INMORTALS: The Six Spirits cap 64

LYCANCITO
ADVERTENCIA: Cap sólo para mayores :v de 18 años

AL que le guste las lolis que se presente 😀
Pedobear-pedo-bear-29034484-350-282
Bueno uhm… ya verán por que pasó lo que pasó pero bueno sin más que decir ahí les va.

DICHA Y FURIA

Rodick estaba furioso, Ethan resultó ser más fuerte de lo que pensó.
Antes de llegar al campo de batalla se bajó del caballo y creó un clon por precaución, pero éste fue derrotado fácilmente. Al ver que no podría hacer frente a Ethan y sus familiares, decidió usar el cristal y así llegar directamente a Berlín.

Los celos, a veces pueden llevarte a hacer cosas inimaginables.

Eso era lo que sucedería con él, ya que para obtener la fuerza que quería, tendría que entregar su cuerpo a la ciencia.

…………………………………

En algún lugar cerca de la ciudad de Varsovia.
Una gran mansión se alzaba a orillas de un acantilado, era de color blanco y tenía una infinidad de habitaciones, la antigua residencia de Valeska, quien por el momento no se encontraba presente. De estilo gótico, rejas circundantes, y un espeso bosque la rodeaba. En  una de las habitaciones una conversación se llevaba a cabo.

– “¿Aún sigues excitada?”

– “Es que fue maravilloso”

– “Ya lo sé, pero no puedes estar así, recuerda que todos compartimos ese deseo debido a nuestra conexión”

– “Está bien, educada, correcta y pudorosa Scarlet. Te pareces a mamá”

– “Eso…”; Scarlet se puso triste.

Brigit se dio cuenta que aunque hayan pasado miles de años, el tema de mamá era una especie de tabú para ella.

Se disculpó.

– “Lo siento”; dijo tomándole de las manos; “Según me dijeron Ethan te besó, él no es como esos niños que te molestaban por tu apariencia. Estoy segura que si se lo pides él lo hará con gusto, placer y sobretodo con amor”

Brigit sabía que Scarlet amaba y odiaba su cuerpo al mismo tiempo, y aunque Ethan se lo dijera, ella se mantendría igual. Sólo había una forma, que él lo hiciera con ella y que si por azares del destino resultara embarazada como Sophie, esa barrera que interpuso en su mente se haría cenizas.
“Aunque sólo bastaría con lo primero, creo”; pensó.

– “Tienes razón, a todo esto ¿Donde están Gía y Syplh?”; preguntó Scarlet.
– “Lo siento, Ethan dijo que no quería que lo interrumpieran”; dijo Brigit con una amplia sonrisa.

Scarlet abrió los ojos aterrada, y cuando volteó, sintió las manos de Brigit en la cabeza. Minutos después, Scarlet descansaba en una de las camas de la habitación.

– “Lo siento hermana, pero ellas también lo desean, aunque tengan un poco de miedo. Qué ironía, usé la magia que me enseñaste en tu contra”; dijo mientras acariciaba el rostro de su hermana, quien dormía profundamente.

Alessia, Selene  y Lycana salieron a pasear al bosque cercano que rodeaba la mansión, conversaban animadamente sobre el pasado. En corto tiempo se habían vuelto muy amigas, a pesar que Selene consideraba mala, la relación incestuosa que tenía Alessia con su hermano.

– “Aún no me has dicho cómo se conocieron”; dijo Alessia.

– “Uhm… Ethan me observaba mientras tomaba un baño en una laguna, y me ayudó cuando unos hombre mandados por Litriev, intentaron matarme. No lo sé, pero en ese momento sentí como si ya nos hubiéramos conocido”

– “Vaya, que curioso. Eres la segunda chica a la que salva”

– “¿Eh?”

– “Sí, algo parecido sucedió cuando era un niño, me contó que ayudó a una niña y que le gustaba, aunque pasados unos días y ya que desapareció, la hice olvidarse de ella, con mi cuerpo”; dijo Alessia con una mirada pícara, sonriendo.

– “¿Y no te descubrieron tus padres?”

– “No, aunque hubo una vez que mamá entró al baño y me encontró a mí en una situación embarazosa, Ethan lagrimeaba, pero hábilmente dije que se me había caído el jabón y lo estaba recogiendo”; dijo sacando la lengua.
– “Ahora entiendo todo, tú volviste a Ethan un maniático sexual”

.Cuando dijo eso Alessia miró hacia un lado y empezó a silbar.

– “No puedo creerlo”; dijo Selene.

– “Je je, si lo hubieras visto cuando nació no hubieras resistido la tentación te lo aseguro. Su piel era tan suave, su cuerpo tan blandito, era un amor”

– “Uhm…”

– “Es cierto, Lycana, ¿Ethan, qué te parece?”; preguntó Alessia.

– “Su cuerpo es delgado, no aguantaría una batalla cuerpo a cuerpo; pero si hablamos de su poder mágico es diferente, pienso que es una buena opción aparearse con él”; contestó Lycana.

