoy desnudo. En Karlt usé una lentilla que hizo Alexia, para evitar problemas tanto en el barco con los elfos oscuros, como en la ciudad.
Podía percibir el aroma que emana una mujer al momento de estar excitada, por lo que decidí ponerme una manta que lanzó Alexia, y luego retirarme, saltando sobre el techo de una casa, mientras me alejaba del lugar.
No me importaría quedarme, y recibir un poco de cariño, pero ya habrá tiempo para ello.
Esperé a las chicas a las afueras de la ciudad, llegaron varios minutos después.
– “Ya me estaba aburriendo”; dije.
– “No puedo creer que seas tan pervertido, vi en tus ojos ese deseo de quedarte cuando sentiste el cambio”; dijo Alexia.
– “Oh, vamos, no te quejes ahora…”; dije sonriendo.
– “Haaaa”
– “Ya déjalo, cuéntale lo que nos dijo ese hombre”; Aysel me guiñó un ojo.
“Gracias”
– “Uhm…, primero gracias, aunque no era necesario, me agradó que lo hicieras”; dijo Alexia, refiriéndose a mi accionar; “…el hombre sólo confirmó lo que nos dijo el general, aunque sólo eran rumores. Pensé que leer su mente ayudaría en algo, lo único que pude ver era que tenían un campamento cerca, aunque no encontraremos más nada, el tipo era un desquiciado hijo de perra, lo dejamos vivir. Los pobladores se encargarán de él. Vámonos”

En el camino Aysel se me acercó y me contó algo muy interesante.
– “¿Qué sucede?”; pregunté.
– “Uhm, antes de irnos, algunas mujeres se acercaron y al parecer no les importó que seas humano, querían saber tu nombre y ‘conocerte’ más”
– “Interesante”
– “¿De qué hablan?”; preguntó Krissel.
– “De nada”; contestó Aysel”

Así como este, habían muchos pueblos y aldeas en la misma situación ayudamos en lo que podíamos, por lo que poco a poco fuimos liberando algunas ciudades.
Al terminar el día, habíamos liberado 7 ciudades y 4 aldeas, creo que cada vez estoy ganando más admiradoras, pero trato de no notarme muy emocionado, no quiero hacer enojar a Alexia.
– “Parece que se encuentran bien”; dijo Niv de repente.
– “Me alegro”; dije.
– “¿En serio?”; preguntó Alexia.
– “Sí, Misha está enseñando a Ashlyn a escribir y también algunas palabras. Según veo no hay peligro en los alrededores. Mis espectros de hielo son muy confiables”; respondió Niv.
– “Me alegro, debemos acabar esto cuanto antes”; Aysel y Krissel hablaron al mismo tiempo.
– “Sí, aunque si queremos llegar pasadomañana, debemos correr a todo dar”; dijo Alexia, quien cada vez parecía más impaciente.

No tuvimos tiempo de descansar, por lo que seguimos adelante, esta vez no nos detendríamos ante nada.

………………………………………………….


Montaña Moliat, 2 días después

Lorelei despertó muy temprano por la mañana, invocó un poco de agua y se lavó la cara, se estiró un poco, colocó las espadas en su cinto y se dispuso a salir de la cueva. Su águila de fuego se posó en su hombro, ella lo acarició y salieron.
– “Hasta que al fin despertó la señorita”; dijo Brad, montado sobre su Kevar.
– “Justo a tiempo, están subiendo la montaña. ¿Los atacamos?”; preguntó Sven con las manos sobre su hacha, al igual que su Minotauro, que botaba vapor por la nariz.
– “Sí, los sentí, por eso desperté, y no, prefiero esperarlos”; dijo Lorelei, desenvainando sus espadas.

Pocos minutos después, de entre los árboles frente a ellos, una Vampira, un Hombre y una Mujer lobo, liderados por una Elfa de las nieves que llevaba sobre su hombro a una Fénix de hielo, se revelaron ante ellos.

Los primeros en atacar fueron los familiares, Niv  se enfrentaría al Kevar y al Águila de fuego, mientras el Minotauro ayudaría a su maestro en batalla.
– “Tornado de fuego”          Aysel
– “Llamas del abismo”        Lorelei
– “Lluvia de meteoros”        Eyden
– “Látigo oscuro”                 Brad
– “Espectros abismales”     Krissel
– “Ventisca de arena”         Sven
– “Relámpago de hielo”      Alexia

Así inició la batalla que decidiría el destino del Reino de los Elfos Oscuros.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en LIGTH AND DARK, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a LIGHT AND DARK: Survivors cap 26

  1. Pingback: LIGHT AND DAR: Survivors cap 25 | Granheliostranslations

  2. eldegollado1 dijo:

    grax x el cap, hay siempre en la mejor parte ahhhhh a esperar xD

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 27 | Granheliostranslations

  4. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 25 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s