LIGHT AND DARK: Survivors cap 4

LYCANCITO

Antes que nada, debido a que eliminaron mi cuenta de face por publicar imágenes de lolis :v; me creé otra, los que quieran me agregan :v

En este cap veremos algunas de las facciones que participarán en algo que se dará más adelante.  😀
A partir del siguiente, pondré una imagen por cap 🙂

PELIGRO INMINENTE

En algún lugar de la frontera entre Krevatz y Fnor

Una veintena de hombres se hallaban reunidos en un gran salón circular,  todos ellos proclamaban venganza en contra de los conspiradores que asesinaron al general Joseph Strauss y a su familia.

– “Ese psicópata de Heit, merece una muerte lenta y dolorosa”
– “Concuerdo contigo, pero son varios nobles, príncipes y autoridades involucradas en esta conspiración”
– “¡Muerte a los verdaderos traidores!”
– “¡Viva el general Strauss!”
– “¡Por el general y su familia!”

En ese instante, para calmar los ánimos, un hombre avanzó al medio del salón.
– “¡Silencio!”; gritó el hombre.

El salón enmudeció.
Louis Key, era un respetado mago que combatió en las filas del general Strauss, y era uno de sus mejores amigos. Él sabía que iniciar una rebelión haría que los Principados de Kratz, Fnor y Baret también se involucren, y llevaría a una guerra civil. No tenían mucha información acerca de lo sucedido, pero todos coincidían en que el general Strauss traicionó al rey y fue asesinado por ello. En cuanto a las circunstancias, nadie sabía exactamente lo que había pasado.

– “Estimados hermanos de armas, comparto el mismo sentimiento que ustedes. Pero no podemos iniciar una rebelión que nos llevará a una guerra civil”
– “Lamento interrumpirte Louis, pero el ejército del Principado de Fnor se unirá a nuestra causa, y….”
– “Y se vería rodeado por los ejércitos del príncipe Heit, de los príncipes gemelos Alex y Alec, y del mismo Ejército Imperial. Enrique, sé que quieres vengar al general, pero es demasiado apresurado”

Enrique Smith, un general retirado del ejército de Fnor, amigo de la princesa Lisa del Principado de Fnor, sabía que ella con gusto aceptaría rebelarse. Después de todo, fue entrenada por los Magos de la Corte Imperial, y se consideraba una fiel seguidora de su Maestro en estrategias militares, Joseph Strauss. Hace unos días tuvo una reunión con ella, y le dijo que contaba con su apoyo. El rey Francis Feldt, ya no era el mismo de antes.

– “Sé que la princesa Lisa es una gran estratega, pero no podemos apresurarnos y obligarla a luchar en tres frentes, es inaudito. Además, cuentan con una mayor cantidad de magos a su disposición. Lo que les pido a todos ustedes es paciencia, debemos averiguar todo lo relacionado a este hecho y…”

En ese instante, un joven de unos 25 años ingresó apresuradamente al gran salón, interrumpiendo a Louis Key.
– “General, lo siento pero es muy importante, tome”; dijo dándole una carta que llevaba un sello rojo con la marca del reino.

Louis abrió la carta y la leyó.
– “¿Qué sucede?”; preguntó Smith, al ver su cara de sorpresa.
– “El rey Feldt pide a todos los generales disponibles junto a sus tropas ubicarse en los límites del Bosque Oscuro, al parecer cientos de barcos se están construyendo en el Reino Orco, y según los que fueron enviados a una peligrosa incursión en Reino Orco, planean atacarnos a través de este”
– “Maldita sea, que conveniente para esos bastardos”; dijo Smith.

Poco rato después, todos dejaron la sala, todos eran hombres importantes, Smith, por ejemplo, tenía un ejército entero a su disposición.

Louis Key se quedó solo en el gran salón, cuando una voz detrás de él le dijo:
– “Qué quiere que haga, maestro”
– “Deseo la muerte de esos bastardos, pero ahora el Reino me necesita y no puedo darle la espalda. Hacerlo, conlleva un terrible precio a pagar. Vamos a Krevatz, cuanto antes”; dijo.

Acto seguido una enorme águila se materializó frente a él.
– “Despejar ilusión”; dijo, cuando de repente el gran salón desapareció dejando tan sólo un terreno baldío. Acto seguido se subió encima del águila; “Llévame a la ciudad imperial”
– “Como ordene, Maestro”

El águila extendió sus alas y alzó vuelo, hasta perderse entre las nubes.

…………………………………….

Principado de Kratz

Gérard Heit, conocido como el Coleccionista, debido a su afición por extraer partes de las personas en las cuales ponía sus garras, se hallaba tranquilamente en su despacho, sentado en una silla, apoyando sus pies encima del escritorio y fumando un cigarrillo, mientras sostenía entre sus dedos un ojo de color celeste, que había congelado para mantenerlo fresco.

Alguien tocó la puerta:
– “Pasa”
Un soldado ingresó y se arrodilló frente a su escritorio.
– “Mi señor, sus órdenes se han cumplido”
– “¿Encontraron al niño?”; preguntó.

