INMORTALS:The Six Spirits cap 51

LYCANCITO:

Bueno aquí un cap con un poco, un poquito, poquitito de zhukulencia :v
Espero que sepan lo que significa shota 😀
Bueno, ahí va 😀
PD: Dentro de 1hr publico el siguiente en el cual ira la imagen de ya saben quien 😀

La verdad estos 2 días escribí como loco y cuando vi me di cuenta, había mas de 5000 palabras :v así que lo partí en 2 partes 😀

+18 bueno sólo por la imagen 😛

Alessia (Primera parte)

 

Ethan y yo nos encontrábamos a orillas de la laguna.

Sus aguas cristalinas me llamaban a sumergirme en ellas, no lo pensé mucho y dije:

– “Ethan, mira un pez”

– “¿Eh? ¿Dónde?”; preguntó emocionado.

– “Allí, mira”; le repetí señalándole un punto cerca de la orilla. Ethan se puso delante de mí y lo empujé. Cayó al agua, se puso de pie, parecía un patito.

Empecé a reírme, y empezó a llorar.

Al verlo así, lo abracé y le pedí disculpas.

Aprovechando mi cercanía, me puso cabe y caí al agua, un poco sorprendida y mojada, empezamos a jugar de esa manera. Minutos después salimos del agua riendo a carcajadas.

Debido que temía que Ethan se resfriara, invoque magia de viento, creando un remolino de aire caliente en ambos, que en pocos segundos nos secó completamente.

Decidimos ingresar a nuestro escondite y leer libros, así pasaron las horas, entretenidos en ese paraíso de palabras. Cuando salimos de él, nos dirigimos a casa. Nuestros padres no se encontraban, mamá dejó una nota diciendo que se encontrabaellacasa de una amiga, que al parecer iba a dar a luz y papá aún seguía de guardia. Sonreí maliciosamente a Ethan, quien me miraba con temor.

Me dirigí inmediatamente al baño, llené la tina de agua, invoqué magia de fuego y empecé a calentarla hasta tener la temperatura adecuada.

Llamé a Ethan y le dije que nos daríamos un baño. Me desvestí y pude ver que se puso colorado, a pesar que no era la primera vez que me veía desnuda.

¡Qué adorable!

Ethan también se desvistió y juntos entramos al agua.

– “Ethan, ponte de pie”; le ordené.

El ver su cuerpo desnudo hizo que me excitara. Le di la vuelta y pegué mis senos en su espalda, pude sentir un leve temblor en su cuerpo.

Tomé el jabón con mis manos y empecé a enjabonarlo, empecé por sus brazos, luego su cuello, bajé por su pecho y…

– “Ale… duele un poco”; dijo cuando empecé a frotar su entrepierna suavemente.

– “Tranquilo, con el tiempo sentirás placer”; dije botando chispas de los ojos.

– “Ahn…”; gimió con una adorable voz.

Untitled-1

Ahora que usaba ambas manos, su rostro denotaba placer, babeaba un poco y pequeñas lágrimas se formaron en sus ojos.
¡Que expresión tan bella!

Me detuve. Ethan parecía muy cansado.
Terminamos de bañarnos y fuimos a nuestro cuarto.

Ethan se acurrucó en mi pecho y pasados unos minutos ambos quedamos profundamente dormidos.

Al despertarme por la mañana, Ethan aún seguía pegado a mí, sentí algo en mi abdomen, había tenido una erección.
Me lamí los labios y justo cuando me disponía a manosearlo, oí que mamá abrió la puerta y entró a la habitación.
– “Alessia, acompáñame y deja a tu hermano dormir”; dijo en voz baja.

Asentí con la cabeza, unos minutos más y tal vez mamá me habría encontrado haciendo eso que hago cuando Ethan tiene una erección matutina y me habría dado una paliza.
Quité cuidadosamente la mano que Ethan tenía sobre mí, me vestí, ya que estaba desnuda, por suerte mamá tampoco me vio así.
Fui a la cocina y me dijo:
– “Parece que hoy llegará un nuevo cura al pueblo, y debemos ir”
– “¿Eeeeeeeeeh? Mamá sabes que odio ir a la iglesia”
– “Alessia, si no vienes conmigo le diré a tu padre que no quisiste acompañarme”
– “Sí mamá, iré con gusto”; dije.

Papá era muy devoto y siempre iba a la Iglesia los domingos, pero hoy estaría de guardia, ya que era sábado, si se enteraba que desobedecí a mamá, me castigaría.
Desayunamos y cuando nos disponíamos a irnos, le dije que me esperara un momento, porque había olvidado algo.

