LIGHT AND DARK: Survivors cap 21

LYCANCITO

Iniciando el nuevo arco con la historia de Alexia  ~(*3*)~
En el próximo la imagen de las princesas 😀

PRINCESA DE HIELO

Reino de los Elfos de las Nieves, Año 15 A.S.C

Edificado en los tiempos del primer Rey de los Elfos de las Nieves, el Castillo Delacroix, era prueba viva del poderío de esa familia, que había reinado desde el principio de los días.
Construido a mitad de la Montaña Niv, era imponente y majestuoso, del cual el rey sólo tenía que subir a su balcón, y de esta manera, podría ver el reino que tenía bajo su mando. A pesar de ser una de las naciones más pequeñas, los elfos de las nieves, eran una raza de grandes guerreros asesinos.
Uno de esos grandes guerreros, en este momento apareció en el patio de entrenamiento del castillo, envainó la espada ensangrentada que tenía en sus manos, e ingresó a paso rápido.

2 maids lo esperaban en la puerta, una tomó su capa, y otra las armas que llevaba.
– “¿Dónde está?”; preguntó.
– “En su habitación, su majestad”; respondió bajando la cabeza ante él.

Alex Delacroix, rey de los Elfos de las Nieves, un hombre de apariencia joven, ojos rojos y cabello gris, preocupado, empezó a subir las escaleras, dirigiéndose al segundo piso, cuando escuchó los gritos de su esposa Alessia, era una mujer muy joven y hermosa, de cabello blanco y ojos turquesa.
– “Aaaaaahh”

Apuró el paso, y para cuando llegó a la puerta, pudo percibir el leve aroma de la sangre impregnada en el aire, y el llanto de un bebé.
Emocionado, estuvo a punto de ingresar cuando escuchó algo que lo detuvo.
– “Mi señora, es una linda y bellísima bebé”
– “Déjame verla”; dijo la mujer que a pesar de haber perdido mucha sangre durante el parto, se notaba muy bien.
– “Ustedes limpien”; ordenó la partera en voz baja a dos maids que se encontraban en la habitación, mientras le daba la bebé a su progenitora.

La reina la sostuvo en sus brazos y meció suavemente mientras con una mano la acariciaba, para luego bajar la tira de su vestido y darle de lactar a la bebé. Ella pronto abrió sus pequeños ojos y estiró sus diminutas manos, tratando de acariciar el rostro de su madre.
– “Qué hermosos ojos”; la reina sonreía.
– “Heterocromía”; dijo la partera.

El rey que se encontraba fuera de la habitación, furioso, lamentando su mala suerte. Se tranquilizó e ingresó a la habitación.
– “Alex… tienes que verla, es bellísima”; dijo la reina.
– “Me alegra que todo haya salido bien”; dijo sonriendo.

Alex tomó a su hija en brazos, la meció, y le dio un beso en la frente. Trataba de no mostrar su disgusto, y le causaba repulsión el tenerla en brazos, así que la devolvió.
– “¿Qué te parece el nombre Alexia? Es una fusión de nuestros nombres”
– “No tengo ninguna objeción”
– “Alexia Delacroix”; dijo ella sonriendo.

Alessia no  lo supo hasta días después pero hubo complicaciones en el parto y estaría destinada a nunca más procrear otro hijo. Esto condujo a que Alex odiara a su hija aun más.

………………

Alexia desde pequeña dio muestras de gran capacidad mágica, tanto así que al primer año, su madre pudo ver con gran sorpresa, que ella jugaba en su cuna con una esfera de hielo que había creado ella misma.
Al mencionarle esto a su esposo, este no se sorprendió, simplemente dijo que era algo bueno, y nada más. Alessia notaba cierto desapego de su esposo para con su hija, pero pensó que se debía a la guerra que se estaba llevando a cabo, y que pronto tocaría sus puertas.
La Guerra entre Humanos, Orcos, Elfos oscuros y de la luz, estaban en su punto más álgido, y a pesar que estos últimos le pidieron ayuda, Alex se negó, debido a que no tenía nada contra los orcos, o humanos.
Con los primeros no se llevaba bien, pero estos nunca dieron indicios de querer atacarlos, en cuanto a los humanos, el Bosque oscuro se interponía en su camino, una guerra sin motivo alguno, era estúpida.

A la edad de 4 años, Alexia jugaba en el castillo, recorriendo la gran cantidad de pasillos de este, esto lo hacía después de ser entrenada por su madre en los principios avanzados de la magia.
En uno de esos recorridos, escuchó que su padre y su madre discutían, debido a ello creó un fénix de hielo en sus manos y planeaba regalárselo a su padre, pensando que así se alegraría, ya que siempre estaba molesto.
– “Alex ¿Por qué no pasas más tiempo con nuestra hija? Siempre me pregunta lo mismo ¿Papá, me odia? Eso me rompe el corazón”
– “La culpa no es mía, yo quería un hijo varón”
– “No puedo creerlo”; dijo sorprendida.
– “Y si, la detesto con todo mi ser”

Alexia escuchó esto, soltó el fénix de hielo que tenía en sus manos y empezó a llorar, su padre al escuchar su llanto se acercó a ella y le dio una bofetada, lanzándola al suelo, desmayándola.
– “Hijo de puta”; dijo Alessia llorando furiosa y lanzando una lanza de hielo que se detuvo a pocos centímetros de la cabeza de Alex; “Nunca más vuelvas a tocarla ¿Me oíste?”
– “Alessia, yo… lo siento… no quise…”; dijo como despertando de un encantamiento.
– “¡Cállate!”; dijo levantando a su hija y llevándola a su habitación.
– “Maldita sea, ¿Qué me pasa?”; dijo Alex agarrando su cabeza, llorando amargamente.

