INMORTALS: The Six Spirits cap 34

Lycancito
Bueno en este cap veremos claramente, lo que pasa al ocultar ciertas cosas a una mujer.
No es que me haya pasado, por si acaso… uhm…
Bueno aquí les dejo otro cap 😀 *-*
Orgy incoming 😀

Castigo

Todo el camino a la posada estuvimos conversando. Ella mencionó cosas que para mí eran desconocidas, por ejemplo que era una gran luchadora cuerpo a cuerpo, que dominaba 4 elementos mágicos, que desde muy pequeña fue instruida por una bruja llamada Svetlana, a quien de cariño sus más allegados le llamaban Sveta, era por eso que podía combinar magia y brujería juntas. Era maravilloso, ya que nunca pensé que sería posible hacer eso. Luego de escucharla durante todo el camino, me preguntó sobre mi familia, a lo que contesté diciendo que habían sido asesinados.
De inmediato se disculpó, luego se mantuvo en silencio durante un rato.
Estábamos cerca de la ciudad cuando me preguntó:
– “Ethan”
– “¿Si?”
– “Dime ¿Te gusto?”
– “Sí y a pesar que apenas nos conocemos, siento como si nuestro encuentro hubiese estado predestinado”

Por una extraña razón se mantuvo callada, con sus pómulos enrojecidos. El silencio que guardaba me incomodó, así que le dije:
– “Me enamoré al ver tu figura desnuda y tan hermosa que parecía una bella obra de arte.”; que halago tan estúpido Ethan, acabo de decirle algo vergonzoso.
– “Idiota”; dijo dándome un golpe en el brazo. Al parecer alguien no puede controlar su fuerza, ya que me fracturó el hueso.
Aguanté el dolor.
Seguimos avanzando cuando divisamos las primeras casas de la ciudad de Moscú, la gente nos miraba con asombro.
“Que idiota soy, me olvide que no debía mostrarme ante la gente”; pensé.

Entramos al establecimiento y luego de saludar a la posadera, nos dirigimos al cuarto, por una extraña razón, lucia nerviosa.
Que linda.

Aunque nada me preparo para lo que vino después.
Apenas abrí la puerta, Sophie me abrazó y por un instante nuestros labios se juntaron.
De pronto escuché un estruendo y un aura asesina detrás de mí, al girar la cabeza, Selene estaba allí con su brazo estirado, había dado un golpe a la pared que se destruyó al instante. Me sorprendí, cuando de repente dio unos pasos hacia mí y asestó un golpe en mi mejilla que hizo que volara por los aires dando unos giros y finalmente atravesar la pared de la habitación.

Sophie se quedó quieta, mirando lo que había pasado.
Me levanté malherido, de repente las demás vinieron debido al estruendo.
Miraron lo que había pasado, luego a la bella mujer, que tenía una mirada asesina puesta en mí, Sophie se ubicó cerca de ellas y les dijo algo.

Todas sonrieron y se retiraron silenciosamente a la habitación contigua.
– “Esperen, ¿Me van a dejar solo?”, pregunté al verlas irse.
– “Resuélvelo como puedas”; dijo Sophie.
– “Una despega su mirada de ti por un momento y ya vas en busca de otra”; dijo Katya.
– “Ooooooh, así que otra”; los ojos de Selene daban mucho miedo, habían perdido su brillo, y tenía una sonrisa un tanto extraña.
Scarlet se encontraba detrás de ellas.
– “Ayúdame a calmarla por favor”; le supliqué.
– “Lo siento maestro, pero el jugar con el corazón de una dama no está bien”; dijo desviando la mirada.
Esas palabras avivaron más el fuego.

– “Así que jugaste con mi corazón”; dijo mientras se acercaba, con una sonrisa macabra.

Tragué saliva y me prepare para el castigo, fue estúpido de mi parte no contarle sobre ellas, solo me quedaba recibir mi merecido o hacer algo para evitarlo.

A pesar que era de mañana, la gente de la ciudad sintió temor, ya que escucharon los gritos desesperados de un hombre viniendo del centro de la ciudad.

– “¿Maestro se encuentra bien?”; preguntó Scarlet, luego de la masacre que hizo conmigo Selene.
– “Que familiar deja que traten así a su maestro”; dije adolorido, apenas desperté.
Recibí golpes, arañazos, descargas de magia, mordidas, etc. Selene había entrado en una especie de trance, por suerte las chicas la calmaron y se fueron a otra habitación.

