Inmortals: The Six Spirits cap 22

Lycancito:
EL otro cap lo publicaré en la noche a eso de las 10 o después ya que tengo que hacer ciertas cosas >.<
Espero que les guste este cap :3

Sufrimiento

Viena (3 días antes)
– “¿Díganme, es cierto lo que dijeron?”; dijo una hermosa mujer de cabello color castaño y ojos azules, vestida como una aventurera, llevaba una espada pegada a su pierna derecha y una ballesta en la espalda.
– “Se lo juramos, nosotras nunca asesinamos a ninguna persona. Sólo nos alimentábamos de animales. Por favor, libérennos.”; dijo una de las vampiras que estaban engrilletadas frente a ella.

Me pregunto si dicen la verdad, su físico dice que sí pero no hay que confiar en ellos.
Esos ojos son convincentes, maldición, que debo hacer.

Aubrey Wernicke, líder de la unidad de Hunters en Viena, era una mujer de carácter fuerte, que no perdonaba la violación de las leyes. Desde pequeña dio muestras de conocimiento mágico, sus padres estaban orgullosos de ella. Por eso llamaron a un erudito en habilidades mágicas que la educó hasta la edad de 13 años. Edad en la que se volvió una maestra de magia acuática y tenía como familiar a una enorme dragona de color azul.
La obtuvo cuando viajó a las Indias con sus padres, la capturó haciendo uso de todo su conocimiento mágico.
Mientras viajaban en medio del mar, un enorme monstruo los enfrentó, ella al ser la única maga de la tripulación, logró salvar a toda la gente y de paso volverla su familiar. Se corrió la voz y fue reclutada por los Hunters.
Participó en la caza de vampiros, y se distinguió en varias ocasiones.
El puesto de líder lo obtuvo después de liderar un asalto a un aquelarre, en las alcantarillas de una ciudad al este de Viena, en el cual fue la única superviviente, ese hecho la cambió totalmente.
Sus allegados decían que la despiadada y cruel Aubrey o mejor conocida como Belleza otoñal, se había vuelto más suave después de ese incidente.

Aubrey se encontraba en su habitación descansando, le esperaba un día muy agitado.

Mañana arribarán a la ciudad un grupo enviado por la Sede principal de Berlín, para dar caza a Belleza carmesí una vampira muy poderosa, según decían, que para mal nuestro estaba acompañada por otra vampira. Sólo 4 de nosotros se unirán a ellos, incluyéndome.
En una vigilia de rutina encontraron una carnicería, un grupo de bandidos fue masacrado encontrando huellas de una mujer y un hombre, ahora eran 3.
Pero eso no le preocupaba, ya que confiaba plenamente en su poder, sino la actitud a seguir con aquéllas 2 vampiras que conoció hace poco.

Un pastor se quejaba que su ganado desaparecía y luego aparecían momificadas, con toda la sangre drenada. Envié algunos hombres a montar guardia en el lugar, y la espera dio sus frutos, al parecer 2 vampiras estaban a punto de atacar a una vaca. Mis hombres entraron en acción reduciéndolas, fue fácil ya que no podían usar magia.
Según ellas fueron convertidas hace 3 años y se habían mantenido así desde entonces, al parecer el vampiro que las convirtió las dejó que vagaran por su cuenta, después de notar su rechazo por la sangre humana.
Si las liberaba sería vista como una traidora, pero si las mando ejecutar no me lo perdonaré, las leyes indican matar un vampiro debido a que se alimentan de humanos. Dos vampiras famélicas no me indican eso ¿Qué hago?
Con ese pensamiento en mente poco a poco fue quedándose dormida.

Varios golpes en la puerta la despertaron, se levantó y abrió la puerta.
– “Señorita Aubrey, lamento levantarla de esa forma, pero ya están aquí”; dijo una sirvienta.
Giró la cabeza y vio la hora, eran las ¡11 de la mañana!
¡Maldita sea!
Se había quedado despierta hasta muy tarde, ocasionando que se quedara profundamente dormida. La sirvienta la ayudó a vestirse y salió de la habitación apresurada.