Una gota de sudor recorrió la mejilla del soldado.
– “No, mi señor, pensamos que pudo ingresar al Bosque Oscuro”
– “Maldita sea, necesito la cabeza del niño clavado en una lanza y exhibirla junto a esas 2”; Gérard señaló a un estante muy cerca de la puerta, en ella, se hallaba 2 cabezas decapitadas y congeladas. El de un hombre y una mujer.
El soldado tragó saliva.
– “Puedes irte”
– “Con permiso”; hizo una reverencia y se fue.

Para Gérard, la cabeza del niño tenía un alto valor simbólico, pero sabiendo sobre lo peligroso que era el Bosque oscuro, desistió de ir a buscar los restos de un niño que ahora de seguro había sido despedazado.
– “Lástima, quería sacarle el otro ojo, pero qué se le hace”

Alguien tocó la puerta.
– “¿Otra vez? ¿Quién es?”
– “Son los hermanos Alex y Alec, señor”; dijo el soldado a través de la puerta.
– “Que pasen”

La puerta se abrió y 2 jóvenes idénticos entraron abriendo los brazos.
– “A que debo su visita amigos míos”; dijo Gérard sonriendo.
– “Eres un bastardo sin corazón, dejándonos fuera de tan grande acontecimiento, ¿Acaso no somos amigos?”
– “Lo siento, pero ya saben cómo soy, no me gusta esperar. ¿Sucedió algo?”

Alec y Alex, se sentaron en unas sillas frente al escritorio, después de saludarse con un abrazo.
– “El rey ha mandado reunir a todos los magos y soldados de los 3 Principados, e ir a la frontera con el Bosque Oscuro y esperar”; dijo Alec.
– “¿A quién?”
– “Orcos” respondió rápidamente.
– “Mierda”
– “Sí, mierda. Mataste al más grande estratega que teníamos”; Alex parecía burlarse de él, miró su mano, luego giró sobre su asiento y al ver las 2 cabezas decapitadas continuó; “No tengo nada en contra de tus gustos pero ¿Podrías guardarlos donde no los veamos?”
– “Sí, lo haré. Mierda”; Gérard se reclinó y miró el techo.
– “No te lamentes por un problema que no tiene solución, si la princesa Lisa resulta ser tan buena como él, creo que no habrá problema en ganar” dijo Alex.
– “Dejando eso de lado, me sorprende que el Rey haya dado por cerrado el tema de Strauss tan fácilmente, dicen que fue obligado por el consejo”; Alec estaba curioso por la situación, ya que esperaba una rebelión.
– “Jajaja, nunca pudo oponerse al consejo, aunque es diferente con la princesa Elise”
– “Ya me tienes harto, siempre encuentras una razón para hablar de ella”; Alex se enojó.
– “Oh, vamos, es muy hermosa y…”
– “Pobre imbécil, hagas lo que hagas ella nunca te escogerá como esposo ¿Sabes por qué?”; continuó Alex.
– “¿Por qué?”; preguntó confundido.
– “Porque el hijo de Strauss, era amigo de la segunda princesa, y era como un hermano para Elise”
– “¿Qué?”
– “Jajaja, siempre actúas sin medir las consecuencias, además tus gustos, según dijo ella en una reunión en la Capital Imperial, son asquerosos”

Gérard, bajó la cabeza, no lo podía creer, siempre pensó que los rumores del hijo de Strauss y las princesas eran sólo eso, rumores sin fundamento.
– “Maldita sea”
– “Más te vale hacer una buena campaña, para al menos ganar algunos puntos”; sentenció Alex.

Después de la reunión, él se quedó solo en su despacho, cogió  el ojo congelado de Eyden, lo aplastó con su mano y dijo:
– “Mierda”

…………………………..

Castillo de Krevatz, Capital Imperial
La princesa Elise avanzaba rápidamente a través de uno de los pasillos del castillo, escoltada por dos maids. Era una mujer muy hermosa, cabellera rubia, ojos celestes y una figura envidiable.
– “¿Cuánto tiempo lleva ahí?”; preguntó.
– “Desde que se enteró de lo sucedido con la familia Strauss, princesa”
– “¿Cuánto hace que se enteró?”
– “5 días, princesa”

La princesa Elise había llegado a la Capital Imperial de una misión muy peligrosa, la de infiltrarse en territorio de los Orcos, donde se enteró que en pocas semanas, o tal vez meses, estos invadirían el Reino de Krevatz. De inmediato informó por medio de un ave mágica, cuando recibió noticias horribles. El despreciable Gérard Heit, había asesinado en condiciones extrañas al general Strauss y a toda su familia, lo raro de todo, era que el rey no había hecho nada. Esto le hizo enfurecer y volvió al continente.

Elise y sus 2 maids, llegaron a la puerta de una habitación, que tenía una  gran protección mágica. El rey se encontraba de pie frente a ella, con la mirada fija en el suelo, acompañado por 5 magos imperiales.

– “Hija, ¿cuándo llegaste?”; preguntó al verla. Había recibido sus reportes, pero ella en ninguno le dijo que vendría.
– “No me hables. No te reconozco, padre ¿Cómo permitiste que…? Arrrghh”
– “Hija, yo…”
– “Ya hablaremos de esto”; dijo mirando hacia la puerta.