– “Maldición. Scarlet, ¿Podrías pasarme mi brazo y mi mano derecha?”
Sí, Selene me arrancó el brazo izquierdo con sus delicadas manos, y con sus garras corto mi mano cuando trataba de defenderme. Por suerte no tenía un hacha o una espada sino me hubiera cortado en trocitos.
– “Debería tranquilizarse, las chicas platicarán con ella y de seguro, todo se resuelve… creo”; dijo tratando de animarme.
– “Je je uhm, fue mi culpa. Me olvidé completamente de decírselo”; dije cabizbajo recibiendo mi brazo y mano derecha de ella.
– “Uhm, no sabe por qué lo hizo ¿Cierto?”
– “No te entiendo”
– “Hay algunas mujeres a las cuales no les gusta compartir. Sophie estuvo de acuerdo con su idea de formar un aquelarre, al parecer a Katya y a Lyna no le importan pero es diferente con Selene.”
– “Cada una tiene algo diferente que me atrae. Sophie tiene… sí, no lo negaré, su instinto maternal fue lo que me atrajo en primer momento, y tuve que batallar mucho para cambiar la opinión que ella tenía de mí. Katya es sincera, desinhibida pero sabe mantener la calma en momentos en los cuales creo que yo perdería la cabeza. Lyna es de las chicas que te dan ganas de protegerla de cualquier peligro, aunque he fracasado en ese cometido, aun me siento culpable por lo ocurrido.
Aubrey… bueno es Aubrey. Selene por su parte es…
– “No es necesario que lo diga, todas vimos cómo es”; dijo.
– “No sabía que tenía un lado oculto, fue una sorpresa muy dolorosa”
– “Para todas. Quise ayudarle en verdad, pero dijeron que usted debía solucionar sus problemas, y más si eran de tipo romántico”
– “Lo que me llama la atención es que no han dicho nada al ser ella de la raza de hombres lobo”
– “Ethan, como mujer te puedo decir que hay veces en que nos unimos a pesar de las diferencias que existan entre una y otras”; dijo con una sonrisa.

No lo entiendo.
La regeneración actuaba lentamente, junte mi brazo y mano de nuevo a mi cuerpo.
Scarlet me ayudo a ponerme de pie, nos dirigimos a donde ellas estaban. No lo niego, siento temor de encontrarme nuevamente con ella.

Respiré hondo, trague saliva, y abrí la puerta.
Las miradas de todas ellas incluidas sus familiares estaban presentes.

Selene estaba sentada en una banca hecha de tierra, Sophie y Katya en una de fuego, Lyna estaba sentada en la cama y Aubrey en una banca hecha de agua.
Sophie fue la inquisidora.

– “Ethan, siéntate”; dijo muy seria.
– “Sí”; dije inmediatamente sentándome en el frío suelo.
– “Ethan, ¿Por qué no le mencionaste a Selene sobre nosotras?
– “Me olvidé, ya que tenía la mente pensando en…”
– “No pregunté eso”

Me puse nervioso. Su mirada era de reproche.

– “Es decir que durante 2 días te olvidaste de nosotras”
– “No, eso no es cierto”
– “Entonces ¿Por qué no le dijiste nada?”
– “… no tengo nada que decir a mi favor”; dije aceptando la derrota.
– “Ethan no puedes ir por ahí obviando cosas así. Ya te dije que no estoy en contra de que formes un aquelarre, pero no puedes ir ocultándolo, Selene es una buena chica y no merecía ese tipo de trato. Tu castigo será no tener ni un acto carnal con ninguna de nosotras por lo menos durante 100 años”; sentenció.

No es que sólo piense en sexo pero eso es demasiado, me quedé hecho una piedra al escucharla.
Mi mente se congeló, es el peor castigo sabiendo lo placentero que es.
No, no soy un pervertido… bueno un poco…Maldita sea.

– “Lo siento, sólo quería ver tu expresión ¿Sabes lo que debes hacer, cierto?”; dijo.

Asentí levemente a sus palabras, y solté un suspiro aliviado, Aubrey me miraba con los ojos entornados, y cuando nuestras miradas se cruzaron, se abrazó a ella misma con fuerza, sumamente asustada.
De seguro piensa que soy un depravado sexual.