……………………..

A partir de los 5 años, Alexia fue instruida por la mejor asesina del reino después de su padre, la general Nash. Una mujer que a pesar de tener 30 años, logró alcanzar el grado de general en tan sólo 3 años.
Alexia tomó estas clases con el fin de agradar a su padre, inclusive se cortó su largo cabello, para parecer más masculina. Cambió por completo su vida, tanto así, que se olvidó de sonreír, su mirada cálida y alegre, poco a poco fue cambiando hasta volverse fría y distante.

Alexia era tan buena que le tomó un par de meses aprender todo lo referente a la lucha con espadas.
– “Princesa, usted es una genio”; dijo Nash, después de ser derrotada.
– “Gracias Nash, pero sigamos entrenando”

Una vez terminó su entrenamiento, tomó varias misiones de asesinato para ingresar a un torneo de Asesinos, que se realizaba cada 10 años, donde estaban los mejores asesinos del reino y luchaban por un puesto en lo más alto del ejército.
Nash había llegado así a ser general, después de ser la única que logró quedar en pie en una batalla de todos contra todos.
Aunque esta vez era una lucha de uno contra uno.

Alexia tuvo que cubrir su rostro para no ser reconocida y así sus oponentes no pelearan a medias.
Debido a su entrenamiento no tuvo problemas en acabar con sus rivales, hasta que llegó a la final donde se enfrentó al que decían era el mejor espadachín del reino, después de Nash y el Rey, claro está, un prodigio y sólo tenía 12 años.

El chico levantó los brazos, al ver su estatura, se burló y puso en posición, hasta que la batalla empezó.
Alexia desapareció de la vista del chico y se movió tan rápido, que el pobre no tuvo oportunidad, y cayó al suelo, desmayado, después de recibir un golpe en la nuca. El rey pronto se levantó y empezó a aplaudir, se puso tan feliz en ese momento, que se sacó la  capucha que la cubría.
Cuando su padre la vio, la miró con enojo y luego se fue, ante la mirada triste de su madre.
Esa fue la última vez que lo vio.

Ese mismo día, Alex fue informado de un ataque repentino a su reino, partió a la frontera con el bosque oscuro, y es que muchos de los monstruos que allí habitaban atacaron a los guardias fronterizos, asesinándolos.
Varacs, Kevars, incluso gigantescos Orsid, atacaron la región sur, por lo que él junto a su ejército se dirigió allí, según dijeron después, un humano provocó esto.
Alessia ese día lloró, ya que había presentido la muerte de su esposo, aunque ya casi no se hablaban, le dolió la noticia que le trajeron una semana después.

Un grupo de asesinos que quedaron relegados por si alguna bestia lograba pasar, se ubicaron varios kilómetros detrás del ejército principal, pero al no llegar noticias del frente, decidieron ir. Lo que encontraron era un auténtico infierno.

La sangre de cientos de elfos de las nieves, combinada con la de miles de bestias, teñía de color rojo toda la nieve. Cuerpos desmembrados, bestias atravezadas con espadas, fue una completa masacre.
A lo lejos divisaron a 2 Kevars devorando un cuerpo, fueron, y después de matarlos, vieron con horror, que se trataba de su propio rey. La cabeza había sido cercenada y estaba irreconocible, el pecho abierto con los órganos internos devorados casi en su totalidad, le faltaba una pierna y el brazo en el cual llevaba la alianza de matrimonio, se hallaba unos metros más allá.

Llevaron sus restos a la capital, donde fueron enterrados con todos los honores, por haber salvado al Reino y desde ese momento, la Reina Alessia se haría cargo.
Alexia después de regresar de una misión, fue a su tumba en al cementerio de los reyes, ubicado unos 100 metros más allá del castillo, donde se arrodilló y lloró amargamente.
No le dolía su partida, sino que nunca la llamó hija, ni le dio el cariño que ella necesitaba, ni siquiera aquellas palabras con las cuales ella se sentiría satisfecha… Estoy orgulloso de ti.

Alexia cambiaría mucho desde ese día, aunque estaba marcada por los entrenamientos a temprana edad, y no sonreía mucho, debido a que le enseñaron que eso denotaba debilidad, no pasó mucho para que su pueblo la conociera como…

La Princesa de Hielo

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en LIGTH AND DARK, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LIGHT AND DARK: Survivors cap 21

  1. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 20 | Granheliostranslations

  2. eldegollado1 dijo:

    grax x el cap, xq me huele q el padre anda vivo entre los elfos oscuros u orcos um………………………, bueno ya veremos q pasa mas adelante xD

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 22 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s