INMORTALS: The Six Spirits cap 50

LYCANCITO:
Buenas debido a que me quedaré a trabajar hasta tarde publico este cap  desde mi trabajo 😛
Ah, por cierto, en el prox cap explicaré mejor la situacion que se verá a continuación. 😀
En el prox arco iniciarán las hostilidades y tambien habrá un poco de “acción” 😀

Lágrimas

Scarlet y Nereia descansaban junto a Ethan, Gía y Sylph dormían en una cama que pusieron en su cuarto, Sophie se sintió fuera de lugar y al encontrarlos así, no tuvo más remedio que dejarlo pasar.

Se dirigió a la sala, allí se encontraban reunidas Kumiko, Katya, Selene. Aubrey aún seguía durmiendo y Lyna seguía en la biblioteca. Se sentó a lado de ellas y pudo ver que Kumiko tenía 2 cartas en su poder.

– “¿Quieren saber la buena o mala noticia primero?”; preguntó.
– “¿La mala?”; dijo Katya.
– “Sí, opino lo mismo”; dijo Selene.
– “Concuerdo con ellas”; dijo Sophie.
– “Está bien, me llegó esta carta hace unos momentos, es de August”; dijo Kumiko.
– “¿Qué? Pensé que ya había muerto”; dijo Sophie
– “No, según relata en esta carta está en algún lugar del Sacro Imperio, no me dice la ubicación, por obvias razones. Aquí menciona algo muy preocupante, Los Hunters están reuniendo fuerzas para lanzar una ofensiva en un corto tiempo, disponen de un gran ejército y al parecer están creando un arma contra vampiros. Y está pidiendo nuestra ayuda, ¿Qué hacemos?”; relató Katya.
– “Yo no iré, quiero mantenerme alejada del peligro”; dijo Sophie.
– “Yo tampoco, Sophie necesita que alguien vele por su bienestar, aunque si le preguntas a Ethan estará encantado, ya que tiene cuentas pendientes con ellos”; mencionó Katya un poco molesta.
– “Sólo quedas tú Selene, lo lamento mucho pero leí esta carta que iba dirigida a ti. Era por precaución”; dijo Kumiko dándole una carta en sus manos.

Selene empezó a leerla y cuando terminó una sonrisa afloró en su rostro.

– “¡Papá quiere conocer a Ethan!”; dijo emocionada casi gritando; “Lo siento”
Sophie en ese instante sintió la mirada de Selene, como pidiéndole permiso.

– “Puedes hacerlo, no me importa, después de todo yo estuve de acuerdo en que formara un aquelarre”; dijo Sophie.

Selene se precipitó y la abrazó, luego se recompuso y se volvió a sentar.
En ese instante llegó Lyna, sus ojos brillaban como si hubiera visto el paraíso, y es que una biblioteca así, era como tal.

– “Te ves feliz, Lyna”; dijo Katya.
– “Sí señorita. Leí más de 1000 libros, hay muchos más pero ya tendré tiempo de leerlos en otra ocasión”; dijo contenta.

Sophie y Katya estaban felices, era la primera vez después de tiempo, que la veían sonreír así.
– “¿Pasó algo?”; preguntó Lyna.
Kumiko le relató lo de la carta y al terminar le preguntó a Katya si iba a participar, a lo que ella se negó, Lyna le siguió los pasos. Dicho esto la pequeña reunión terminó, Sophie se dirigió al bosque mientras Lyna y Katya conversaban animadamente, Selene lucía nerviosa, tal vez pensando en cómo decírselo a Ethan. Kumiko empezó el entrenamiento de Aubrey, apenas despertó.

…………………………………………………

Me levanté un poco adormecido, volteé a mi derecha y pensé que vería el rostro de Sophie pero allí estaba Scarlet, y a mi izquierda Nereia.
– “Scarlet, Nereia por favor levántense”; dije.
– “Aaaaaaah… Lo siento”; se disculpó Nereia, después de bostezar. Era la primera vez que la veía sonrojarse.
– “Maestro…”; dijo Scarlet y al verme a sólo unos centímetros de ella, asustada se convirtió en niebla para aparecer a los pocos segundos de pie frente a la puerta.