– “¡Lycana!”; gritó Selene.

– “Sólo estaba dando mi opinión”; dijo sin darle mucha importancia.

– “Me agradas”; dijo Alessia.

 

Y así ambas se mantenían platicando, hasta muy entrada la noche. La razón por la que Alessia alargó la conversación era por encargo de Ethan.

Él le prometió que si le hacía el favor de mantener alejada a Selene de la mansión, haría cualquier cosa.

Ella aceptó.

Después de todo, Selene lo golpearía si se enterara.
Iria por su parte padecía de unos dolores de cabeza terribles, todo había empezado desde que salió de Berlín, pensó que era por cansancio pero cada vez era peor y en medio del dolor se quedó dormida, en la habitación asignada para ella

…………………………

Me encontraba sentado en una silla mientras miraba a Gía y Sylph.
Ambas portaban un hermoso vestido de color blanco.

Lucían nerviosas.

Gía estaba colorada, siempre hago la misma comparación y la reitero, era un hermosO tomate a punto de explotar, siempre encontré adorable su expresión.

Sylph miraba de un lado a otro, debido a su tono de piel era muy difícil saber si estaba avergonzada o no, pero ese ligero enrojecimiento de sus mejillas la delataban.

– “Gía, Sylph, acérquense”; les ordené.

Ambas asintieron y dieron unos pasos hacia adelante. Me puse de pie y acaricié las mejillas de ambas, estaban ardiendo.

– “¿Lo hago con las dos a la vez o por turnos?”; les pregunté.

– “Siempre hacíamos todo juntas hasta que nos separaron, pero depende de usted Maestro”; mencionó Sylph.

– “Así es”; confirmó Gía.

Debido a que no quería arruinar el vestido que les regaló Sophie, fui levantándolo delicadamente, primero a Gía luego a Sylph.

Ninguna usaba ropa interior y quedaron desnudas frente a mí, sus cuerpos a pesar de tener miles de años, lucían tan jóvenes, palpables y delicados.

Rodee mis brazos alrededor de ellas, las levanté y llevé hacia la cama, acostándolas delicadamente en ella.

Con ambas sobre la cama, las observé sonriente. Se los había prometido, y una promesa siempre se cumple.

Me quité la ropa, me arrodillé sobre la cama y empecé a besar a Sylph, mientras con mi mano derecha acariciaba los pechos aún en desarrollo de Gía, quien al tocarla soltó un gritito de sorpresa.

Jugué durante unos segundos con la lengua de Sylph, separé mis labios de los suyos, ella me miraba con los ojos llorosos, con mi otra mano libre retiré aquellas lágrimas y le sonreí. Nuevamente deslicé mi boca hacia su cuerpo pero no a su boca sino a sus delicados pechos, empecé a lamerlos, hasta que se pusieron un poco duros, luego fui bajando hasta llegar finalmente a su entrepierna.
Primero con mi lengua empecé a lamer su entrepierna, pasados unos segundos cuando sentí que se había humedecido me levanté y susurré a su oído:
– “Lo haré despacio, si te duele, me dices que pare y lo haré”; con la mirada llorosa asintió.
Gía se sentó sobre la cama, y vio lo que haría con ella en unos minutos.

Para mi sorpresa Sylph agarró con sus manos mi miembro erecto, y lo guió hasta la entrada de su vagina, respirando agitadamente cuando choqué con ella.

Lentamente fui empujando mi cintura haciendo que la penetración fuese menos dolorosa, ella hizo una mueca de dolor, cerrando los ojos y arqueando su espalda.
Parecía querer gritar, pero no lo hacía, resistía.
Su cavidad vaginal era apretada, la sensación era fascinante, al sentir mi miembro envuelto en aquellas paredes de carne que me hacían sentir aún más excitado, pero no me dejé llevar.

De pronto sentí como aquella fina y delgada membrana de carne se desgarró, su virginidad había sido tomada, mi pene había entrado hasta la base.

sylph y gia sexo
Al parecer el dolor fue demasiado y me abrazó llorando, pequeñas gotas de sangre mancharon la sábana.
Estuve a punto de sacarlo pero ella dijo:
– “Conshinúe Maeshtro, rehsistiré”
Acto seguido me dio un beso en la boca.
Gía quien nos miraba sorprendida, bajó sus manos y empezó a masturbarse, por solicitud mía, ya que mentalmente se lo dije.
Empecé a mover suavemente mi cintura, mientras ella hacía lo propio con sus caderas, bajó los brazos y empezó a retorcer la sábana con sus manos. Aproveché y con uno de mis brazos halé a Gía hacia mí y la besé.
Con mi mano libre y mientras me mecía suavemente, metí mis dedos en la boca de Sylph, jugaba con su lengua, ella babeaba, parecía gustarle lo que hacía.