El rey entendió lo que aquélla mirada significaba, y se fue junto a sus magos imperiales.

Al verlo desaparecer, Elise, tocó la puerta 4 veces.
– “¡No quiero verte, te odio, padre!”; era la voz de una niña.
– “No soy padre, soy yo Elise. Charlotte, abre la puerta”

La protección mágica de pronto cedió, la puerta se abrió y ELise ingresó.
Toda la habitación estaba a oscuras, por lo que creó una Luz mágica que no era más que una esfera luminosa suspendida por encima de su cabeza.

Allí sentada en la cabecera de su cama, con la cabeza entre sus piernas y cubierta por una sábana, se hallaba la princesa Charlotte.
Una hermosa niña de cabello rubio y ojos celestes.
En este momento lucía despeinada, sus ojos estaban hinchados, y estaba delgada, debido a la falta de alimento.

– “Oh, hermana”; dijo Elise apenada, caminó hacia ella, quitó al sábana y se sentó en la cama.
– “¡Elise…!”; gritó ella, lanzándose sobre su hermana y llorando en su pecho.
Ella la recibió, y acarició su cabeza.
– “Te juro que llegaré al fondo de esto”; Elise quería mucho a su hermana, y no le gustaba verla de esa manera. A pesar que no se habían visto en años, Eyden cada cierto tiempo le enviaba cartas a Charlotte, y ella también lo hacía. En la última, mencionaba que quería darle una sorpresa a su madre.
“Maldito hijo de puta”; pensó, al ver pasar rápidamente la imagen de Gérard en su mente.
– “Odio a padre, lo odio, lo… odi….”
Pocos segundos después cayó dormida, Elise usó su magia para lograrlo.
– “Ayúdenme a ducharla, manden traer comida cuanto antes, y por favor, limpien la habitación”; ordenó.
– “Como usted ordene, princesa”; una de las maids salió rápidamente, mientras Elise cargaba a Charlotte y la llevaba al baño de la habitación.
“Maldita sea ¿Dónde está la idiota de mi hermana Ámbar?”; se quejó.
Ámbar era la primera princesa, una mujer a la cual le encantaban las aventuras, a pesar que era la más cercana al rey.

Una vez la bañaron y cambiaron de ropa, Elise hizo que despertara, cuando traían la comida.
– “Charlotte, come”; dijo ella.
– “Eyden… dijo que vendría para mi cumpleaños…”; Charlotte miró a los ojos de su hermana, estaba más tranquila. Elise se dio la tarea de alimentarla, que comía sin ganas, con la mirada perdida.

Al terminar, Elise le dijo que pasarían la noche juntas; puesto que limpiarían la habitación de Charlotte, ella la llevó a su habitación.
Ambas se acostaron, al poco rato, Charlotte se quedó dormida, mientras ella pensaba en muchas cosas.

Había sucedido que cuando llegó a la capital y preguntó sobre el asesinato de Joseph Strauss, las versiones variaban de persona a persona, pero todos coincidían en una cosa, era un traidor.
Pero había algo raro en todo esto, cuando se realizó su ejecución, sus amigos más cercanos no estaban en la Capital Imperial.

“Padre se notaba muy afligido, ¿Era por haber perdido a su amigo, o por el encierro de Charlotte? Gérard actuó, después de todo no habría represalias, puesto que su padre lidera el Consejo.
¿Por qué Strauss vino a la Capital imperial? ¿De qué manera intentó traicionar al Reino, si es que lo hizo, claro está? ¿Por qué mi padre no inició una investigación? ¿Acaso se volvió una marioneta del Consejo en mi ausencia? ¿La muerte del general Strauss, tiene algo que ver con la invasión que preparan los Orcos? Después de todo, el general Strauss era un gran estratega. ¿Qué lo hizo bajar la guardia? Si es que planeaba algo, como el asesinato del rey, lo hubiera hecho sin levantar sospechas. Era muy inteligente, y nunca hubiera sido descubierto”

La cabeza empezó a dolerle, de las muchas preguntas que empezaron a surgir dentro de su cabeza, así que decidió dejar de pensar en ello.
Miró, acarició el rostro de su hermana y cerró los ojos, quedándose profundamente dormida.

Al día siguiente, Elise, acompañada de su hermana Charlotte y 5 Magas Imperiales, saldrían de la Capital, con dirección al Principado de Fnor. Había muchas cosas que platicar con la princesa Lisa, ya que ambas en algún momento fueron entrenadas por Joseph Strauss.
Preparar la defensa del reino era su prioridad en ese momento, pero secretamente había dejado alguien a cargo de las investigaciones que se realizarían, el crimen de su mentor, no quedaría impune. Porque de algo estaba segura, y es que Gérard Heit, no era el único involucrado.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LIGTH AND DARK, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LIGHT AND DARK: Survivors cap 4

  1. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 3 | Granheliostranslations

  2. Gracias por el cap y cuando mas slave harem

    Me gusta

  3. Pingback: LIGHT AND DARK: Survivors cap 5 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s