INMORTALS: The Six Spirits cap 67

LYCANCITO

Uhm bueno algunos por ahí pidieron a Alessia y a Iria, quería hacerlo en dif caps pero después dije por que no en sólo uno :V
No será largo pero sí sabroso 😀
CAp para mayores de +18 Aunque sólo sea un poco pero …  :/


DESGASTE

Después de enterarse de la derrota del ejército del sur, Valeska no sabía qué hacer, era la única que quedaba.
Reunir otro ejército era imposible ahora.
Decidió mandar diferentes aves mágicas a cada rincón de Europa diciendo que lo mejor era realizar ataques de guerrilla.
Quien diría que dicha orden se practicaría por varios siglos.
A Ethan no le pareció una mala idea.
Nikolay, Nikita y los demás líderes habían llegado a excepción de Litriev, quien en ese momento se encontraba resguardando el ejército ubicado en un espeso bosque al sureste de su ubicación. Una vez empezaron las batallas, recibieron mensajes de diferentes lugares, en los cuales la estrategia creada por Valeska, estaba dando resultados.

Un mes había pasado desde la masacre de Varsovia.
Los hombres lobo debido a su número, atacaban  a las caravanas y a las pequeñas guarniciones de cada ciudad, sin alertar a los ciudadanos sobre su presencia.
El Reino de Polonia junto al Principado de Lituania pronto se convirtió en el Reino de la Alianza, aunque normalmente se les conocía como Jagellón, nombre que ya estaba vigente incluso antes de esta guerra.
El peligro acechaba en todos lados, El Principado de Moscú por el este, los Países de la Orden Teutónica por el norte, el Sacro Imperio por el oeste y por el sur el Reino de Hungría y Principado de Valaquia.
A pesar de estar acorralados y ser inferiores en número, ocasionaron terribles pérdidas a los ejércitos enemigos.
En esas batallas que se descubrió a varios magos en su ejército, y que algunos de ellos eran peligrosos, uno de los líderes lycanos relató que una mujer con su ejército los había acorralado y desatado una masacre. Él logró escapar gracias al sacrificio de algunos de sus hombres, llegó hacia nosotros a informarnos de lo ocurrido, luego al día siguiente, nos enteramos que se había suicidado, lanzándose a una hoguera.
El hecho de haber perdido la batalla, fue la razón.

A veces Ethan no tomaba parte de los diferentes enfrentamientos que se daban, a veces sólo mandaba a sus familiares a limpiar. Participó en varias, a veces terminaba una y se dirigía a otra de inmediato, con el tiempo eso le llegó a agotar.

El ejército religioso, como ellos lo llamaban, a veces ganaban, otras veces perdían, pero cada batalla les restaba fuerzas. Ethan, Valeska y Nikolay acordaron lanzar un ataque combinado y atacar Berlín, darían el todo por el todo. Aunque antes tendrían que librar duras batallas para llegar. Después de todo, el Sacro Imperio era su principal enemigo.

– “He enviado a Litriev y 3 líderes más al sur a derrotar al ejército de esa mujer, volverán a tiempo para la ofensiva que realizaremos”; nos informó Nikolay.
– “Si derrotamos al ejército de Hungría, el frente del sur no será un problema”; dijo Valeska.
– “Por cierto, me acaba de llegar una carta. El norte es libre, los Teutones se han retirado después de la batalla de Allenstein”; dijo Nikolay

El aire de revancha de los caballeros Teutones, les hizo crear una alianza con el Sacro Imperio, parece que no aprendieron nada de la derrota de la Batalla de Grunwald en 1410, donde fueron derrotados por el ejército Polaco-Lituano.

Actualmente pensaron que se enfrentaban a un ejército de hombres y a pesar que nos superaban en número, fueron derrotados.
Firmaron la paz 2 días después, su Reino estaba en decadencia.

– “¿Cuándo lanzaremos el ataque al Sacro Imperio?”; preguntó Valeska.
– “Debe ser lo más rápido posible, contamos con pocos efectivos. Es un todo o nada”; dijo Nikolay.
– “Sí, cada día que pasa es pérdida para nosotros”; dije un poco molesto.

