Inmortals: The Six Spirits cap 20

Lycancito:
Bueno aquí les dejo este cap antes de ir a trabajar 😀  en 3 días o 2 publicaré más caps
Por cierto como mencioné antes, aquí empieza el vol. 2 (*-*)
Gracias por seguir mi obra durante todo este tiempo.
Y se vienen cosas mucho más emocionantes 😀

Bienvenida

– “Vaya, sí que han resistido bastante. Pero ya me cansé.”; dijo Miguel después de 2 días de interrogatorio.
Los cuerpos de Clark y Dimitri, se encontraban en mal estado, dos hombres altos con la cara cubierta por una máscara, dejaban una gran tira de lo que parecía tela, en una bandeja, que goteaba sangre.
Los habían desollado pero aun con ese castigo, su regeneración actuaba pocos segundos después, y los verdugos empezaban de nuevo su labor. Los gritos se escuchaban a través de toda la prisión, los otros como él, estaban llenos de terror ante lo que les esperaba.
Ambos habían resistido muy bien sin decir nada sobre su líder, su lealtad era innegable, pero al no beber sangre durante los días anteriores a su llegada a la ciudad, no pudieron hacer frente a los Mage Hunters cuando éstos los arrinconaron en medio de la ciudad, la oscuridad esta vez, no jugó a su favor. Tampoco podrían resistir mucho más, el drenado de sangre que les habían practicado mas el hecho de ser desollados, cada vez les iba acercando más a ese límite que todos los vampiros temen, el convertirse en una bestia sin control que no sólo representaría un peligro para los humanos sino para su propia raza.

– “Mátennos, nunca sacarán nada de nosotros o mejor aún libérennos y luchen contra nosotros”; dijo Dimitri de forma desafiante, sabía que un vampiro cuando perdía la razón, su fuerza se quintuplicaba y sus reservas mágicas al explotar lo volvían una peligrosa máquina de matar.

Miguel lo sabía muy bien pero en su condición no podría hacer mucho daño, sólo sonrió y mostró su as bajo la manga.
– “En estos momentos algunos de mis mejores hombres deben estar camino a Transilvania y exterminarán un pequeño aquelarre. Creo que la vampira Belleza carmesí es una de sus integrantes”; al decir la expresión de Clark y Dimitri cambió.
La razón del por qué se guardó tanto esta declaración fue que algunos vampiros tienen habilidades telepáticas, que según habían demostrado hace cientos de años, ésta no puede darse si la mente y cuerpo de un vampiro está agotada, ya que consume grandes reservas de energía mágica.
– “Al parecer obtuve la respuesta que quería”; dijo saliendo del lugar.

Ethan y Dimitri no sabían de los planes que tenía Miguel ya que no sólo los atrapó para torturarlos, tenía otros planes para ellos, después de todo eran vampiros de tercera generación, y no sólo ellos cayeron en sus manos sino también 2 majestuosos familiares que serían muy útiles a la causa de la Iglesia.

Miguel estaba en su despacho leyendo algunos reportes que llegaron en la mañana, le gustaba leerlos en las noches.
Uno en especial llamó su atención.
Cerca de la frontera francesa con el Sacro Imperio al parecer se desarrolló una dura batalla entre vampiros y Hunters, el reporte detallaba que personas de diferentes pueblos desaparecían en los bosques, trazaron un mapa y vieron que uniendo ciertos puntos, les daba una extensa zona de caza que podrían usar los vampiros. Al parecer tenían razón y por la noche encontraron una gran mansión en el bosque y masacraron a más de 32 vampiros entre los cuales cinco eran de segunda, catorce de tercera y los demás de cuarta y quinta generación. Ninguno sobrevivió.
Las bajas de nuestro lado fueron de once muertos.
Al parecer la operación fue un éxito, pero ésta ha sido la mayor cantidad de vampiros reunidos en un sólo lugar, algo no andaba bien, o eran muy estúpidos celebrando banquetes sangrientos en medio del caos o se reunían para formar un frente y atacarnos.
Bueno, cualesquiera fuera la razón no importaba, ya que estaban todos muertos.

