INMORTALS: The Six Spirits cap 71

LYCANCITO:
(¬_¬)    😀
Qué tal, hoy salí vivo pero ahora me buscan de nuevo :v ya entenderán por qué.
Sin más que decir sigo con este cap y bueno sólo puedo añadir que habrá muertes inesperadas y una acción que tal vez algunos sospechaban.
Rima 😀
Les recomiendo leerlo despacio :D, para que entiendan por qué a veces suceden las cosas tan rápido.

LA BATALLA DE LOS CAMPOS INVERNALES (TERCERA PARTE)
CENTRO

– “Scar-let… No…”; Ethan lloraba mientras se iba acercando lentamente al cuerpo de Scarlet, se arrodilló, la tomó en brazos y la besó.

Miró con odio y furia al arcángel…

“Maestro, nunca se deje llevar por emociones negativas. Sé que a veces hay situaciones en las que no podrá controlarse, pero inténtelo. Yo siempre estaré a su lado y se lo haré recordar. Por que una mente calmada puede lograr lo que una alborotada no”; había dicho Scarlet hace mucho tiempo.

 

Al momento del ataque todos sintieron el mismo dolor, debido a la conexión que los unía. Gía y Brigit al ver a su hermana caer enfurecieron y atacaron de inmediato al arcángel. Los ataques de ambas no funcionaban, las espadas lo protegían.

 

Ethan pudo sentir la esencia de Scarlet, aún estaba viva, pero la herida hecha por la espada, no se regeneraba.
Aún había esperanzas.

Ethan se cortó las venas de su muñeca y dejó caer sangre en la herida.

Nada pasó.

– “Gía, Brigit ¿Conocen alguna forma de curar a Scarlet?”; preguntó telepáticamente.
Brigit y Gía, estaban impacientes, sabían que había una forma de derrotarlo pero no podrían ayudar a su hermana si lo hacían.

– “Sí, pero primero debemos… ¡Gía!”; gritó Brigit al ver a su hermanita caer al suelo malherida. Una de las espadas del arcángel había atravesado el muslo de Gía y al voltear la golpeó con una de sus alas, lanzándola lejos.
Ethan vio lo que pasó y no quería que nadie más salga herida.
Ya llegará el momento, pero no será hoy.

– “Brigit, cuida de Gía y Scarlet. ¡Hazlo!”; ordenó Ethan.

 

Brigit obedeció, corrió a recoger a Gía y la puso junto a Scarlet.
Gía estaba inconsciente.

Brigit empezó a acariciar el rostro de ambas, lloró.

“Todo ha sido mi culpa”; pensó.

 

No podía dejarse llevar. Debía crear una estrategia.

– “Maestro, sé que es peligroso pero, debería usar el nivel elemental”; dijo Brigit llorando.

 

Ethan lo meditó un momento, miró a sus familiares, la habilidad lo pondría en desventaja, ya que una vez usado sus reservas se agotarían pero por unos segundos su fuerza se multiplicaría exponencialmente.

Mientras meditaba esto, el arcángel lo atacó.

Ambas espadas atravesaron su pecho, pero nada pasó.

Ethan alcanzó el nivel elemental de tal forma que su cuerpo brilló de un intenso color turquesa, agarró ambos brazos, saltó y apoyó sus pies en el pecho del arcángel.
Estiró sus piernas improvisando un salto y lo hizo tan fuerte que los brazos del arcángel se rompieron, furioso agarró las espadas y las usó de tal forma que logró atravesar el pecho del arcángel, este se evaporó en pequeñas partículas de varios colores que subieron al cielo. Lo había logrado, vomitó sangre.
A pesar de haber sido atravesado por ambas espadas no perdió la calma, pero el dolor era intenso.

Brigit vio cómo su maestro agarró a unos soldados heridos y bebía su sangre.
Luego corrió hacia ellas. Gía había despertado.
– “¿Gía te encuentras bien?”; pregunté, viendo su muslo.
– “Sí, a pesar de herir mi muslo sólo fue una herida superficial, el golpe de sus alas hizo que me desmayara. Pero debemos llevar a Scarlet con Sylph, las tres juntas podremos curarla”; dijo sonriendo.
– “La espada atravesó su pecho destruyendo la tráquea, es por eso que ahora apenas si respira. Pero si no lo hacemos rápido ella podría…”
– “No lo digas. Iremos”
– “¿Y la batalla?”

