Inmortals: The Six Spirits cap 26

Lycancito:
Aquí el siguiente cap.; mañana publicaré el siguiente 😀

PUERTA HACIA LA VERDAD

– “Mi nombre es Aubrey Wernicke, líder… aunque ahora ex –líder de la unidad de Hunters de la ciudad de Viena. Ella es Eloise mi familiar y ellos son Kel, Ernest y Alva. Díganme ¿Qué quieren saber?”
– “Primero que nada ¿Quién era ese tipo con el cual me enfrenté?”; preguntó Katya.
– “Su nombre es Alaric y es uno de los hombres de mayor confianza del nuevo Líder de la organización en el Sacro Imperio, el cardenal Miguel Rimondi.”
– “¿Alaric, eh?”; susurró Katya.
– “¿Por qué los traicionaste?”; preguntó Sophie con curiosidad.
– “Fue por el asesinato de su amiga.”
– “¿Esperas que nos creamos eso?”; interrumpió Ethan con el ceño fruncido.

“Ethan, ¿Por qué serás así de imprudente?”; se dijo Sophie a sí misma, Katya pensó algo parecido.

– “Sé que no he sido la mejor persona del mundo, pero nunca he mentido.”; se defendió Aubrey.
– “Dime a ¿Cuántos de los nuestros has asesinado?”; preguntó de nuevo.
– “Muchos”; contestó mordiéndose el labio inferior.
– “Maestro”; dijo Scarlet apareciendo de la nada.
– “¿Qué pasa?”
– “Creo que la muchacha no miente.”
– “¿Y cómo lo sabes?”; preguntó Katya, también tenía sus dudas.
– “Conversé con Eloise y antes de formar el contrato, fue guardiana del océano Indico por orden de mi hermana, hasta que llegara una persona digna, por tal razón sus palabras son verdaderas.”; dijo Scarlet
– “Tú hermana es el espíritu primitivo del agua ¿No?”; dijo Katya.
– “Sí”; respondió.

“¿Espíritu primitivo? No puede ser, hasta los libros más antiguos indican que se extinguieron hace miles de años.”; pensó Aubrey, pero el ver al espíritu humanoide frente a ella despejó sus dudas.

– “Ethan, ve y trae a Lyna. Mientras nosotras nos encargamos de ellos.”; dijo Sophie, ya que sabía que si Ethan estaba presente intervendría y el interrogatorio no tendría buen destino.
Ethan se sentía responsable de su muerte, también por esa razón quiso que se alejara por el momento.
Un escalofrío recorrió el cuerpo de todos ellos.
Al percatarse de su temor, dijo algo para tranquilizarlos.
– “No se preocupen, no los mataremos o eso creo. Lyna, será la juez.”;  dijo Sophie.
– “Disculpe mi pregunta pero ¿Quién es Lyna?”; preguntó Aubrey.
– “La hija de Greta.”; respondió Katya.

“¡Vaya! Al parecer vamos a morir. Bueno, al menos revelaré todo y me iré sabiendo que podrán aniquilarlos”; pensó Aubrey.
– “Pero…”
– “Ethan, por favor”; dijo Sophie reprochando su actuar.
– “Está bien.”; dijo abatido.

Inmediatamente Ethan recubrió sus pies con magia y se adentró nuevamente en el bosque, en dirección al hogar de Lyna.
Sophie vio con tristeza como se alejaba, no quería ser dura con él, pero a veces se deja llevar por sus emociones.

Ignis quien estaba a un lado observando todo, se compadeció de él.
Sabía sobre su situación, él no podía evitarlo era una habilidad con la que nació, en parte ellas tenían la culpa, al guardar todas esas emociones en su interior.
Quería decirles, pero Ethan se lo prohibió, sabía que se sentirían mal y sería mucho peor.

– “Lo lamento Katya.”; se disculpó Sophie.
– “No te preocupes su carácter es así, no podemos hacer nada”; le contestó, luego se dirigió a los otros;  “Dinos todo lo que sepas sobre los Hunters.”
– “¿Por dónde empezar? Bueno, la sede principal se encuentra en Berlín, como mencioné antes su líder el Cardenal Miguel Rimondi. Alaric y su hermano Bergen son sus custodios. Deben tener cuidado con él ya que es un usuario de magia divina. Al parecer Alaric fue enviado aquí a capturarte o eliminarte si era necesario. Según ciertos rumores es debido a la muerte de su hija, la cual ella asesinó hace varios días.”; dijo señalando con la cabeza a Sophie.
– “¿Qué? Eso es imposible. No recuerdo haber matado a ninguna mujer que no sea una bandida”
– “Fue cerca a su casa, ella lideraba un grupo de 5 personas, que fueron masacrados.”
Sophie y Katya se quedaron sorprendidas.
– “No puede ser. Ahora entiendo por qué estaba tan dolido”
– “Ethan…”
– “¿Fue ese chico?”
Ambas asistieron moviendo levemente la cabeza.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

– “¿Por qué no me quieren presente? Maldita sea.”
Corría rápidamente mientras me preguntaba por qué me hicieron a un lado.
Una voz femenina me dijo la razón.
– “Discúlpeme Maestro pero fue por interrumpirlas.”; dijo Scarlet.
– “¿Eh?”
– “De seguro, piensan que usted sería imparcial y sólo las acusaría, eso ocasionó la severa reacción de ambas.”
– “… maldita sea, tienes razón.”; dijo luego de meditarlo por un momento.