Tocaron 3 veces la puerta de su despacho.
– “Cardenal lo buscan”
– “¿Quién es?”
– “Soy yo Miguel, el conde Emil Shruver.”
– “Pasa, te estaba esperando. Bergen déjalo pasar y quédate afuera por favor.”
– “Sí, cardenal”
Al abrir la puerta un hombre vestido con una larga bata color negro, un parche en el ojo derecho, y con una prótesis en la pierna izquierda ingresó.
– “Miguel Rimondi, viejo amigo.”; dijo Emil dándole un fuerte abrazó al que añadió; “Lamento mucho la muerte de tu hija y que Dios la tenga en su gloria”
– “Gracias.”; contestó.
– “¿Para qué soy bueno, en que puedo ayudar?”; preguntó.
Emil había viajado desde la Siberia oriental al recibir una carta de Miguel, quien lo llamaba especialmente a él, porque sabía que era el único científico que no escatimaría en recursos para encontrar una solución al problema que lo agobiaba.

– “Tengo los especímenes, y quiero que me confirmes la teoría que mencionaste hace 2 años, en mi residencia en Parma”; dijo Miguel.
Los ojos de Emil brillaban de excitación, el anterior Lider de los Hunters lo había desterrado del Sacro Imperio por sus experimentos en humanos, pero ahora tendría carta blanca en sus acciones.
– “Miguel es la mejor noticia que me han dado en años. Sólo por curiosidad, ¿Qué son?”
– “Tengo en mi poder dos entes espirituales, un gran oso de elemento tierra y un águila de elemento de viento. Adicionalmente, dos vampiros de tercera generación.”; dijo con una sonrisa.
– “Jajaja. Maravilloso, impresionante, esto se tiene que celebrar. Gracias Miguel por tu confianza  y por darme esta gran oportunidad, no te defraudaré.”; dijo eufórico.
– “Lo siento Emil pero en estos momentos estoy muy ocupado, mañana hablaremos de lo sucedido… Mientras tanto Bergen te llevará al que será tu laboratorio, por favor síguelo.”
– “No te preocupes Miguel, sé que tienes que recibir todos esos reportes, escribir órdenes y demás. Con permiso, buenas noches”
– “Buenas noches Emil”
– “Cardenal, he aquí un reporte de Alaric. Ahora si me disculpa.”; dijo Bergen dándole una carta y dejando la habitación.
Se recostó en la silla de su escritorio y empezó a leer.

Al parecer muchas cosas que sospechaba se certificaron.
Alaric estaba en Praga y un grupo de cuatro Hunters se unieron a él.
Los dos vampiros capturados hace un par de días al parecer fueron vistos allí, eso quería decir que habían luchado contra alguien y luego se retiraron velozmente hacia Berlín, de seguro llamado por su líder. Los hunters de Viena le enviaron una carta que decía que habían sido vistos por allí, y Alaric adicionó esa información también. Miguel se preguntaba si tenía algo que ver con el reporte de la frontera francesa.
Otro detalle era que encontraron un grupo de bandidos despedazados, algunos con marcas en el cuello.
“No fueron ellos ya que venían a caballo, aparte según otros avistamientos siguieron el camino fielmente, mientras que estos bandidos fueron encontrados en medio del bosque.”
Siguió leyendo y se certificó su sospecha, después de investigar alrededor de la masacre encontraron huellas que pertenecían a 2 personas, por la longitud determinaron que era una mujer y un hombre.
Entonces recordó, Evan no sabía su ubicación, pero dijo que estaban en persecución de una vampira y de un niño que posiblemente era su esclavo. Maldición, en mal momento lo asesinaron, aunque también mencionó que tenía una amiga viviendo por allí pero no sabía exactamente dónde. Según él la vio acompañando a Belleza carmesí hace muchísimo tiempo, pero nunca vio su rostro debido a que llevaba una capucha.
Luego de eso mencionaba que llegarían en 2 días a Viena aproximadamente, y de allí a Transilvania 1 día más.
Si todo iba bien un grupo de al menos 10 hunters caerían sobre ellos, solo cabía esperar.
Miguel se levantó de su silla y se paró al lado de la ventana, se quedó mirando durante largo rato la luna.
Era luna llena y una larga noche lo esperaba.