– “Buenos días lamento muchísimo la demora…”; dijo Aubrey entrando precipitadamente a la habitación destinada para reuniones.
– “Mi nombre es Alaric, gusto en conocerla”; dijo haciendo una reverencia y besándole una de las manos.

Su apariencia no le transmitía mucha confianza, y no se equivocaría. Después de conversar por un rato la situación, decidieron ponerse en marcha en 4 horas.

Aubrey debía escoger a 3 personas para acompañarla. Se decidió por Alva, Kel y Ernest, todos usuarios de magia acuática.
– “Estamos listos pero antes quiero conversar de algunas cosa con usted Alaric”; dijo Aubrey
– “Está bien pero antes que nada, ¿Cuándo piensas ejecutar a esas vampiras?”; mencionó Alaric.
¿Cómo lo supo? Parece que alguien se fue de hocico.
– “No lo sé pi…”;
– “Espero que no estés pensando liberarlas, pero no te preocupes, ya me encargué”; dijo con una sonrisa.
Estaba furiosa, un desconocido aunque venga de la misma Sede Principal no puede actuar por su cuenta. Este tipo me cae mal.
– “¿Por qué lo hizo?”; pregunté desafiante.
– “Vaya, es cierto lo que dicen entonces. Te han lavado el cerebro niña”; apreció seriamente.
– “Yo no soy una niña. Tengo 19 años y he logrado muchas más cosas que usted Gran mago Alaric”; dije en tono burlón, odio a las personas altaneras.
– “Podrías ser expulsada de la orden. Y ser ejecutada por tratarme de esa manera”
– “Tranquilos los dos, Alaric fue un error ejecutar a sus prisioneros sin siquiera preguntar por su opinión”; dijo uno de los hombres que habían llegado con él. Alaric dio la vuelta sonriendo cínicamente y se marchó; “Lo siento señorita fue una estupidez de nuestra parte, mi nombre es Julius Crein, a su servicio.”
– “Te lo diré bien claro Julius, ustedes no me caen bien y esa simple acción me parece una especie de inoportuna muestra de altanería, y no soporto a la gente así”; dije inmediatamente di la vuelta y me retiré, dejándolo solo en la habitación.
Al final no pude preguntarle nada, ese maldito viene aquí a darme órdenes como si fuera su sirviente ¿Qué se ha creído? Aparte también trató mal a Lidia mi sirvienta.

Unas horas después se reunieron, un ambiente frío reinaba en el lugar.
– “Partamos”; dijo alaric.
– “Vamos”; mencionó Aubrey a su grupo.
Todos iban montados a caballo, dejaron la ciudad de Viena a eso de las 3 de la tarde, a las 6 llegaron al lugar donde se desarrolló la masacre, cerca de ese lugar montaron un campamento en el cual descansaron hasta la mañana siguiente.

Aubrey pensó en abandonar la incursión pero no podía, podría ser tomado como un acto de traición y eso condenaría también a su familia, no tenía otra opción.
A primera hora de la mañana continuaron su viaje hacia el sureste, llegando a un hermoso lago hogar de miles de aves de diferentes clases, parecía un lugar mágico.
Pocas horas después a la salida del espeso bosque la divisaron, a unos 200 metros de ellos y recubierta por un campo ilusorio se hallaba una hermosa casa de estilo gótico.
Al afinar su visión pudieron ver que 5 guardianes estaban parados frente a la entrada.
Alaric no quería mancharse las manos con simples espíritus guardianes, así que envió a sus hombres a enfrentarlos.

Los guardianes protectores eran básicamente entes espirituales con forma humana que medían aproximadamente un metro veinte; y se hallaban bañados en magia de fuego.

Aubrey se limitó a mirar mientras siete personas avanzaban decididas hacia la casa.
“Cuentan con superioridad numérica supongo que será fácil el eliminarlos.”, pensó al verlos avanzar.