Fue lo último que dije, mi sentimiento de culpa hizo que me comportara así, aunque también influyeron el entorno y aquellos sentimientos guardados en ambas.
Algo anda mal.
Cuando estaba a unos 200 metros de la casa de Lyna me detuve, no veía por ningún lado a Phi.
¡Maldición!
Reemprendí la marcha y sentí un pequeño olor dulce que llegó a mi nariz cuando estuve más cerca. La puerta estaba abierta.
– “Scarlet, vigila que no haya nadie más alrededor”; ordené mientras me interné dentro de la casa.
– “Si maestro”; escuché decir a Scarlet que se volvió niebla.

Crucé la sala, el comedor, y cada vez el olor era más fuerte.
Cuando llegué a su habitación traté de abrir la puerta, pero al estar cerrada con llave, decidí tumbarla.
Cuando lo hice me quedé sorprendido.
Phi estaba allí, cuando me vio empezó a gritar desesperada.
– “Phi phiii phi phiiii”; no la entiendo.

Inmediatamente corrí hacia  la cama bañada en sangre, pude ver el instrumento que usó para cortarse las venas, estaba en suelo. Su brazo izquierdo yacía colgando al borde de la cama, el lugar a la altura de su cabeza estaba mojado, había llorado bastante, y en una mesa de noche al lado de su cama, había un papel que decía  “Lo siento”.
Rompí mi camisa, rápidamente hice un torniquete en ambos brazos presionando fuerte para frenar la hemorragia, estaba sumamente pálida, no lograría salvarse.
“Todo es mi culpa”; pensé.
Phi me miraba con preocupación, ambos sabíamos que sólo había una forma de salvarla.
– “Perdóname, pero es lo único que puedo hacer ahora”; dije con lágrimas en los ojos.
Bajé mi cabeza e introduje mis colmillos en su cuello.
“Su sangre es exquisita”; pensé, mientras iba succionando con cierto dolor.
Luego de unos segundos me aparté de ella, mordí mi labio y acerqué mi boca a la suya.
La sangre brotaba de la herida que me hice, con una mano incliné levemente su cabeza así la sangre bajaría libremente por su garganta.
Una vez realizado el ritual sólo quedaba esperar. Ordené a Phi avisarles a las chicas.
Ella partió de inmediato.
Scarlet después de asegurarse que no había nadie alrededor, volvió a mi lado.
– “Todo es por mí,  Scarlet”
– “Deje de culparse Maestro, no había nada que pueda hacer”
– “No hago más que arruinar todo. Si no hubiera atacado a esos Hunters no tendrían a Sophie en la mira, no hubieran llegado a la casa de Katya y no habrían matado a su madre.”
– “Maestro, no me gusta verlo así. Pero sólo hay un camino.”
– “¿Y cuál es?”
– “La venganza”
– “Eso no le devolverá a su madre.”
– “Lo sé, pero al menos no habrá muerto en vano en esta guerra.”
– “¿Cómo puedes decir eso?”; dije irritado.
– “Lo siento Maestro, pero ya nada la devolverá a la vida. Lo único que puede hacer es acabar con esta guerra; la única forma es doblegar la voluntad humana y bañarse con su miedo. Y lo lamento, pero la señora Greta sólo fue una víctima más. Sé que mis palabras son duras, pero…”
– “Detente, ¿Por qué piensas que soy tan especial? ¿Sabes algo que yo no? ¿Acaso yo soy sólo un peón más en este juego macabro? ¿Por qué dijiste que me estabas esperando cuando formamos el contrato? ¿Por qué insinuaste una vez que tus hermanas…?”; dije furioso
– “Es una historia muy larga, Maestro. Pero no la conozco en su totalidad, ¿Aun así quiere escucharla?”
– “Sí”; contesté tratando de calmarme.

Lo que escucharía no sólo me llevaría a una nueva lucha sino a un nuevo comienzo, en el cual yo era la pieza clave que faltaba y que habían estado esperando por tanto tiempo.

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Inmortals: The Six Spirits cap 26

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 25 | Granheliostranslations

  2. racknarsubs dijo:

    Bno man q buen cap solo lo q me impacienta Es que Katya no le a tocado aun

    Le gusta a 1 persona

    • lycancito dijo:

      Jajaja es que no hubo tiempo la verdad 😀 pense hacer una orgía de primera pero no sería muy ético 😀 desde el punto de vista narrativo claro

      Me gusta

  3. eldegollado1 dijo:

    bueno bueno bueno que impasiencia a esperar a mañana para saber q sigue.
    PD: Buen cap lycancito xD.
    PDS: pregunto lo mismo de rack cuando se la tirara a katya xD

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 27 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s