…………….……………………………………………………………………………………………………………………………….


Sólo buscaba probar el valor del muchacho, sólo quería saber si lo que sus hermanas dijeron de él era cierto, aún estaba en entrenamiento pero aun así quiso hacerlo por ellas, después de todo los tiempos de ahora se han vuelto muy peligrosos para su raza. Pero todo había terminado mal.

A duras penas logró envolverlo en su seno, y llevarlo de nuevo al bosque, ante la atónita y triste mirada de esas mujeres. Detuvo las llamas que  había provocado ese estado.
Su cuerpo estaba incompleto, las llamas del abismo habían devorado la carne de sus extremidades dejando los huesos al aire libre. Ahora sólo quedaba su cabeza, parte de su torso y pelvis, su reto le había salido demasiado caro.
Pasó la prueba, aunque a un precio muy alto.
No fue su debilidad la que puso en ese estado, sino su cariño por aquél familiar.
Aparte yo le arrebaté la mitad de su energía mágica para que no la usara, contra su doble.
Si él hubiese estado al tope de ella, no hubiera pasado esto, ya que hubiese derrotado a su doble en pocos minutos.
Maldición.
Sus hermanas tenían razón, siempre la tuvieron.
Y la profecía se había cumplido, lo había olvidado, pero sucedió.

“Aquél bañado de gloria, se levantará impetuoso a luchar contra sí mismo, y en un acto de amor por el prójimo, será herido mortalmente.”

Sólo había una forma de salvarlo, pero no había ningún humano cerca que le brindase su sangre. Después de todo, la sangre fresca de una persona agiliza considerablemente la regeneración de un vampiro.
Sólo una parte de mi esencia pudo salir del bosque y traerlo conmigo, ya que estoy condenada a permanecer en este lugar hasta que una persona digna aparezca. Y lo hizo.
No podía dejarlo por que moriría inevitablemente, y tampoco podía dejarlo solo aquí, porque las almas que los rodeaban reclamaban una nueva víctima.
Se le ocurrió una idea, era riesgosa, pero era la única forma para que su cuerpo vuelva a la normalidad.
Su propia sangre.
No estaba segura de si hacerlo o no pero cada minuto parecía condenarlo.
La sangre de los espíritus primitivos, son del mismo color que sus elementos, esencias divinas que pueden conducir a la muerte al que ose posar sus labios sobre ella. Pero él no era un humano cualquiera era un vampiro, un inmortal.
Levantó su mano derecha formando una cuchilla en ella que luego precipitó hacia su muñeca izquierda cortándola, un espeso líquido de color negro empezó a brotar.
De inmediato, presionó su muñeca en la boca de Ethan.

La sangre oscura llenó su boca y bajó por su garganta, esparciéndose por todo su cuerpo.
Ethan abrió los ojos luego de unos segundos y mordió la muñeca del espíritu, éste trató de zafarse pero no pudo. El dolor era inimaginable mientras su sangre era absorbida, con sorpresa vio que sus ojos se volvieron tan oscuros como la noche, su cabello brillaba intensamente y sus extremidades iban regenerándose rápidamente.
Minutos después y con ella debilitada, Ethan se había recuperado. Se puso de pie sin decir nada, estaba desnudo.
Adolorida y debilitada, trató de levantarse pero no pudo, entonces se arrodilló y levantando la cabeza mirándolo fijamente dijo:
– “Lo estaba esperando con tantas ansias… Maestro.”

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Inmortals: The Six Spirits cap 20

  1. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 19 | Granheliostranslations

  2. eldegollado1 dijo:

    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa gracias xD lycancito ahora si a dormir tranquilo aunque inquieto a esperar 2 o 3 dias mas pero aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah a esperar xD

    Le gusta a 1 persona

  3. johan_flores dijo:

    gracias por el capitulo 😄

    Le gusta a 1 persona

  4. racknarsubs dijo:

    Buen cap bro siempre Es un gusto leer tu trabajo

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 21 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s