Para mi sorpresa Gía y Sylph estaban semidesnudas en otra cama cercana.
“¿En qué momento la trajeron?”; pensé.

Salí de la habitación y encontré a Lyna y Katya platicando, las saludé. Luego vi a  Selene quién me miró molesta y se fue corriendo a su habitación.
“Qué bicho le habrá picado”; pensé.

Al salir de la casa y entrar al bosque vi otra vez a Kumiko y Aubrey entrenando. Kumiko al verme detuvo el entrenamiento y dijo que Sophie me quería decir algo, que siguiera en dirección noroeste  y me apurara.

Seguí su indicación y caminé en la dirección dicha, cuando vi a Sophie parada en una roca a pocos centímetros del río, quien al verme sonrió.
Se veía realmente hermosa, por extraña razón llevaba un nuevo vestido rojo, y estaba bien arreglada, como si algo especial fuera a suceder.
– “Kumiko dijo que querías decirme algo”; dije.
– “Sí, ven… mira”; dijo Sophie halándome al borde de la roca y señalándome a una pareja de pandas rojos reuniendo hojas y llevándolas a un tronco hueco.
– “Qué hermosos animales pero ¿Qué están haciendo?”; pregunté.
– “La hembra está preñada y ambos buscan hojas para preparar un nido y así recibir a sus crías”; dijo sonriendo.
– “Vaya, no lo sabía”; dije un tanto confuso.

Sophie respiraba un poco agitada luego suspiró. Se paró frente a mí y tomó mis manos, las puso en su vientre y dijo:
– “Ethan, estoy embarazada”

Miles de emociones positivas se arremolinaron en mi mente, me quedé con la boca abierta, mirándola fijamente a los ojos, sorprendido. Aparté una mano de su vientre, la tomé del mentón y uní mis labios con los suyos, quería que ese beso fuera eterno y una fiel representación de mi alegría.

– “¡Voy a ser papá… voy a ser papá!”; grité llorando de alegría, Sophie también lo hacía, mientras me veía divertida.

Me separé de ella por un momento, luego posé mis manos entre sus axilas y la levanté, empezamos a dar vueltas y finalmente la abracé, besándola otra vez.
– “Así que a eso se debía el apetito voraz que tenías, dime ¿Tienes hambre? Puedo ir al pueblo y traer a todos si es necesario ¿Voy?”
– “Uhm… tranquilízate, estoy bien, ya salí a cazar”
– “Oh… Es cierto, se lo diré a las chicas”; dije pero Sophie me tomó de la mano.
– “Ya… ya lo saben”; dijo.
– “¿Eh?  ¿Desde cuándo?”; le pregunté.
– “Desde que nos separamos”

Me quedé en silencio por un momento.
– “¿Por…? Bah, no importa, esto hay que celebrarlo. Aunque ahora que te veo bien…uhm… has subido un poco de peso ¿no?”; dije sin saberlo.

¡Mierda!

Sophie asestó un derechazo en mi cara, que me mandó a volar unos 15 metros.
– “Ja ja ja ja, estoy tan feliz que el dolor ya no significa nada, ja ja ja ja”; dije estando tirado en el suelo, mirando hacia el cielo, riendo como un lunático.
Sophie se acercó preocupada, y la halé junto a mí, ambos reímos mientras rodábamos en el suelo, su vestido se ensució, pero pareció no importarle.

Mientras veíamos el cielo, ella dijo:
– “Ethan ¿Recuerdas la promesa que me hiciste?”
– “Claro, te dije que acabaría con cualquiera que intentara hacerte daño, y que destruiría la organización Hunter”; dije con alegría.
– “August envió una carta, la guerra se acerca y debes ayudarlo”; dijo volteando a mirarme
– “¿Qué?”; pregunté sentándome; “No, ahora eres mi prioridad”
– “Ethan, te lo pido por favor, ayúdale. Katya, Lyna, Aubrey, Kumiko, Ignis, Phi, todas ellas estarán conmigo. Hazlo por nuestro futuro. Recuerda que mientras ellos existan nunca tendremos paz”

No quería dejarla, aún faltaba ir a por la elemental de fuego, pero su ubicación quedaba cerca, en cambio Europa estaba a muchos días de viaje. Pero el saber que ellas se quedarían a su lado me dio cierta confianza, y lo decidí.

