Shin sekai Reborn capítulo 14

En unos momento subiré más, no los he subido desde hace mucho por que quería hacer un pack de varios capítulos puede que de 3 o 4 seguidos así que si queréis esperar podréis leer varios capítulos suguidos.

VAMOS QUE SI QUEREIS ESPERAR A QUE SUBE EL PACK COMPLETO BIEN Y SI NO PUES AQUÍ TENEÍS PARA LEER PERO DE AQUÍ A LAS 4 DE LA TARDE (HORA ESPAÑOLA) SUBIRÉ VARIOS SEGUIDOS 😀

CAPITULO 14

PRIMER TESTIGO

Llegamos a casa a duras penas, incluso con todo mi entrenamiento a este cuerpo aún le queda mucho para poder cargar a una persona durante tanto tiempo sin cansarse. Una vez alcancé la casa esperaba encontrarme con mi madre pero aún no había llegado y eso en cierta forma me beneficiaba. Nya recuperó la conciencia poco después de ponerla en la cama, según se levantó se llevó las manos a sus heridas, por suerte yo ya me había preparado con objetos básicos de curación y había estado curando las heridas que tenía por todo el cuerpo, en la habitación se formó un silencio incómodo así que, pasado unos minutos, empecé a hablarle.

  • ¿Te duele?
  • N-No, ya…ya no me duele… (Nya)
  • Eso es bueno. ¿Y? ¿Vas a decirme que pasó?
  • No paso nada, de verdad. Estoy perfectamente. (Nya)
  • ¡NYA! ¡Déjate de mentirme a la cara! ¿Qué te pasó, quién te hizo esto?
  • E-Está bien. (Nya)

No me costó mucho el que Nya acabara diciéndome todo lo que le había pasado, al parecer no fueron los que yo creía. Cuando pregunté si conocía a esas personas ella respondió diciendo que 3  eran compañeros de clase pero estaban liderados por un humano desconocido capaz de usar hechizos de fuego. Después de escuchar eso sentí una impotencia que acabó provocando que la rabia se apoderara de mí por unos instantes pero el Impasible me devolvió a la tranquilidad, se bien de lo que es capaz los hechizos de fuego y a como estoy ahora me sería muy imposible derrotar a alguien que sabe usar uno. Además, yo solo conozco a un par de personas del bloque humano, los guardias no dejan que los semis como yo se involucren con ellos y este hecho me hace aún más complicada la búsqueda del cabecilla pero no todo está perdido, aún debe haber una solución.

Sé que ahora mismo no podría hacerle nada. No tengo nada con qué defenderme de los hechizos que pueda lanzarme, aunque lo más posible es que no sepa más de un hechizo, pero aún así no soy tan estúpido como para confiarme solo por eso, necesito ideas, necesito encontrar una solución y prepararme para cuando lo enfrente pero ¿qué podría hacer en mi estado actual? Probablemente, si le enfrento a como soy ahora acabe perdiendo.

Me di por vencido en seguir pensando en lo que podría hacer ahora, estaba demasiado cansado como para poder pensar con claridad por lo que después de preparar algo para comer Nya y yo nos fuimos a dormir. Como podéis imaginar, a Nya le era imposible dormir a causa del dolor de sus heridas y del miedo que aún le invadía, así que me pidió que me quedara con ella hasta que se durmiera, lo malo es que poco después de decir todo eso yo fui el que se quedó dormido.

Cuando desperté al día siguiente, lo primero que vieron mis ojos fue la cara de Nya casi rosando la mía, ella estaba observándome detenidamente con ojos abiertos como platos, cuando se dio cuenta de que me había despertado y estaba mirándola se alejo rápidamente de mi cara hasta salir de la habitación. Al rato de prepararme salí de la sala solo para ver una Nya temblorosa parada delante de la puerta de la casa, lo más seguro es que aún tenga miedo de ir a la escuela y volver a encontrarse con a esa chusma de nuevo.

