INMORTALS: The Six Spirits cap 29

Lycancito
Buenas buenas; sorry por no publicarlo antes pero es que carrear mancos como que es difícil… y aqui les traigo un cap sabrosísimo ( ͡° ͜ʖ ͡°)
Esto de escribir y dibujar con una sola mano es dificil ( ͡° ͜ʖ ͡°)
Y lo que todos esperaban Katya…
Y como dice el dicho mientras no muestre todito no hay delito
Sin más que decir les dejo este cap y comenten que les pareció :3
Advertencia: este cap es sólo para mayores de 18 años 😀

SALVAJE

El principado de Moscú, era reinado por Iván III El Grande, había unificado varias tierras rusas y proclamó a Moscú como capital. El avance de la ciudad era significativo. La religión era Ortodoxa por ende las unidades de Hunters sólo estaban en las fronteras.
El grupo de 4 vampiros y una humana llegó a Moscú en la noche.
Se hospedaron en una posada,  alquilando una habitación con 2 camas.
– “Uhm, ¿Con quién dormiré yo?”; preguntó Aubrey.
– “No lo sabemos, veremos eso después, aunque puede que Lyna te acompañe.”; dijo Katya.
– “Lyna y yo tenemos sed, saldremos a buscar comida.”; mencionó Sophie.
– “¿Otra vez?”; preguntó Katya.
– “No lo puedo evitar”; contestó.
– “Uhm… pensándolo bien, vayan no se preocupen, tómense todo el tiempo que puedan.”; dijo Katya con una sonrisa pícara.
– “Yo saldré y preguntaré las últimas noticias, chismes y conjeturas que pululan por allí.”; dijo Aubrey.

Lyna no dijo nada sólo se mantuvo callada y acompañó a Sophie, Aubrey les siguió.
El camino había sido largo, a pesar que no me llevo bien con Aubrey me hicieron cargarla todo el recorrido… uhm aunque algo bueno salió de eso. Su trasero y sus senos estuvieron muy suaves, aunque prefiero los de Sophie.
De pronto Katya sin previo aviso se abalanzó sobre mí, estaba sentado en una silla mientras ella tomaba mis hombros.
– “¿Ethan lo recuerdas? La promesa.”; dijo expectante.
– “Ah sí… ¿Quieres hacerlo ahora?”; pregunté, a lo que ella asintió levemente con su cabeza.

Al instante se sentó en mis piernas, agarrando fuertemente mi rostro y pegó sus labios a los míos, nuestras lenguas se encontraron y empezamos a jugar con ellas.
Cuando se separó, sus ojos estaban idos, respiraba difícilmente y dijo:
– “Siempre quise hacer esto, y cuando Phi me contó lo que pasó, pues…”; no terminó de hablar y nuevamente me besó.
Me excité, mi miembro estaba ardiendo, empujando mi pantalón, y tocando la pierna de Katya. Ella hábilmente siguió besándome, y con una mano que deslizó de mi pecho a mi entrepierna, bajó el cierre de mi pantalón y empezó a frotar mi pene en un movimiento, que me pareció exagerado. “Es un poco tosca y atrevida”; pensé.
Para evitar lo inevitable, la tomé fuertemente de la espalda, la levanté mientras ella enrollaba sus piernas en mi cintura, podía sentir mi pene tocando su pierna, luego su ropa interior.
Era una extraña sensación, creo que mi cuerpo y en especial esa parte de abajo querían entrar en ella, la llevé a la cama mientras nuestros labios parecían uno sólo y nuestras lenguas bailaban frenéticamente.

La recosté en la cama y en un acto de impaciencia arranqué su vestido, quedando su cuerpo al descubierto. Empecé a bajar mis labios por su cuello, seguidamente bajé un poco más hasta llegar a sus senos, empecé a succionar uno de ellos mientras que con mi otra mano acariciaba y apretaba el otro, pude escuchar un gemido de placer saliendo de su boca.

Decidí hacer lo mismo que hice con Sophie, así que bajé más llegando a su vulva, posé mis colmillos en ella y estimulé su clítoris con mi lengua, dando el mismo resultado. Su vagina se había humedecido lo suficiente como para a fin penetrarla lo que no conté fue que haría algo diferente.
– “Ahoda me toca a mí”; dijo babeando, su rostro lucía lascivo, y eso me excitó aún más.

Agarró mi pecho y lo giró cayendo yo sobre la cama, inmediatamente se sentó sobre mi pecho y volteó su cuerpo quedando en una posición donde podía ver claramente sus labios vaginales.

Lo que sentí en ese momento fue increíble, ella empezó a lamer mi pene lentamente, de pronto metió su boca mientras con su mano agarraba su base y la movía de arriba hacia abajo.
Como una forma de no perder ante su iniciativa, con mis dedos separé sus labios vaginales y empecé a lamerla, luego con mis dientes mordí suavemente su clítoris, ésta acción la hizo gritar de tal manera que parece que todas las personas de la posada despertaron.

Luego empezó a mover su boca de arriba hacia abajo, sentía cómo su lengua envolvía mi pene, dándome un placer inimaginable. Su saliva hacía que el movimiento fuera cada vez más rápido.
“Demonios voy a acabar”; pensé, deseaba hacerlo en su boca.
Al parecer se dio cuenta que estaba en mi límite y se detuvo, agarrando mi pene con fuerza, el dolor me hizo detenerme.
– “No te dejaré que acabes tan fácilmente, hay mucho por hacer.”; dijo con esa mirada ardiente de pasión, y con saliva derramando de sus labios.
Cambió de posición, retrocedió un poco levantando su pelvis, luego descendió suavemente acercando su parte íntima a la mía, sentí como la punta de mi pene tocaron sus cálidos y delicados labios vaginales.
– “Es mi primera vez, así que por favor, sé lo más salvaje posible.”; al escucharla me quedé petrificado, mirándola confundido. “¿No era acaso, sé gentil o hazlo despacio?”; pensé.