Ethan miró a su alrededor, estaban ganando, los humanos habían lanzado ya sus reservas, sólo quedaba esperar a los flancos, quiso subir y dar un vistazo, pero no podía, sus reservas mágicas estaban casi en cero.
Tomó a Scarlet en sus brazos, mientras Brigit tomó a Gía, cargándola sobre su espalda.

Valeska estaba teniendo una dura batalla con Jean, ambos estaban agotados.
– “Gía móntate en mi espalda, Brigit ve y ayuda a Valeska”
– “Sí, Ethan”; dijo Brigit corriendo a ayudarla.

Valeska había logrado estar a la altura de un mago divino y eso por decirlo así ya es mucho. Todas sus habilidades, incluida “Espadas del arcángel”; habían sido bloqueadas por las habilidades de ella, fue difícil pero pudo hacerlo.
Sólo se dedicaba a defenderse y de vez en cuando a atacar.
Jean estaba impaciente, creó dos 2 espadas divinas en ambas manos y corrió hacia ella. Valeska, preparaba un hechizo pero algo que no pensó ocurrió.
Una mujer de cabello naranja rojizo, golpeó a Jean en un costado.
– “Prisión de fuego”; dijo Brigit, Jean desapareció en el acto, consumido por las llamas.
No lo podía creer, debido a su agotamiento tal vez no tuvo ni siquiera una oportunidad de defenderse.
– “Valeska, nos retiramos, Scarlet está malherida y debemos llevarla donde Sylph para curarla”
– “Sí, no se preocupen, yo me encargo”
De pronto ambas escucharon gritos venir del flanco izquierdo. Voltearon la mirada y vieron algo que nunca pensaron que sucedería.
Cientos de hombres lobo estaban atacando el flanco izquierdo.

FLANCO DERECHO

Selene y Lycana vieron con sorpresa la aparición de ambos arcángeles.
– “¿Qué opinas?”
– “Se ven fuertes, debemos acabar rápido. El centro y el flanco izquierdo parecen empujar a nuestros enemigos, no podemos quedarnos atrás”
– “Sí, tienes razón”

Ambas corrieron velozmente hacia ellos.
Selene expulsó una bola de fuego de su boca.
Uno de los arcángeles utilizó su espada para protegerse, la bola de fuego se deshizo al tocarla. Ambas se detuvieron.
Se miraron entre sí, eso no era normal.
Lycana recordó haber visto esta habilidad hace mucho tiempo, aguzó su visión y notó de dónde provenía el núcleo de su energía, era el mismo lugar.
– “Selene, debemos atravesar sus corazones, es su único punto débil, en el medio del pecho, tu magia no servirá. A menos que la uses como reforzamiento. No puedo creer que hayan decidido usar una habilidad que les costara la vida”
– “Entendido. Espera… ¿Conoces esa habilidad?”
– “Sí, la usaron contra mí alguna vez, pero no es peligroso si es de sólo un elemento. Si se juntaran los 6 si lo sería, ya que sería casi indestructible”
– “Uhm… bueno, vamos”

Selene reforzó su cuerpo con magia de viento haciéndola mucho más rápida, saltó hacia uno de ellos, mientras Lycana hacía lo mismo con el otro.
El arcángel cortó con su espada hacia abajo, Selene lo esquivó se dio una vuelta y con sus patas golpeó el pecho del arcángel, la coraza que parecía llevar, se quebró.

El arcángel se recuperó de la patada, fue hacia ella y con ambas espadas en alto, la atacó. Selene en una acción rápida y temeraria, estiró sus garras hacia adelante logrando destruir la coraza del arcángel. Una explosión se desarrolló en el pecho del arcángel, quien tenía el corazón al descubierto, lanzándola unos metros hacia atrás.
Al ser destruido su corazón se evaporó en finas partículas.
Selene cayó de rodillas al suelo, desnuda, convertida nuevamente a su forma humana,  sangraba profusamente de ambos brazos, le faltaba una parte de ellos.