– “Tienes razón, pero dejaré a dos de mis familiares aquí contigo”
– “Acepto”

Luego de nuestra conversación y sumamente feliz regresamos a la casa. Cuando abrimos la puerta no vimos a nadie pero al entrar a la gran sala…
– “¡Felicidades!”; gritaron todas al unísono.
Una pancarta en la pared decía “Felicidades Sophie y Ethan”, supongo que harán referencia a su embarazo.
– “Gracias…”; dijo Sophie y empezó a llorar.
– “Sophie toma”; dijo Scarlet dándole una hermosa rosa dentro de un cristal.
– “Gracias Scarlet”; dijo.
– “Hermana Gía y yo hicimos esto”; dijo Sylph dándole un hermoso collar de piedras negras que parecían cambiar de color, según la luz.
– “Gracias, es precioso”; dijo poniéndoselo.
– “Mi regalo te lo daré más tarde, el entrenar a Aubrey no me dio tiempo para prepararlo”; dijo Kumiko.
– “Señorita Sophie me apena mucho no poder darle un regalo”; dijo Lyna inclinándose.
– “Nosotras también nos disculpamos”; dijeron Selene y Aubrey a la vez
– “Tranquilas, no se preocupen. Además no tienen por qué”; dijo Sophie.
– “¿Cómo qué no? Vas a tener un bebé y eso es suficiente para celebrarlo”; dijo Katya, quien era la organizadora de este recibimiento. Le dijo algo a Sophie al oído que la hizo sonrojar, luego me miró a los ojos y desvió la mirada.
Me pregunto qué le habrá dicho.
Ver a todas alegres era como un sueño, Ignis y Phi después de felicitar a Sophie platicaban en un rincón.
En ese momento me percaté que faltaba alguien, me concentré y pude sentir que estaba afuera, cuando me disponía a salir, entró a través de la pared.
– “Sophie, he aquí mi presente”; dijo Nereia abriendo las manos y mostrando lo que parecía ser una pulsera de perlas y diamantes.
– “Whoah, ¿Cómo conseguiste esto?”, exclamó sorprendida.
– “Lo moldeé yo misma es mucho más resistente que un diamante”; dijo alegre.
– “Muchas gracias, siempre lo llevaré conmigo”; le agradeció Sophie y la abrazó.

No entiendo por qué sus hermanas miraron a Nereia con una expresión que no se si denotaba tristeza o alegría.
A mí no me dieron ningún regalo, pero no importa.
La celebración era más que todo porque me dijo lo de su embarazo, ya que era un secreto y mientras no lo supiera, no podían hacerlo.
Ratos después Sophie, Katya y Lyna salieron nuevamente de caza.
Yo por mi parte me dirigí a nuestra habitación y me eché a descansar en la cama.
En la celebración habíamos acordado ir a por la elemental de fuego mañana y luego buscar pistas acerca de la elemental de luz, ya que Kumiko parecía no saber absolutamente nada, a excepción del libro que recibí de ella cuando era un niño.

Pensando sobre estas cosas cerré los ojos.

…………………………………………………………

Nos encontrábamos en Yichang, llegamos a las 6 de la mañana, para nuestra mala suerte, no había había gente en las calles, así que decidimos entrar a una posada que parecía ser la única que estaba abierta.

Las pocas personas allí nos miraron sorprendidas, me acerqué a la barra y hablé con la dueña:

– “Buenos días, señora, disculpe que la moleste tan temprano, pero ¿no habrá visto a 2 mujeres de porte europeo pasar por aquí? Para ser más exactas ¿una rubia y otra pelirroja?”; pregunté, luego sacando unas monedas de oro, continué; “Ah, es cierto, la recompensaré muy bien si tiene información sobre ellas”

El oro funcionó.

– ” Hace unos días llegaron 2 mujeres con esas descripciones, pero no se hospedaron en el pueblo, según relatan algunos vecinos fueron en busca de la bruja que habita en el bosque”

– “¿Y dónde queda la casa de esa bruja?”