– “¡Cuidado!”; escuché gritar al hombre que se disculpó antes por el comportamiento de su compañero, Julius creo se llamaba.
Volví la mirada, hacia la cuesta y vi como uno de los hombres que iba delante ardió en llamas, su compañero al costado de él corrió la misma suerte.
“¿Qué? ¿De dónde salieron esos tipos? No me digas que estas personas son miembros de la Sede Principal. Debe ser una broma”, pensé.

Pero me equivoqué, el tercer hombre estiró el brazo y una columna de agua los rodeó mientras iban avanzando. Los ataques de los guardianes no les hacían daño debido a que el agua es su enemigo natural. Los guardianes al ver que eran inútiles sus ataques, se lanzaron contra la columna de fuego atravesándola, esto tomó por sorpresa al que mantenía la columna acuática.

Cuando la deshizo, los guardianes asesinaron a una persona más, pero en ese instante, Julius gritó:
– “¡Prisión acuática!”; estirando el brazo con y con su mano completamente abierta.
Inmediatamente los guardianes fueron aprisionados cada uno en una especie de burbuja, Julius fue cerrando poco a poco la mano mientras la burbuja se hacía cada vez más pequeña, hasta que la cerró completamente y los guardianes desaparecieron.

– “Maldición Alaric, eres el líder no deberías mandarlos si sabes que no podrán, eran voluntarios”
– “Este es el mundo al que decidieron unirse si no es ahora nunca aprenderán a luchar”
– “Tch”; chasqueó con su lengua.

Los 4 hombres restantes ingresaron a la casa. Al parecer estaba vacía cuando de repente se escuchó un grito, todos fuimos a ver.

Uno de los hombres arrastraba a una mujer de los cabellos, tenía una edad de más o menos 35 a 40 años, vestida como sirvienta, estaba aterrorizada.
– “Creo que es una esclava”; dijo Julius.
– “Supongo que no hay opción. Ustedes, ya saben que hacer”; ordenó Alaric.
– “¿Qué van a hacer?”; pregunté.
– “Eliminarla. ¿Qué más?”; dijo Alaric.
– “Es un ser humano”; contesté mortificada.
– “No, es un sirviente del demonio”; sentenció.

Traté de acercarme a la mujer y liberarla pero Julius me lo impidió.
– “Si tratas de obstruir nuestro juicio, se considerará como alta traición a la organización.”
Al escucharlo me detuve, supongo que la incinerarán, al menos espero que su muerte sea rápida. “¿Qué tienen en la cabeza estos tipos? ¿Acaso no ven que es un ser humano como nosotros? todos hemos cometido errores, al menos deberíamos escucharla”; pensé.
La habían amordazado, y amarrado a 2 grandes palos que formaban una equis, sus extremidades estaban estiradas.
¿Qué piensa hacer? Me pregunté al ver a Alaric metiendo su mano por dentro de su hábito.

Lo que vi en los siguientes minutos sería lo más horrible que pude haber visto en mi vida, me arrepentiré de no haber hecho nada por ayudar a esa pobre mujer.
Alaric sacó un instrumento filoso de su abrigo, lo pasó delante de los ojos de la mujer, sonrió extasiado al ver su rostro lleno de terror, y lentamente fue acercándolo a su piel.
Julius dijo algo que no sabía, y que presencié luego.
– “Parece que verás en acción al Gran mago Alaric, o también mejor conocido como,
Alaric El Desollador”

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Inmortals: The Six Spirits cap 22

  1. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 21 | Granheliostranslations

  2. johan_flores dijo:

    gracias por los capítulos

    Le gusta a 1 persona

  3. eldegollado1 dijo:

    Solo dire una cosa… lycancito usted es el diablo en persona 😄
    PD: si usted es de peru tonces las 10 serian las 12 en argentina es malvado lycancito xD

    Me gusta

  4. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 23 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s