Al momento de estirar sus garras hacia el arcángel, este bajó sus espadas cortando ambos brazos desde el hombro hasta la base del codo. A pesar de esto, ella resistió y logró crear una explosión mágica de fuego en sus garras.
No podía mover ni los dedos y eso la asustó.

Lycana había logrado acabar rápidamente con el otro arcángel pues ya se había enfrentado antes a uno así.
Corrió a socorrer a Selene.
– “Jeje, parece que me hirieron”
– “Debes curarte rápido aún no acaba la batalla”
– “Yo creo que sí”; dijo mirando detrás de ella, ella volteó y vio a cientos de lycanos salir del bosque. Pero no estaban solos, miraron con incredulidad hacia su costado y vieron a cientos de ballesteros cargando y disparando sus virotes, debido a que sus brazos estaban sumamente heridos, y el dolor nublaba su mente; no pudo crear una barrera lo suficientemente resistente. La lluvia de virotes acribilló por la espalda a sus aliados.
Lycana la cargó sobre sus hombros, y ella vio con horror que el flanco izquierdo estaba siendo atacado por Litriev y sus hombres.
– “¡Maldito traidor!”; gritó llorando de impotencia y, ordenó; “Lycana, vamos”
La vida de sus padres estaba en peligro.

FLANCO IZQUIERDO

Nikolay y Bría se habían enfrascado  en una lucha contra Mónica, quien era mucho más fuerte que Estefan. Cada ataque era esquivado o bloqueado por ella, su defensa era impenetrable, pero había algo raro, sólo se defendía. Empezó atacándolos con agresividad pero de un momento a otro su ritmo fue bajando hasta sólo defenderse
– “¿Es que planeas sólo quedarte de esa manera?”; dijo Bría un poco molesta.
A pesar de tener todo a su favor e ir ganando la batalla, sus fuerzas iban disminuyendo a cada minuto.
Nikolay vio que los lycanos estaban rompiendo las filas de los humanos, miró a su alrededor y aún vio a combatientes de ambos bandos luchando, los hunters eran los que más resistían.

– “Vaya, parece que habrá problemas. Espadas del arcángel”; dijo Mónica creando cientos de espadas que se mantuvieron suspendidas en el cielo, pero no descendieron se mantuvieron allí, por encima de ellos a una gran altura.

Monica

Nikolay y Bría voltearon hacia atrás y vieron a Litriev lanzándose con su ejército a la carga, iba a sonreír pero lo que vio lo sorprendió, llenándolo de furia, cientos de ballesteros salían del bosque y al parecer atacarían el flanco izquierdo, mientras los lycanos iban venían hacia ellos.

– “¿Honor? Jaja, parece que a ese de ahí poco le importó traicionar a su raza”; dijo Mónica sonriendo.

La retaguardia de su ejército de lycanos entró en pánico al ver a sus propios aliados atacarlos.
En ese momento todo se derrumbó.
Los lycanos al no saber quiénes eran sus amigos o enemigos empezaron a atacarse entre ellos, tal fue la confusión que incluso los de la línea frontal empezaron a agredirse mutuamente.
Pronto Nikolay y Bría fueron acorralados, un hombre se abrió paso entre el círculo de lycanos que había sido hecho.
– “Maldito traidor”
– “¿Yo? Tú fuiste el que traicionó a nuestra raza dejando ingresar a un vampiro a nuestro sagrado pueblo y encima concebiste a una perra que se acuesta con uno”
– “Maldito, voy a arrancarte el puto hocico, pedazo de mierda”; dijo Bría furiosa al escuchar el insulto hacia su hija. Nikolay la detuvo.
– “Mátenlos”; ordenó Litriev a sus subordinados.

Uno a uno fueron cayendo bajo las garras de Nikolay y Bría.
Después de unos minutos Litriev, vio con furia lo que sucedía, decidió intervenir, se transformó y atacó a un desprevenido Nikolay, ambos rodaron por el suelo, enfrascándose en una lucha cuerpo a cuerpo. Bría iba a correr en su ayuda pero algo ocurrió.

Mónica que se mantenía observando bajó el brazo, miles de espadas divinas cayeron.
Bría no lo podía creer, vio un cambio en los ojos de Mónica.
Era como ellos.