Gía por orden mía se puso de pie en la cama, ubicando su entrepierna a la altura del rostro de Sylph y se sentó sobre su boca.
Mientras penetraba a Sylph y besaba a Gía, Sylph lamía la entrepierna de Gía.
Gía gemía, Sylph también podía escucharlas en mi mente.

Empecé a aumentar la velocidad ya que no tenía mucho tiempo, ya estaba anocheciendo, ellas en cualquier momento llegarían.

Tomé a Sylph de la cintura y comencé a moverme un poco más rápido, le ordené a Gía que se apartara y al hacerlo Sylph me abrazó, parecía estar también en su límite.
Nos besamos y por primera vez deslicé mi boca hacia su cuello clavando mis colmillos en ella, su sangre, su cuerpo, su alma, ahora todo me pertenecía.
Ella empezó a moverse al son y compás de mis movimientos, cuando percibí que estaba llegando a mi límite opté por pellizcar suavemente sus lindos y amarronados pezoncitos que parecían 2 bolitas de algodón.

– “Ahn Maeshtro, aaaahn”; gimió de placer.

No pude contenerme, aumenté aún más la velocidad, halé a Gía hacia mí y mientras la besaba, disparé aquél líquido lechoso y blanco dentro de la vagina de Sylph, quien también dejó escurrir un líquido transparente, cualquiera diría que se había orinado, pero no era así.

La observé, me miraba con los ojos bañados en lágrimas, pero sonriendo.
– “Maeshtro, Sho amo”; dijo, luego cerró los ojos, se había quedado dormida.

Gía se echó sobre la cama y se puso en la misma posición de su hermana, pero no lo hice de esa manera, la volteé e hice que ponga sus rodillas en la cama dándome la espalda, ella bajó su cabeza apoyándola sobre la cama.

Vi como agarraba las sábanas con fuerza, preparándose para lo que venía.
Bajé mi boca, empecé a lamer su entrepierna de tono suave y sonrosado. Hasta que sentí que se había humedecido.
Le dije lo mismo que a Sylph.
– “Ño she peocupe Maeshto”; dijo lagrimeando.

Me sentí culpable.
Aún así agarré mi miembro y lo fui introduciendo suavemente en su vagina.
Era apretado, húmedo y caliente su interior.
Sentí el desgarramiento de su himen, Gía mordió la cama debido al dolor pero me dijo que continuara.
Al parecer no pudo resistir y pegó su cuerpo a la cama. Me separé de ella.
Cuando me disponía a bajar de la cama ella me cogió del rostro y me dijo:
– “Yho Shiento”

Esta vez me eché en la cama mientras ella se montó sobre mí, al parecer esa posición resultó la ideal ya que no le dolía mucho según me dijo telepáticamente.
Durante varios minutos probamos diferentes posiciones que le resultaban menos dolorosas, aunque yo sabía que sólo lo hacía por complacerme, pero no pude sentir que fuesen forzadas. Ellas también lo deseaban, y es por esa razón que no me negué.
No me hubiese importado que pasen algunos cientos de años y esperar que maduraran pero estaban impacientes debido a la plática que tuvieron con Nereia en algún momento.

Finalmente me senté con ella encima de mí, ella se balanceaba mientras me besaba y de un momento a otro cuando sentí que ambos estábamos a punto de acabar, ella arqueó su espalda mientras yo liberaba mi semen dentro de ella.
sylph y gia sexo

También agotada y con un delgado hilo de líquido blanco saliendo de su entrepierna se recostó sobre la cama.
Yo también lo hice, ubicándome en medio de ambas, Sylph al parecer despertó sólo por un momento y al verme a su lado, al igual que Gía, puso una pierna encima de mí y un brazo sobre mi pecho.

Se quedaron dormidas, mientras yo pensaba en lo que nos depararía el mañana.
De pronto escuché una voz venir de fuera de la habitación.
– “Ethaaaaaan, espero que estés preparado”; era la voz de Selene, y no sólo ella, también estaba Scarlet allí.

¡Mierda!

 

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 64

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 63 | Granheliostranslations

  2. Mexi dijo:

    ¡Oh mierda!, ¡No he visto ni el primer capítulo pero con esas ilustraciones a leer carajo a leer!

    Le gusta a 1 persona

  3. la que a liado el pollo chaval, diria que a ethan le viene paliza gitana de parte de selene y scarlet,
    me parece que el capitulo que viene va a estar como por diez linias acostado en la cama.

    Le gusta a 1 persona

  4. niwbie22 dijo:

    Que capitulo solo me queda esperar el proximo para ver la paliza q le van a dar

    Le gusta a 1 persona

  5. eldegollado1 dijo:

    jejejejeje xD, hay te van los ONUS xD, um que vendra palisa u orgia um… xD grax x el cap lycancito ya ando esperando el siguiente pa ver q viene xD
    PD:OMG esta nereia siempre comentando algo de mas xD

    Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 65 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s