Justo en ese momento Selene, Iria y Brigit llegaron.
– “Después de esta batalla creo que los rusos se plantearán si deben atacarnos de nuevo. Después de todo no siempre ves el infierno en persona, en medio del invierno, jajaja”; dijo Brigit riendo.
– “El principado de Valaquia fue derrotado, aunque seguirán las escaramuzas, dejé que el ejército polaco se encargue, matamos a casi cerca de 50 Mage Hunters”; dijo Selene, un poco cansada.
– “Iria ¿te encuentras bien?”; pregunté al verla agarrarse la cabeza.
– “Sí, es sólo que tanto viaje me mareó un poco”; dijo alegremente.
– “¿Y Alessia?”; pregunté.
– “Está peleando con Scarlet”; dijo Iria.
– “¿Qué pasó?”
– “Nada, son cosas de mujeres”; respondió.
– “Oh, ya veo”
Me pregunto qué será.
En ese instante ambas ingresaron, Gía y Sylph las seguían atemorizadas.
– “Te digo que son mejores”; habló Alessia.
– “Que no”; dijo Scarlet.
– “Ethan, ¿Qué opinas de mis pechos, son más suaves, cierto? Anda tócalos”; dijo tomando mi mano y poniéndola sobre sus pechos.
Scarlet tomó la otra e hizo lo mismo.
– “¿Los míos son más suaves cierto?”; dijo Scarlet.

“Aquí viene”; pensé.
Scarlet se dio cuenta de lo que hizo, y me pegó una bofetada en frente de todos los presentes. Alessia no se había dado cuenta de los líderes, y se mostró avergonzada también.
– “Jajaja, vaya muchacho”; rio Nikita.
– “Uhm, no sé qué decir”; dijo Nikolay entre molesto y confundido.

Los demás líderes sonreían.

– “Ejem… Alessia ¿Qué pasó en el frente del sur?”
– “Bueno, Litriev dijo que se quedaría limpiando, para suerte de Iria, ya que se encontraba cansada y traer a todos hubiese sido un problema. Pero derrotamos al ejército húngaro y del Sacro Imperio. Aunque no vimos a los magos que mencionó, su compañero”; explicó Alessia.
– “Si los magos no estaban, quiere decir que aún están deambulando libres por ahí. Eso es peligroso”; dijo Nikolay.
– “Quisiera enfrentarlos, para deshacerme de ellos de una vez”; dije.
– “Ya llegará el momento”; dijo Valeska.

Terminada la reunión cada uno fue a su habitación. Nikolay y los demás líderes fueron a sus tiendas de campaña, no entendía la razón pero no les gustaba estar dentro de la mansión.

No le di importancia y fui hacia mi habitación.
Desde ese día que fui masacrado, Gía y Sylph eran cuidadas celosamente por Scarlet.
Desearía poder tocar sus cuerpos, pero parece que tendré que esperar.

Me eché sobre la cama un poco agotado, quería descansar. Brigit quería que fuera a la batalla que tuvo, quería tener relaciones nuevamente en medio de ella, quise hacerlo pero había que luchar en el oeste.

Me encontraba mirando el techo cuando alguien tocó la puerta, era Alessia.
– “Pasa”; dije.
– “Ethan, estoy sumamente molesta. No puedo creer que esas dos niñas se me hayan adelantado”; dijo inflando sus cachetes en señal de molestia. Aunque después se relajó y empezó a quitarse la ropa que traía.

Vi su cuerpo desnudo cubierto de cicatrices, recordándome por qué estaba aquí.
Un poco avergonzada se cubrió. Caminé hacia ella, la tomé del mentón y la besé.

La cargué hacia la cama y la recosté allí. Ella me jaló de la camisa tirándome a su lado, luego se levantó y se sentó encima de mí.
Lloraba.
– “¿Por qué lloras?”; dije enjugando sus lágrimas con mis dedos.
– “Nunca pensé volver a verte, Ethan”
– “Oh, vamos, ya es tarde para que digas eso”; dije tratando de calmarla.
– “Ethan, te amo”
– “Yo también, Ale. Te amo”
– “¿Puedes hacerme un favor?”
– “Claro”
– “¿Te molestaría si alguien más se nos une?”
– “Jaja. No, no me importaría”
– “Iria, ya escuchaste”; dijo.

Iria entró a la habitación, al parecer estaba escondida.

– “La he notado ansiosa y siempre se masturba en las noches pensando en ti ¿sabes? Es un poco molesto ya que mi cuarto queda al lado del de ella”
– “¿Me escuchaste?”; preguntó Iria ruborizada.
– “Claro, por eso te lo propuse hoy ¿recuerdas?”
– “¿Tramando cosas a mis espaldas?”; dije sonriendo.

