INMORTALS: The Six Spirits cap 60

LYCANCITO
Buenas hoy les traigo un cap genial 😀
Si analizan bien la pelea que pondré a continuación, se darán cuenta de por qué terminó así
Esto de dibujar demora mucho u_u pero la imagen me quedó bravaza aunque después le daré un toque más realista a todos mis dibujos 😀
En el nuevo arco revelaré algunos secretos 😀 y las batallas que se desarrollarán a lo largo de Europa 😛

Antigua Vs Nueva Generación

Según la leyenda, hace miles de años existió un monstruo que causaba el terror por donde pasaba, pueblos y ciudades destruidas se contaban por decenas.
Un día mientras atacaba una ciudad, un mago salió a su encuentro y le pregunto su nombre.
– “Mi nombre es Lycana, tonto mortal”; respondió sonriendo.

Luego de unos segundos éste fue despedazado por ella.
Y desde ese momento el nombre pasó de persona a persona, un nombre que significaba destrucción y miseria.

A pesar de que varios ejércitos trataron de detenerla, fueron masacrados por ella.

Al monstruo le encantaba la sangre humana, pero no todos morían, algunos a los cuales el monstruo consideraba dignos, eran convertidos en bestias como ella, pero eran dejados a su suerte.
Inmortales que regeneraban sus heridas rápidamente y podían vivir eternamente.

Entre todos aquéllos que recibieron este don maldito, había una mujer muy joven y hermosa, que había sido convertida contra su voluntad como la mayoría y juró vengarse de aquél ser.
Su nombre era Svetlana, la única superviviente de su pueblo y gracias a ella, un grupo de magos pudo ponerle fin a su reino del terror.

Un día mientras atacaba un pueblo, ella la enfrentó, Lycana se rio de ella, sus risas resonaban inclusive en el bosque oscuro y espeso.
La batalla fue desigual, y al ver que podría morir, decidió correr con todas sus fuerzas, hasta llegar a una cueva ubicada al pie de una montaña, se ubicó frente a ella, y desafió a Lycana, quien confiada y orgullosa saltó sobre ella.
Svetlana al ser más pequeña, logró esquivar su ataque, y debido a la fuerza con la cual Lycana se precipitó sobre ella, cayó dentro de la cueva.
– “Ahora”; gritó Svetlana.

Fue en ese momento que un grupo de unos 12  magos crearon una barrera alrededor de la cueva, Lycana al verse burlada y sin escapatoria, dirigió su mirada a Svetlana.
Luego para sorpresa de todos los presentes, ella empezó a reírse a carcajadas.
Mientras la barrera siga en pie ella nunca podría salir de ese lugar.

Debido a que todos los magos eran humanos, sólo ella quedó viva con el pasar de los años. Un día, mientras vigilaba a Lycana, ya que lo hacía esporádicamente, ésta le dijo algo muy interesante.
Que ella podría ser el familiar del mago o maga que la venciera en una batalla.
Desde ese momento se encargó de buscar a estos magos, de preferencia que sean de los diversos clanes que se crearon con el pasar de los años.
Ninguno logró someter a Lycana.

Miles de años después, cuando ya había perdido las esperanzas, bajo la luna de sangre se dio el nacimiento de una niña, que conforme fue creciendo, pudo ver que al fin alguien lograría someterla a su voluntad.

……………………………………………………

Miraba atentamente a Lycana, quien había salido de la cueva caminando en 2 patas.
– “Así que tú eres mi próxima víctima”; dijo Lycana.
– “Ja, ¿En serio crees que me vencerás? Sólo eres una mujer lobo grande, sólo eso”
– “Sí que tienes agallas para decir eso, lástima que pronto el suelo se teñirá con tu sangre”

Sveta quien la miraba desde varios metros detrás, se percató que ambas tenían el mismo carácter desafiante y orgulloso, al momento de la batalla.

Lycana bajó sus brazos al suelo y empezó a caminar de derecha a izquierda, como esperando algo.
Yo no sabía qué hacer, un paso en falso y podría morir.

Lycana erguida medía unos 2 metros y medio, era mucho más grande que mi tío Nikolay,  y más rápida que él según me advirtió Sveta.

Siempre esperé un reto así, al fin lo tenía y no pienso desaprovecharlo.
Ethan tiene 7 familiares, y sus reservas mágicas han aumentado considerablemente.
Si tenerla a ella significa estar más tiempo en batalla, pues bienvenida sea.
Allá vamos.

Me lancé precipitadamente sobre ella, después de crear una explosión mágica en mis pies que me impulsó a una velocidad impresionante.
Lycana corrió a mi encuentro con el hocico abierto mostrándome sus colmillos y ambos brazos estirados.
– “Pared de tierra”; dije.