Fue descendiendo lentamente, sentí como su himen se rompía y un hilo de sangre recorría mi pene, sin mediar palabra se dejó caer, fue doloroso y a la vez placentero.
Ella hizo un gesto de dolor, que de inmediato se volvió de placer, movía sus caderas de arriba abajo, se inclinó y me besó. Luego empezó a abofetearme en la mejillas una y otra vez.
“¿Qué paso con Katya?”; me pregunté.

sexo2

Los movimientos de sus caderas, la calidez de sus paredes vaginales envolviendo mi pene, el intercambio de saliva, el danzar de nuestras lenguas, se sentían muy bien.
Luego separó sus labios y levantó su cabeza, inclinó su espalda en forma de arco, permitiendo que mis manos levantadas apretaran sus senos, mientras ella movía sus caderas de forma circular, presionando mi miembro que parecía querer liberar ese líquido cuanto antes.
Me levanté tomándola de la espalda,  ella contestó a mi accionar llevando sus colmillos a mi cuello, mientras que  con sus uñas rasgaba mi espalda.
La habitación se llenó de ese aroma dulce de la sangre que ambos disfrutábamos más su aroma combinados era como un elixir divino.

La sensación de placer se intensificaba a cada segundo, giré mi cuerpo bruscamente haciendo que cayera sobre la cama, nos separamos por un momento para luego penetrarla nuevamente, juntando ambas piernas y pegándolas a mi pecho mientras me movía.
La sensación era increíble ya que al juntarlas apretaba mi miembro, haciendo que la estimulación fuera aún mayor.
Luego de un momento abrí sus piernas abalanzándome sobre ella mordiendo su cuello, ella gemía y gemía de placer, con cada movimiento que daba; a la par que succionaba su sangre, mientras otra vez enrollaba sus piernas sobre mi cintura no permitiéndome separarme de ella.
Otra vez me abrazó pero debido al movimiento que cada vez se volvía más intenso, clavó sus uñas en mi espalda e hizo una especie de surco que dejaron abiertas varias heridas.
Una y otra vez repetía este acto, la sangre bajaba por mi costado llegando a gotear sobre su pecho, aflojó su agarre llevando sus manos a la sangre que caía sobre ella, y empezó a frotar sus senos con ella.
Intenté liberarme para cambiar de posición pero ella no me lo permitió, al ver mis esfuerzos frustrados decidí moverme más rápido, eso hizo que ella gritase cada vez más fuerte.
La cama parecía que en cualquier momento se rompería, pero al parecer ella estaba de acuerdo en no querer arruinar el momento y resistía.
De pronto nuestras miradas se encontraron y ella extendió sus manos dándome no sólo una, sino varias cachetadas mientras me movía. Una vez se detuvo, me mordió de nuevo pero esta vez a la altura de la base del cuello.
También pegué mis dientes a su cuello, me di cuenta que estaba al límite y en cualquier momento eyacularía dentro de ella.
Los gemidos de ambos, el aroma reinante en la habitación, los pliegues de carne que envolvían su pene y apretaban cada vez más, eran señal que ambos estaban a punto de acabar.
Ella de repente movió intensamente sus caderas haciendo que su vagina apretara mi pene como si lo aplastara
– “Da-dámelo”; dijo Katya con una expresión de lujuria; “Ahn…Ahhh. Ethaaaaaaaaaan”,
Al oírla gritar mi nombre reaccioné de tal manera que presioné mi pene hasta la base y sentí como ese líquido blanco y lechoso se depositaba en su interior.
sexo2

Ambos terminamos agotados, nos echamos uno cerca del otro agarrándonos de las manos.
Ella volteó a mirarme, yo hice lo mismo, me sonrió y dijo:
– “Fue maravilloso, hagámoslo de nuevo en otro momento”; dijo cerrando los ojos.
Separé mis manos de ella, me levanté y caminé un poco, volteé a ver su cuerpo desnudo, y me di cuenta que cualquiera que viera esta escena, pensaría que se ha cometido un asesinato, debido a la gran cantidad de sangre que había en las sábanas y en el piso.
Me dispuse a salir de la habitación; necesito beber sangre; cuando abrí un poco la puerta allí estaba Aubrey petrificada en posición de como si fuera a tocar, al parecer escuchó todo y quedó en shock.
De pronto sentí una mano que rodeó mi cuello.
– “¿Adónde crees que vas? aún no terminamos”; dijo Katya.
No había bebido sangre desde que salimos de Transilvania, y estaba cansado. No rehusaría esa petición pero la sed me embargaba y necesitaba sangre humana.
– “Aubrey, ayúdame”; dije con cierta esperanza, pero ella aún seguía en la misma posición.
Acto seguido, Katya me internó nuevamente en la habitación y cerró la puerta.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 29

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 28 | Granheliostranslations

  2. johan_flores dijo:

    gracias por la sukulemcia (☞ ̄▽ ̄)☞ (*¬*)

    Le gusta a 1 persona

  3. racknarsubs dijo:

    Señor lycancito esa katya Es insaciable

    Le gusta a 1 persona

  4. eldegollado1 dijo:

    ALFIN bueno solo a esperar x lyna ahora omg grax x el cap lycanxito… a esperar x lyna XD, y capas, la hunter um no sabremos hasta el proximo cap verdad lycancito xD

    Me gusta

  5. racknarsubs dijo:

    Oye bro para cuando el proximo cap

    Me gusta

  6. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 30 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s