Fui a la habitación, Ethan aún seguía durmiendo, parecía un ángel, no no lo parecía, lo era. Acerqué mi rostro al suyo y le di un beso que duró unos segundos. Un poco de mi saliva quedó entre sus labios, que poco a poco iban deslizándose hacia su cuello.
– “Energía recargada, beso mañanero de Ethan completado”

Dicho esto me reuní nuevamente con mamá y juntas fuimos a la iglesia del pueblo, las personas se habían reunido dentro, a la espera del discurso del cura.
La espera fue aburrida, hasta que 1 hora después llegó. Entró caminando tranquilamente, se subió al estrado, ahí pude ver que llevaba un libro, debido a que estábamos en la última banca del asiento no pude ver qué decía en la pasta.

Se presentó, al parecer se llamaba Vilas, venía de algún lugar de Europa, no le presté atención, ya que estaba pensando en qué estaría haciendo Ethan.
De pronto se escucharon vivas y mamá lucía nerviosa.
– “Alessia, vámonos”; dijo tomándome de la mano.

Estuvimos a punto de salir de la Iglesia cuando 2 guardias del pueblo se interpusieron en nuestro camino, cerrándonos el paso.
Mamá fue agarrada por uno de ellos.
Entré en cólera, iba a formar un hechizo pero un golpe en la cabeza hizo que perdiera el conocimiento.

Cuando desperté me vi amarrada a un poste en medio de la plaza, al voltear a mi derecha, vi con horror a mi madre quemándose frente a mí y a un hombre que se acercaba con una antorcha para prenderme fuego.
Lloraba, tratando de zafarme de la mordaza que me habían puesto, fue allí que escuché el grito de mi madre.
– “Correeee, hijo correeeeeeeee”; el pedazo de tela que le cubría la boca, se había deshecho debido a las llamas.

A pesar del dolor de mi carne siendo quemada, vi como 2 hombres estaban cerca de Ethan, lloraba de impotencia al no poder ir a ayudarlo.
De pronto todos abandonaron la plaza en persecución de mi hermano. Sabía que mi momento se acercaba y antes de perder la conciencia pude escuchar las voces de una mujer que dijo:
– “Juro que te vengaré, asesinaré a cada persona de éste pueblo, así sea un bebé recien nacido; será como si este pueblo nunca hubiese existido, así como te hicieron ésto, tambien los reduciré a cenizas… Adiós mi querida amiga”

Fue después de escucharla que perdí nuevamente la conciencia.

Desperté asustada, era la peor pesadilla que haya tenido, traté de moverme pero el dolor era insoportable, todo mi cuerpo estaba vendado y oí una voz femenina que dijo:
– “No te muevas, porque tus heridas se volverán a abrir”
– “Ya veo, no fue un sueño”; dije.
– “Estabas en un muy mal estado jovencita, tuviste suerte que pasara por aquí en mi vuelta a Moscú”
– “¿Quién…?”
– “Dime jovencita ¿Alguna vez oíste hablar de los seres inmortales?”
– “Sí, lo he leído en libros”
– “Eso es bueno así tendré que ahorrarme el discurso, yo soy una mujer lobo, aunque nos llaman lycanos”

Me sorprendí al escucharla decir algo así, ya que mientras hablaba sus ojos variaron en color. Me asusté.
– “No te haré daño, deberías confiar más en tu salvadora”
– “Es cierto. Un niño, ¿Viste a un niño de cabello color…?”
– “Lo siento, pero fuiste la única sobreviviente de ese pueblo”
– “¿Eh?”
– “Luego de traerte, regresé, para sólo ver una masacre. Cuerpos regados por todo el lugar, hombres, mujeres, hasta bebés, habían sido descuartizados. Si no me equivoco eso fue obra de un vampiro”
Me mantuve en silencio, luego cambié de tema, papá siempre decía que las cosas malas deben olvidarse rápido porque te consumen por dentro y quiebran tu fortaleza.
¿Pero cómo olvidarlo?