Con ayuda de Scarlet me paré cerca de Selene y me incline pidiendo perdón.
Selene aún seguía molesta, pero el brillo de sus ojos escarlata volvió.
– “Siento haberte lastimado, pero no me gusta que me oculten cosas, las chicas me dijeron que confiara en ti, pero se me va a hacer muy difícil tratar de asimilar todo esto. Trataré de hacerlo, pero no prometo nada”; dijo, luego desvió la mirada.
– “Gracias”; dije.
De pronto Selene se levantó de su asiento y me abrazó.
– “La próxima no seré tan piadosa”; dijo en un leve susurro.
Sólo atiné a sonreír.
Inmediatamente después, un cálido beso hizo que todo valiera la pena.
Se apartó rápidamente con el rostro enrojecido. Luego de esa pausa se reanudó la conversación.
– “Selene nos platicó sobre el hecho de que el espíritu primitivo de viento se encontrase en su territorio ¿Qué haremos?”; comentó Katya.
– “¿Una de mis hermanas?”; Scarlet exclamó emocionada.
– “Así es”; dije.
– “Si pensamos ir, tendremos que rodear el lugar”; dijo Selene, se sacudió la cabeza y miró a Scarlet.
– “Está bien, mañana iremos”; dijo Sophie
– “¿Eh?”; Selene parecía sorprendida al ver a Scarlet.
– “No podemos dejar para mañana lo que podemos hacer hoy”; dijo Katya.
– “Ethan no está en la mejor condición”; dijo con una sonrisa.
– “Ah, es cierto”
– “Lyna, ¿Podrías acompañarme a cazar?”; Preguntó Sophie a una callada y tímida Lyna. Debo hablar con ella cuanto antes, lo haré cuando regrese.
– “Sí”; contestó
– “Yo también saldré”; dijo Katya
– “Te acompaño”; dijo Aubrey levantándose de su asiento, al parecer estaban dejándonos solos.

Luego que ellas se fueron, sólo quedamos Selene, Scarlet y yo.
– “En verdad lo siento mucho”
– “Ya deja de repetir eso. Es sofocante, además ya te perdoné. Sólo que nunca vuelvas a hacerlo, ¿Está bien?”
Tal vez debido a la emoción fue que la abracé, juntando mis labios con los suyos. No hubo resistencia.
– “Ejem”
– “Lo siento”; dijo Selene apartándose de mí.

– “Al parecer ya conoces a las demás, pero ella es mi familiar, su nombre es Scarlet, el espíritu primitivo de oscuridad”; dije.
Selene inmediatamente se arrodilló frente a ella.
– “Lo lamento mucho Diosa de la oscuridad, pero no sabía que era usted. Me disculpo por mi comportamiento anterior ante su Maestro.”; dijo Selene bajando la cabeza.
– “Oh… no… no te preocupes”; dijo confundida; “¿Podrías levantarte?”
– “Sí”; dijo poniéndose nuevamente de pie.

Al parecer los lycanos veneran a los espíritus primitivos como a Dioses. Es debido a su estrecha comunión con la naturaleza, que los tratan así.

– “Scarlet, tal vez deberías castigarla por tratarme así”; dije con una sonrisa malévola, Selene se asustó.
– “Selene, puedes castigar libremente a mi Maestro, así que no te preocupes”; dijo para mi mal, con una sonrisa.
– “Olviden lo que dije. Ahora si me disculpan, iré a descansar un momento”; dije rápidamente para escapar de la conversación, si seguía allí puede que me pasen cosas peores que las de hace un rato.
Salí de la habitación, dejándolas a solas.
Cuando me eché en la cama de la habitación pensé en Sophie, algo andaba mal con ella, se notaba un poco ansiosa, me pregunto a qué se deberá el hambre tan insaciable que tiene. Nunca la había visto así, al parecer algo sucedió mientras no estaba y no me lo quieren decir.
Pensando sobre eso y muchas otras cosas me dormí.

Mañana empezaba un nuevo reto, que espero conquistar.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 34

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 33 | Granheliostranslations

  2. johan_flores dijo:

    gracias por el capitulo lycancito

    Me gusta

  3. eldegollado1 dijo:

    x fin un capitulo pense q habia muerto lycancito xD, estuvo muy buena la masacre lo imagine y todo xD, muy bueno la verdad.

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits 35 | Granheliostranslations

  5. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 36 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s