  • Nya, antes de que salgamos quiero que me digas una cosa, dime lo que sepas sobre los que reconociste del grupo.
  • ¿Qué pasará si te lo digo? (Nya)
  • A ti nada, pero esas personas tienen una gran deuda que han de pagar con intereses. Tranquila no sufrirán demasiado, solo son peones y yo busco al líder.
  • Será peligroso. Son más que tú (Nya)
  • Tu solo dime lo que sepas de lo demás me encargaré yo.
  • Yo… bien. Habían 4, uno de ellos, el líder, era un humano desconocido, los otros 3 son personas de nuestra clase. 2 mujeres y un hombre, el hombre es Rianor un alfar blanco y las 2 mujeres del grupo son de la raza Bestial tipo gato, se llaman Syta y Myta.
  • , si mal no recuerdo, Rianor es ese inútil que se piensa que es el mejor de todos cuando suspende incluso más que tú.
  • ¡¿A qué viene esa comparación?! (Nya)
  • En cuanto a Syta y Myta no las conozco mucho, lo único que se sobre ellas es lo que me acabas de contar. Tendré que investigarlas hoy.

Después de este pequeño interrogatorio los dos nos pusimos en marcha. Como siempre no tardamos mucho en llegar, el otro día con Nya a mi espalda tardé mucho más, también como siempre los humanos entraban por otra puerta y los “seguritas” nos impedían el paso al bloque de los humanos. Aún así intente preguntar a Nya si veía al humano que le atacó pero me respondió con una negativa antes de que los seguritas nos apuntaran con sus espadas de madera y nos obligaran a entrar en el edificio.

Una vez dentro mí objetivo de descubrir la identidad del humano usando los recuerdos de Nya fracasó, por ello tuve que recurrir al plan B y preguntar “amablemente” a los compañeros que cuidaron de Nya ayer. Una vez entré a la sala noté que ésta estaba extrañamente tranquila pero tensa, supongo que solo me queda ignorar esta extraña atmósfera, tengo que empezar a buscar con la mirada a alguno de los tres que participaron en la pelea y rápido, es posible que huyan en cuanto me vean.

Por suerte, no tardé mucho en encontrarme con uno de ellos, los ojos a los que miraba pertenecían a Rianor, sin esperar mucho me fui acercando lentamente a él mientras mi compañera venía tras de mí, conforme me fui acercando el alfar empezó a desviar su mirada, a levantarse y a caminar aceleradamente hasta la salida. La pena para él es que es muy lento y yo muy rápido, no tardé en alcanzar con mi mano derecha su hombro y darle la vuelta para ver su cara del más puro estilo elfo, orejas puntiagudas, piel suave, blanca y sin ningún tipo de mancha en ella, pelo rubio recogido en una coleta y  ojos azules. Sin demorarme mucho empecé con el interrogatorio.

  • ¿Eres Rianor, verdad? Quiero hacerte unas preguntas sobre cierto asunto.
  • Lo siento, pero el gran yo está demasiado ocupado para perder el tiempo con gente como tú. (Rianor)
  • ¡Esto no es ninguna petición!

Mi respuesta no fue nada agradable y mi enfado se extendió por toda la clase, al decirlo, le miré con rabia mientras fruncía el seño y sonría fríamente. Después de eso, no me costó mucho el convencerlo de qué me acompañara a las afueras del edificio, naturalmente el profesor y los alumnos que se encontraban ahí se quedaron paralizados y, aunque el profesor hizo un intento decir algo, acabó simplemente por ignorarlo. Como dije, lo arrastré conmigo hasta el patio donde seguido de cerca por Nya y, así, comencé “la charla” con Rianor.

Esta entrada fue publicada en Shin Sekai: Reborn, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Shin sekai Reborn capítulo 14

  1. johan_flores dijo:

    que empiece la charla educativa

    Me gusta

  2. eldegollado1 dijo:

    se viene la charla de amorios xD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s