Empecé a llorar.
– “¿Cómo me salvaste?”; pregunte después de un largo rato donde sólo se escuchaba mi dolor.
– “Te encontré inconsciente y apenas respirabas, en cualquier momento morirías, así que decidí convertirte. Espero que no me odies por eso. Tus heridas sanarán, pero quedarán cicatrices y debes curarte cada cierto tiempo a menos que prefieras comer carne humana”
– “¿Carne humana?”
– “Así es, tu recuperación dependerá de eso. Los vampiros necesitan sangre mientras nosotros carne humana. Una vez te recuperes podrás irte libremente, no puedo llevarte conmigo, lo siento”
– “Gracias”; dije sin ganas

Mejor hubiera muerto, una vida sin las personas que amo no vale la pena.
Venganza.
Esa palabra se cruzó por mi cabeza, pero al estar todos muertos, no había nadie contra quién dirigirla.
– “¿Por qué nos harían esto?”; pregunté; “Mi madre ayudaba a las personas, nunca fue mala con nadie, igual que mi padre”
– “Todo lo que puede ocasionar un libro”; dijo.
– “¿Eh?”
– “Hace unos días un libro fue publicado, el nombre es Malleus Maleficarum, diría que es más un libro en contra de la mujer, ya que detalla que nosotras hacemos pactos con el diablo y aquella que obra milagros, es una bruja. La mujer a tu lado ¿era tu madre?”
– “Sí”; dije volviendo a llorar.
– “Lo siento, pero ella ya estaba muerta cuando llegué”

Un silencio se creó durante un largo rato hasta que cansada y adolorida, me dormí.

Mi recuperación fue lenta, pero después de una semana, mis músculos se habían regenerado, parecía que me habían arrancado la piel y me daba mucha vergüenza ver mi cuerpo así, las cremas y ungüentos que ella me ponía, hacían que el dolor se fuera por un rato pero al acabar el efecto, volvía con más intensidad.
No era la misma, parecía un monstruo.

Dos semanas después mi piel empezó a regenerarse, pero no totalmente, ya que mi cuerpo quedó lleno de cicatrices al igual que mi rostro. Siempre lloraba de tan sólo recordar el cruel destino que nos tocó vivir, y me dolía aún más pensar que asesinaron a mi hermano.

Me negué a comer sangre humana, ella me decía que nuestra naturaleza era hacerlo, pero no era obligatorio. Así que me alimenté de animales.

Había pasado mes y medio, desde que pasó aquella terrible experiencia, y mi piel se había regenerado completamente, con cicatrices, pero al menos ya no veía mi interior.

– “Ya estás recuperada, ¿Y ahora que harás?”; me preguntó.
– “Ha pasado ya más de un mes y no me has dicho tu nombre”
– “Lo siento, pero no puedo hacerlo. Eres libre de ir a donde te plazca, he cumplido con mi objetivo”
– “¿Y por qué me salvaste, si me ibas a abandonar después? Ouch…”; dije.

A pesar que mi cuerpo se notaba bien por fuera las secuelas aún las podía sentir.
– “Te salvé porque me recordaste a mi hija, sólo eso”; dijo con la mirada triste.
Así que fue por eso, no puedo obligarla. Pero al no tener un objetivo claro, sentí que mejor hubiera sido la muerte.
Mi cabello se volvió negro como la noche y abundante, una vez estuve orgullosa de él pero ahora no, mis ojos parecían dos huecos profundos donde sólo veías oscuridad, mi piel cicatrizada era testigo del sufrimiento que viví y mis manos se habían convertido en garras. En cuanto a las, ventajas de ser una lycana o mujer lobo son:
– Velocidad en tierra
– Visión nocturna y aguda
– Resistencia (según mi salvadora, podíamos aguantar más en batalla que los vampiros)
– Fuerza sobrenatural (En una lucha cuerpo a cuerpo contra un vampiro, teníamos una amplia ventaja, a menos que éste pudiera usar magia)
– Regeneración (esto era un problema, ya que los vampiros pueden beber nuestra sangre en medio de una batalla, y eso les da cierta ventaja; por que su carne no es comestible)

Vi con tristeza en lo que me había convertido, una vez que ella se fuera.

¿Qué sería de mí?

– “Lo he estado pensando, durante todo este tiempo te he notado decaída, como si la vida no significara nada para ti. No te salvé para que desprecies mi ayuda. Pero si necesitas una razón para seguir viviendo, te la daré”; dijo mi salvadora, parada en la puerta mirándome a los ojos, metió su mano en su abrigo y sacó un libro ensangrentado que había visto antes, me lo lanzó; “Ese es el Malleus Maleficarum, el libro que hizo que con sus mentiras mataran a tu familia y los culpables de ello, son los Hunters”
– “¿Hunters?”
– “Son una organización muy antigua que siempre nos ha perseguido y ha intentado acabar con ambas razas de inmortales. Si quieres rendirte hazlo, pero si tu familia significó algo para ti, véngalos”

Aquéllas palabras fueron suficientes para elevar mi espíritu, al fin encontré una razón para seguir viviendo, y apretando el libro que había en mi mano, juré vengarlos.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a INMORTALS:The Six Spirits cap 51

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 50 | Granheliostranslations

  2. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 52 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s