Iria empezó a quitarse la ropa, sus pechos eran de tamaño moderado, por no decir pequeños. Sería malo si digo eso, no quiero molestarla.

Una vez desnuda, se acercó hacia mí.
Se transformó, al inicio se encontraba como un poco tímida, pero al besarme cambió por completo.

Alessia me bajó el pantalón y empezó a hacerme una felación. Mientras Iria tomaba fuertemente mi rostro y presionaba sus labios con los míos, con mis manos empecé a frotar sus senos, mis manos podían agarrarlos en su totalidad debido a su tamaño.
Los apretaba suavemente y luego jugaba con sus pezones erectos.

La sensación de su lengua en mi boca, y la de Alessia lamiendo mi pene, hacía que se sintiera fenomenal.
Iria se sentó encima de mi cara mientras balanceaba su delgado cuerpo.
Empecé a lamerla, dejando que sus jugos vaginales mojaran mi rostro, gritó de placer.
Bebí un poco, es sorprendente que haya sufrido un orgasmo tan rápido, el sabor era un poco dulce y salado a la vez.

Alessia dejó de usar su boca, se sentó encima de mí, agarró mi miembro y lo introdujo suavemente dentro de ella, gimió de placer.
Sentí la sangre de Alessia bajar por mi pene, el olor de su sangre era exquisito.
Quería beber su sangre, pero era imposible ahora.
Empezó a moverse de forma circular, en ese instante escuché que Alessia e Iria se besaban, ambas se tocaban los senos mientras lo hacían.
Con mis manos separé sus labios vaginales y metí mi lengua lo más dentro que pude.
Esa acción la hizo gemir y soltar un grito.

El interior de Alessia era caliente, y sentir sus paredes vaginales envolviendo mi pene, se sentía diferente.
Tal vez debido a que era mi hermana.
No habían pasado ni 5 minutos, cuando Alessia tuvo un orgasmo y se retiró.
Era el turno de Iria, con un poco de temor se sentó sobre mi pene y empezó a frotarlo con su entrepierna, balanceándose de adelante hacia atrás, en una de esas idas y venidas mi pene ingresó dentro de ella.
Al parecer ella se movió bruscamente para lograrlo, sentí su interior siendo rasgado, al parecer le dolió muchísimo ya que lo hizo tan descuidadamente.
Salió mucha sangre, pero aun así, siguió moviéndose.
Subía y bajaba su cadera salvajemente, parecía no importarle su dolor. Alessia se acercó e Iria la tomó del rostro, ambas empezaron nuevamente a besarse.

Alessia ahora puso su entrepierna sobre mi boca.
Mientras mis manos apretaban sus senos, la cama parecía querer romperse debido al movimiento que realizaba Iria.
Pero resistía.
Los gritos de placer de ambas retumbaban en la habitación, que también se llenó de ese aroma liberado por nuestros cuerpos.

Iria tuvo un orgasmo al mismo tiempo que yo, y cansada se echó a un lado de la cama.
Alessia se arrodilló, pegó su cabeza a la cama y levantó su trasero, mientras con 2 dedos en forma de V me dejaba ver su interior.
No pude aguantarme, esta vez fui un poco más salvaje.
Tomé a Alessia de la cintura, la empujé hacia mí mientras me movía, con una mano empecé a darle palmadas en el trasero, que lo enrojecieron a tal punto que parecía querer sangrar.
Me asusté, pero Alessia dijo que continuara, porque le gustaba.
Iria nos miraba mientras que con una mano se masturbaba.

La jalé del brazo y le di un profundo beso.

Toda la noche nos mantuvimos así. Iria después de dos rondas más, terminó sumamente agotada.

alessia e iria
Iria decía que le dolía un poco el cuerpo y se quedó dormida, al instante.
Alessia por su parte resistió 4 rondas más. Al terminar, los 3 dormimos juntos hasta el amanecer.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 67

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 66 | Granheliostranslations

  2. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 68 | Granheliostranslations

  3. eldegollado1 dijo:

    jojjjoojojojojojoojojojoojjoojojojojojojo

    Le gusta a 1 persona

  4. Me imagino la otra mirando todo princesa -chan debe estar jugando consigo misma

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s