Una columna de gran grosor y de unos 4 metros de altura salió de la tierra, sabía que eso no la detendría pero eso no era lo que buscaba. Escalé rápidamente la pared y salté sobre ella, en ese preciso momento la pared fue destruida por Lycana.
Logré mi cometido, al parecer se sorprendió cuando me monté sobre su espalda, y con ambas manos juntas en su lomo exclamé:
– “Prisión gélida”

Inmediatamente el cuerpo de Lycana se fue congelando en el aire, es raro, no hizo nada para detenerme.

Salté y caí al suelo, mientras veía el cuerpo congelado de Lycana.
Pasaron unos 5 segundos y pude ver una sonrisa en su rostro, acto seguido el hielo se quebró y empezó a reírse a carcajadas.

– “Ja ja ja, muchacha ¿Cuál es tu nombre?”
– “Selene”
– “Eres la primera que me ha dado un ataque mágico de esa magnitud, pero mi cuerpo es lo suficientemente resistente como para que logres congelar mis órganos”

No funcionó, magia de agua, viento y tierra descartada, sólo me queda usar magia de fuego, aunque eso me costará un poco.

– “Bueno, ahora es mi turno”; dijo Lycana desapareciendo frente a mí.

Debido a que los sentidos de los hombres lobo están más desarrollados que de los vampiros, pude ver que corría velozmente en círculos alrededor de mí.

De pronto se detuvo y haciendo una finta saltó hacia mí con una garra en lo alto, me di la vuelta y recubrí mi brazo izquierdo con magia de tierra y fuego, recibí el impacto y por poco me amputa el brazo.

¡Demonios! A eso llamo yo un buen zarpazo.
Mi brazo me dolía, pero por suerte no sufrí ninguna fractura.

Otra vez empezó a correr en círculos, esta vez ataco por el lado izquierdo, esta véz detuve su ataque con ambas manos, el impacto me hizo retroceder unos metros, cuando me detuve la sentí detrás de mí, si no hubiera saltado a tiempo hacia adelante mi espalda hubiese sido hecha trizas, sólo dejó 3 marcas en mi espalda, que aunque dolían al igual que mi brazo en pocos minutos sanarían.

Cuando noté que corrió hacia mí, invoqué un ataque mágico que me enseñó Gía.
– “Tierra de nadie”; cientos de estacas silíceas salieron del suelo clavándose en el cuerpo de Lycana quien aulló de dolor.
A pesar que la visión era grotesca, me estaba sonriendo.

Las estacas de silíceo a pesar de estar clavadas a su cuerpo no impidieron que siga moviéndose, al avanzar éstas se rompieron, mientras sus heridas sanaban rápidamente.
¡Maldición!

Se precipitó hacia mí y aprovechando una de las estacas clavada en sus garras la balanceó hacia mí, la estaca se desprendió de ella y vino volando hacia mí, para esquivarla salté en el aire y cancelé la habilidad, sería ridículo ser empalada por mi propio ataque al tocar el suelo.

Apenas toqué tierra, me percaté que Lycana estaba detrás de mí, volteé rápidamente y me cubrí con ambos brazos recubiertos en magia de tierra, viento, fuego y agua, una capa de cada una.

El golpe atravesó mi defensa y me fracturó ambos brazos, lanzándome lejos, caí rodando dentro de la cueva, y empecé a vomitar sangre.
Bajé la mirada, vi un gran hematoma que formaba un círculo entre mis pechos, era de color azul amoratado y dolía mucho.

En vez de estirar sus garras, ella cerró su puño al momento del ataque, generando una explosión al momento de impactar conmigo. Mis defensas mágicas se volvieron en mi contra, ya que no sé cómo, pero explotaron causándome este hematoma y me lanzaron hasta aquí.

– “Selene, eres buena pero confías demasiado en tu magia”

Me puse de pie lentamente, e hice algo atrevido, salí de la cueva y me paré a unos 5 metros de ella.
– “Tienes razón, tal vez deba variar un poco”; dije sonriendo, con un hilo de sangre saliendo de mi boca.

Encorvé mi cuerpo y en pocos segundos, mis manos y pies se convirtieron en garras, mi cuerpo se endureció y creció alrededor de unos 30 centímetros adicionales llenándose de pelos por todos lados, de mí trasero creció una cola, mientras mi boca se convirtió en un hocico lleno de filosos colmillos que podrían desgarrar cualquier cosa.

mujeres lobo

Según describían los que me vieron convertirme a los 13 años, tenía la apariencia de una loba de pelo blanco y gris claro, parecido a la de mi contrincante.

