INMORTALS: The Six Spirits cap 36

Lycancito

1588778
Baia, baia al parecer luego de publicar este cap, subiré los demás caps en la clandestinidad
para evitarme problemas con cierta organización 😀
Y ya está aquí la loli aunque no será la única 😀

La Diosa del bosque

Caminábamos detrás de las chicas, yo me encontraba platicando con mi Maestro.
– “Es muy raro que no les haya importado el que sea una Lycan.”
– “¿Aún sigue pensando en eso? No veo la razón, ambas razas son inmortales, aunque creo que nunca se han visto a ambos juntos. Tal vez sean los primeros”
– “Ah, por cierto Scarlet ya que estuviste junto a ellas estos días ¿Ha pasado algo? Sophie está un poco extraña.”
– “Uhm… no…no lo creo”
– “Uhm…, me estás ocultando algo”
– “Bueno si, pero son cosas de chicas.”
– “Lo siento”
– “Maestro, ¿Que hará cuando mis hermanas sean sus familiares?”
– “Me dijiste que su felicidad sea lo primero ¿no?”
– “Sí”
– “Por el momento será imposible, pero una vez derrotemos a los Hunters, iremos a el lugar que ustedes elijan como hogar.”
– “Si usted nos acompaña cualquier lugar será bueno”
– “Ah, por cierto, ya pensé en el nombre que le pondré”
– “¿Qué?”
– “A tu hermana, ¿Por qué te sorprendes?”
– “Ah… y ¿Cuál es?”
– “Ya lo sabrás”
Por poco y rompo mi promesa, esto es extraño, no puedo mirarlo a los ojos como cuando lo conocí.
¿Estaré enferma?
– “Y ¿Cómo es tu hermana?”
– “Eh… es la menor de nosotras y gemela de mi hermana elemental de viento.”
– “Menor ¿eh? ¿Qué apariencia tiene?”
– “No lo sé hace, hace mucho que no la veo. Pero antes de separarnos, era casi una púber”
Vi cierta malicia en sus ojos al decírselo, de seguro está pensando en algo pervertido. Justo cuando pensaba decirle algo, Selene dijo:
– “Llegamos, aquí es”
– “¿Estás segura?”; preguntó Sophie
– “Sí, miren”; dijo  levantando una mano, que desapareció al hundirla en una especie de fina capa transparente.
Magia ilusoria.
– “Whoah, se parece al campo que recubría la casa de Sophie y Katya”; dijo Ethan caminando hacia ella.
– “Pero ¿Cómo haríamos? Sólo aquellos que participan en el ritual tienen permitida la entrada, aquellos que no, siempre mueren.”
– “Déjanos intentar”; dijo Sophie mirando hacia las demás, quienes se acercaron al límite y estiraron sus manos, cuando la pusieron sobre la capa, fue como si tocaran una roca.
– “Es imposible”; dijo abatida; “Parece que no podemos entrar. Prueba tú Ethan”
Mi maestro se acercó, estiró la mano y para sorpresa de Selene, su mano también desapareció en aquella fina capa ilusoria.
– “Parece que ambos entraremos”; dijo con una sonrisa.
– “No hagas nada peligroso, por favor”; dijo Sophie con lágrimas en los ojos.
– “No, no, no llores. No lo volveré a hacer, te lo juro.”; dijo tratando de calmarla.
– “Selene, vigila por favor que no haga ninguna locura”; dijo Katya.
– “Sí, le daré mucho, muchísimo cariño si lo hace”; dijo con una cara que me dio miedo.
– “Eso es suficiente para convencerme”, dijo asustado.
Al parecer desde que se conocieron, Selene y las demás se volvieron muy unidas.
De pronto, Ethan se acercó a Lyna quien estaba detrás de todos. La besó, agarró del brazo, la llevó a un lado lejos de todas y empezó a conversar con ella. Debido a mi capacidad auricular pude escuchar su conversación.
– “Lyna, lo siento.”
– “¿Por qué?”
– “No te he prestado la atención suficiente y estoy consciente de ello, quiero que sepas que te amo y no me gusta verte así. ¿Adónde se fue tu sonrisa? Aquélla que me mostraste cuando te dije que no me importaba esa cicatriz que tanto odiabas. Sé que tu madre lo era todo para ti, pero debes seguir adelante, como yo. No te digo que la olvides, pero ayúdame a formar un nuevo futuro donde todos seamos felices y no vivamos escondidos en las sombras.”
Lyna se mantuvo en silencio por un momento mirando el suelo, luego levanto la mirada, puso ambas manos en la mejilla de Ethan, lo miró fijamente y lo besó.
– “Lo haré. Lo siento, pero como estos días no te acercabas, pensé que te habías olvidado de mí. En cuanto a lo de mi madre, tienes razón, gracias”
– “Perdóname, te prometo que cuando vuelva, tendremos una noche llena de amor y pasión”
Lyna se puso tan roja como un tomate, ya que prácticamente lo gritó.
Todas lo miraron, como diciendo “Este chico sólo piensa en sexo”
Pasado el barullo y el malentendido ya que Ethan empezó a explicarles lo que en realidad quería decir, aunque lo del sexo no lo negó. Selene parecía haber aceptado el hecho de que Ethan tenga un aquelarre, pero después de observarla me pude percatar de un pequeño tic.
Su cabeza se movía ligeramente hacia el lado derecho y un pequeño crujido se oía cuando estaba molesta.
– “Bueno apurémonos que el tiempo es oro.”; dijo Ethan, tomando de la mano a Selene y llevándola dentro del territorio de mi hermana.