Tanto el ejército de Nikolay como el de Litriev fue acribillado, ambos fueron empalados al suelo. Bría no pudo evitar las espadas, una espada se clavó en su pata, y vio con resignación más espadas acercándose a ella.

– “¿Po-por qué?… Cough cough”; dijo Litriev vomitando sangre, su cuerpo había vuelto a su forma humana, su pecho y extremidades estaban atravesadas por varias espadas divinas.
– “Idiota, ¿Crees que dejaría pasar esta oportunidad? Yo no soy como Anne, aunque creo que pudo haber hecho lo mismo”; dijo  Mónica con la mirada seria.

Litriev miró a Nikolay quien yacía en el suelo, cerca de él. Una de las espadas se clavó en su garganta, y varias alrededor de su cuerpo.
Litriev miró al cielo y sus ojos se pusieron en blanco.

Bría vomitaba sangre, le quedaban pocos minutos de vida, miró hacia el centro, Lycana venía desde muy lejos en su dirección, debido a que sabía que no sobreviviría, por medio de telepatía se comunicó con Lycana, ordenándole que le dijera a Ethan que la incinerara a ella y a Nikolay.
– “Por favor, que no profanen nuestros cuerpos”; había dicho.
– “Sí, mi Reina”

Selene en medio del recorrido fue dormida por Lycana. Lo hizo por que no quería que  viera lo que pasaría a continuación. Lycana una vez llegó donde Ethan le comunicó el último deseo de la Reyna.

Bría volvió a su forma humana, se sacó las espadas que aún no habían desaparecido y se arrastró al cuerpo de su esposo. Bría lloraba, sacó las espadas del cuerpo de Nikolay y lo besó.

Acto seguido miró a Ethan que se encontraba a una gran distancia.

– “Brigit, préstame un poco de tu poder”
– “Yo puedo hacerlo, Maestro”
– “No, yo lo haré”; dijo mordiéndose el labio inferior hasta sangrar.
Brigit puso la mano en la espalda de Ethan y este dijo:
– “Purificación de fuego”; dijo Ethan.

El cuerpo de Bría y Nikolay empezaron a quemarse hasta sólo dejar cenizas.
Lo último que vio fue la sonrisa de Bría.

– “Va-vámonos”
Ethan lloraba, le recordaba a la última vez que vio a su madre con vida, mientras corría con las demás en dirección hacia el bosque.
Pero antes ordenamos la retirada.

Mónica perdió la compostura, ya que pensaba llevarlos como trofeo de guerra al mismo Vaticano.
– “A por ellos”; ordenó Mónica a algunos soldados ubicados a su alrededor.

……………………………………..

Llevaba a Scarlet en mi espalda, Lycana llevaba a Selene en sus brazos, Brigit tenía a Gía en su espalda y Valeska, todos nosotros corríamos a través del bosque.
– “Era demasiado bueno para ser cierto”; dijo Valeska, triste.

Todos bajamos la cabeza. Lycana era la más afectada, ya que se sentía culpable, debido a que ellos eran como sus hijos y ella no pudo corregir a Litriev cuando tuvo la oportunidad.

– “Hasta aquí puedo llegar”; dijo Valeska deteniéndose.
– “¿Qué sucede?”; pregunté.
– “Nada, debo avisar a los que se quedaron en el norte. Fue un gusto haberlas conocido”; dijo Valeska  mirando a las chicas, luego caminó hacia mí, me tomó con ambas manos la cara y me besó; “Espero volvernos a encontrar en el futuro”

Acto seguido corrió hacia el bosque desapareciendo entre los árboles.

Nos dispusimos a seguir con el recorrido pero algo nos lo impidió.
Brigit fue la primera en sentirlo, luego nosotros.
Una intensa y dolorosa presión en el pecho que hizo que dejáramos de respirar por unos segundos.
Algo había pasado.
Brigit adolorida sólo pronunció:

– “Nereia…”

 

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

 

 

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 71

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 70 | Granheliostranslations

  2. eldegollado1 dijo:

    grax x el cap x lo q veo ya llego anne marie a lo de sophye um … si o si tienes q matar a un elemental verdad ? T_T xD, pero bueno a esperar nomas y prefiero guardarme esas sorpresas q lei para mas adelante haver si todos tambien se dan cuenta xD.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 72 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s