Ambas nos miramos fijamente, ella sonreía como siempre, mis brazos y el moretón parecían regenerarse rápidamente.
“Sólo debo esperar unos minutos hasta recuperarme, me mantendré a la defensiva”; pensé.

Lycana se abalanzó nuevamente hacia mí con sus garras extendidas, miré detrás de mí y usé la entrada de la cueva para impulsarme, di una vuelta en el aire, recogí mis patas y las estiré golpeando a Lycana en el pecho, mandándola a volar.

Cayó sobre sus cuatro patas, y empezó a correr nuevamente hacia mí.
La ventaja de convertirse, es que no necesitas decir los encantamientos y al igual que Ethan puedo sólo pensarlas y estas se activarán.
A unos pocos metros sobre mí, retrocedió una de sus garras hacia a atrás con la cual pensaba lanzarme un zarpazo, salté, y cuando caí en su lomo creé una explosión mágica en mis patas que hicieron que su cuerpo cayera en el suelo generando un gran cráter, sentí cómo sus costillas se hicieron trizas, y una gran cantidad de sangre salió expulsada de su boca
Aprovechando esta oportunidad, salté de nuevo, pero al hacerlo ella se volteó, apoyó sus garras en el suelo y estiró sus patas como si de un resorte se tratara, yo hice lo mismo, y nuestras extremidades inferiores chocaron entre sí.
El cruce de poder entre ambas creó una onda de choque y un sonido que atravesó todo el bosque circundante.

Esta vez fui yo quien sonreía, al estar sus costillas destrozadas, los huesos de su pecho no aguantaron el impacto y su cuerpo impactó el suelo con un estruendo terrible.

No me había percatado debido a la adrenalina del momento, pero mis piernas estaban destrozadas, sólo me di cuenta cuando puse ambas patas en el suelo y un terrible dolor atravesó mi cuerpo. Caí al suelo, me arrastré, mis brazos ya se habían recuperado.

Lycana me miraba, ya no sonreía.

¡No puede ser!

Lycana se levantó sobre sus 2 patas y caminó hacia mí. Empecé a respirar agitadamente, no podía invocar magia ya que el dolor me impedía pensar con caridad.
Agarró mi cabeza y la levantó, retrocedió uno de sus brazos y asestó un golpe en mi vientre, que hizo que soltara una gran cantidad de sangre a través de mi boca.

Cuando se disponía a lanzar otra, aunque tenía dudas de si funcionaría o no, invoqué la magia que Sylph me enseñó.
Ambos brazos de Lycana cayeron al suelo.
Me soltó, y lanzó un gran aullido, que tal vez pudo escucharse a varios kilómetros a la redonda. Mis reservas mágicas se habían agotado.
Segador del viento, era un ataque mágico a usarse en última instancia, ya que consumía gran cantidad de tus reservas mágicas.

Cansada y sin poder mágico, miré con sorpresa como ella juntó con sus patas los brazos que habían sido cercenados.
Volví a mi forma humana.
Caminó hacia mí.
Cerré los ojos, esperando la muerte.

Al no recibir ningún impacto abrí los ojos lentamente, y pude ver frente a mí a una bella mujer de cabello gris que me miraba afectuosamente con una mano extendida.
Por reflejo, extendí una de mis manos y ella de pronto se arrodilló.

– “Será un honor para mí, ser la familiar de tan grande luchadora”

Retiré inmediatamente mi mano, y dije molesta:

– “No aceptaré migajas, he perdido”
– “Parece que no te has dado cuenta, mira”; dijo señalando detrás de ella.

Allí se encontraba el cuerpo de Lycana tendido sobre el suelo.
– “¿Qué?”
– “Cuando caminaba hacia ti, mi cuerpo ya no respondió más y caí. Me sorprende que no lo hayas escuchado”
– “¿Gané? Espera, tú…”
– “Sí, soy el alma de Lycana, me desdoblé de mi cuerpo original, para declararte vencedora y brindarte mi lealtad y fidelidad. Desde hoy me convertiré en tu familiar, si es que me lo permites”; dijo con una sonrisa.

Yo también sonreí, pero de pronto, lentamente todo se tornó oscuro.

 

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 60

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 59 | Granheliostranslations

  2. DarkAngelJubey dijo:

    me agrado una pelea de honor hasta el final

    Le gusta a 1 persona

  3. eldegollado1 dijo:

    muy buena la pelea la verdad xD, um otra mas con el mismo poder q la amiga de kumiko um… xq siento q no solo esta en ethan el alam de su amiga xD… buenas las imagenes esperando los retoques xD, y dire mas um xq hay algo q no toy tomando en cuenta ya pronto me dare xD

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 61 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s