…………………………………………………………………………………………

– “Vaya, este lugar es impresionante, la suave brisa del aire, el cantar de las aves, el aroma de las flores, parece que es un lugar totalmente distinto. Las historias que contaban acerca de este lugar entonces eran ciertas”; dijo Selene luego de entrar al territorio de la hermana de Scarlet.
Ambos pudimos ver que a sólo unos metros estaban las chicas, quienes no se daban cuenta de nuestra presencia.
– “¿Y en que consiste la prueba?”; pregunté al verla recogiendo algunas flores del suelo que al parecer habían caído del árbol junto a ella.
Se veía tan hermosa.
– “No lo sé, todos una vez que salían del lugar, decían no recordar nada”; me contestó.
Caminamos a través del lugar, parecía un lugar de ensueño.
Flora y fauna multicolor, diría yo. Ella iba siempre delante, olía cada flor aromática que veía.
De pronto me miró y abrió los ojos. No lo vi venir.

– “¡Cuidado!”; gritó.

Volteé rápidamente, y vi un enorme lobo lanzándose sobre mí.
Puso sus garras sobre mis hombros y me tumbó al suelo, rugió frente a mi cara, pude sentir su aliento. Selene creó una burbuja de agua que envolvió al lobo y antes que lo matara la detuve.
– “¡No! No lo hagas. Mira”; le señalé a 2 pequeños cachorros que salieron de entre unos arbustos a su derecha. Ella al verlos relajó su hechizo y la loba cayó sobre sus patas. Corrió a ubicarse entre sus cachorros y nosotros, enseñando los dientes, protegiéndolos.
Me acerqué cuidadosamente, y dije:
– “Tranquila, no vamos a hacerte daño ni a ti, ni a tus cachorros. Perdóname por invadir tu territorio”; dije haciendo una reverencia.
Para sorpresa de ambos, la loba habló.
– “Lo siento, no quise hacerte daño, y gracias por salvarme”; dijo acercándose lentamente mirando a Selene mientras lo hacía.
– “Perdóname, pensé que eras alguien hostil”; dijo arrodillándose.
Parecía querer llorar, pero los cachorros corrieron a ella y empezaron a lamerle la cara.
– “Parece que les agradas”; dijo.
Luego de jugar un rato con ellos y corregir el malentendido, se fueron.

– “Muchas gracias Ethan, casi cometo una atrocidad”; dijo con la mirada triste.
– “Tranquila, de seguro por la repentina aparición de ella actuaste por impulso, además no pasó nada. Ella está bien y sus cachorros también”; dije tratando de animarla.
– “Sí, tienes razón, pero de igual forma, gracias”; terminó diciendo y continuamos caminando.

Pocos minutos después, encontramos una pequeña laguna, había algunos animales bebiendo de ella. De pronto la risa de una niña se escuchó detrás de nosotros, volteamos y no había nada.
La risa se escuchaba claramente pero venía de todos lados. Retrocedimos dando la espalda a la laguna, para tener un mejor campo de visión.
Nada.
Avancé un poco dejándola atrás cuando escuché su gritó.
Cuando di la vuelta, Selene se encontraba petrificada, mirando hacia la laguna.
– “Pero qué…”
Miré a todos lados y no había nada, los animales que habían estado allí bebiendo hasta hace unos segundos, habían desaparecido, las aves, todo.
-“No te preocupes, no le pasará nada”; dijo una voz detrás de mí.

Di la vuelta lentamente y…

Frente a mí una hermosa niña se encontraba mirándome con dulzura, sonriéndome.
Su apariencia aunque extraña, era hermosa.
Sus cabellos eran de color verde y asemejaban a las hojas de un árbol, sus ojos también verdes brillaban intensamente, sus orejas eran puntiagudas como la de aquellos seres mitológicos llamados elfos, sus pechos aún en formación estaban recubiertos por un par de hojas al igual que su vulva y sus piernas estaban cubiertas por lo que parecía ser la corteza de un árbol.

A los pocos segundos su mirada cambió a una de tristeza, se puso de rodillas y con una voz llorosa dijo:

– “Bienvenido maestro. Por favor, le suplico que salve a mi hermana”

sylph

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 36

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits 35 | Granheliostranslations

  2. johan_flores dijo:

    gracias por el capitulo
    Ps: corre que los de la ONU te alcanzan 😄

    Le gusta a 1 persona

  3. eldegollado1 dijo:

    Grax x el cap, 3 2 1, gogogogogoogogog corre aparecera la ONU una vez q leas este comentario xD, tuvo bueno el cap.
    PD: En memoria a licancito q ya se en las carceles de la FBI xD
    PDS: Ya estoy esperando el siguiente cap xD

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 37 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s