– “¿Irá? Que conste que se lo advertí. Si sigue por esta calle en línea recta y después de pasar por el mercado, se dirige hacia el noroeste la encontrará”

– “Muchas gracias, tome por las molestias”; dije dándole 5 monedas de oro.

Al salir de la posada, Alva dijo:

– “Estoy impaciente por encontrarme con Aubrey”

– “Y yo por conocer a tu Maestro”, dijo la mujer.

– “Sí, yo también”; dije.
Alva subió en su espalda y empezamos a correr, seguimos las indicaciones de la mujer y luego nos internamos en el bosque, de pronto frente a nosotras apareció una casa de estilo oriental.
En la entrada había 4 mujeres de pie, 1 adulta, 1 joven y 2 niñas, que al verme se sorprendieron y corrieron hacia mí.
– “¿Pero cómo…?”; dijo Scarlet sorprendida.
– “Hermana”; dijeron Gía y Sylph emocionadas.
– “Cuanto tiempo”; dijo Nereia.
Nos abrazamos entre todas, llorando de alegría.
Detrás de mí estaba Alva y la mujer que nos había acompañado.
Debido a la algarabía generada, otras 5 mujeres salieron y se sorprendieron al vernos.
Alva se reunió con Aubrey y se abrazaron.
Segundos después apareció, aquél que nos había liberado y que ahora compartía nuestro destino.
– “¿A qué se debe tanta bulla?”; dijo mi Maestro al salir, para luego mirarnos  con los ojos bien abiertos.
Mis hermanas se hicieron a un lado mientras caminaba hacia él. Me detuve y cuando estuve a punto de agacharme, dijo:
– “No lo hagas, no dejaré que ninguna mujer se postre ante mí”
– “Maestro…”; dije llorando de alegría, se acercó y me dio un fuerte abrazo.
– “Bienvenida”; dijo, luego separándose de mí preguntó; “¿Cómo llegaste aquí? O mejor dicho ¿Quién te liberó?”
– “Es una larga historia, pero sólo formé un contrato provisorio. Usted siempre será mi Maestro. Permítame presentarle a la que logró nuestra reunión”; dije llamando a la mujer misteriosa, quien se paró delante de él.

– “Ella es…”; me detuve en seco, ya que la mujer levantó su mano para que me callara.

Todos estaban a la expectativa de saber la identidad de la mujer que me acompañaba. Llevó sus manos a la cintura y liberó el cinturón que hizo que se abriera su vestimenta, luego lentamente fue levantando su capucha y reveló su cara, acto seguido tiró a un lado la túnica, dejando tanto su rostro como su cuerpo lleno de cicatrices, a la vista de todos.

Mi Maestro empezó a respirar agitadamente, sorprendido, no podía creer lo que veía, y mientras un río de lágrimas caía por sus mejillas, balbuceaba cosas ininteligibles.
Avanzó unos pasos, cayó de rodillas frente a ella, estiró los brazos y la abrazó a la altura de la cintura
Sólo pudimos escuchar una palabra, mientras lloraba, una que pensó nunca volver a pronunciar.

– “Alessia…”

 

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 50

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 49 | Granheliostranslations

  2. eldegollado1 dijo:

    WDFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF su hermana sigue viva what xDDDDDDDDD, omg lycancito alta sorpresa xD omg omg grax.

    Le gusta a 1 persona

  3. DarkAngelJubey dijo:

    no me defraudaste tenia sospecha de eso ya que ella es una hechicera y pudo sobrevivir a la tortura que le ocasionaros en ese pueblo, gran capitulo esperando el que sigue jejejeje

    Le gusta a 1 persona

  4. niwbie22 dijo:

    No me esperaba eso toda una sorpresa y para colmo nos deja en suspenso

    Le gusta a 1 persona

  5. racknarsubs dijo:

    Nunca terminan las sorpresas contigo lycancito

    Le gusta a 1 persona

  6. DarkAngelJubey dijo:

    es una indirecta.

    Le gusta a 1 persona

  7. Pingback: INMORTALS:The Six Spirits cap 51 | Granheliostranslations

  8. avismlord dijo:

    lo sabia..!!!!!! las hermanas acosadoras de hermanitos nunca mueren

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s