Inmortals: The Six Spirits cap 13

LYCANCITO
Uhm bueno llegué a este cap motivado, me tomó un poco de tiempo la imagen ( ͡° ͜ʖ ͡°)
No sabía si publicarla o no, censurarla o no. Ahhhhh que hago.
Después de meditarlo somos una página de novelas ligeras pero para evitarme problemas le pondré ropa interior >.< Ya lo sé no es de esa época pero los que siguen la pag de universonl.wordpress,  la encontraran en pdf sin censura. cuando lo publiquen

 

Puerta hacia el paraíso

Desperté asustado.
Estaba en una cama con baldaquín de tela color roja, a un lado de ella había una mesita de noche, ambos tenían grabados de estilo gótico. En la esquina de la habitación había un espejo de casi 2 metros.
Es exactamente igual a la habitación de la casa de Sophie ¿Acaso todo fue un sueño?
Argh, que dolor de cabeza y esas voces ¿Acaso me estoy volviendo loco?
Me senté en la cama, recordé la pelea con Evan, “pero todo fue tan real”.

Me puse de pie y empecé a caminar hacia la puerta.
Antes de girar la manija, se abrió, allí una hermosa mujer vestida como sirvienta, cabello negro peinado hacia un lado y ojos del mismo color me miró sorprendida; llevaba una bandeja con una taza de té; su rostro de un tono claro, se volvió rojo, desvió la mirada y dijo:
– “Jo-Joven Ethan, por favor vístase”; acto seguido cerró la puerta.

Ah… Jejeje… no me había percatado, estaba totalmente desnudo.
Al menos no fue un sueño.
Lyna creo se llamaba. La mitad del rostro está cubierto por su cabello.
Su peinado es parecido al de Sophie.

Agarré mi pantalón, estaba doblado a un lado de la cama y una camisa limpia.
– “Puedes pasar”; dije.
– “Buenas tardes joven, le traje una taza de té.”; dijo aún avergonzada.
– “Buenas tardes, gracias”; dije recibiendo la taza y tomando un pequeño sorbo. “Está delicioso”

Su rostro se iluminó y una pequeña sonrisa afloró en su rostro.
Al parecer eran las 6 de la tarde, la noche se acercaba.
Le pregunté dónde estaban Sophie y Katya, me dijo que en la sala de estar conversando sobre lo que pasó durante todo este tiempo que no se vieron.
Y allí terminó nuestra conversación.
Seguía tomando el delicioso té preparado por ella, noté que me miraba mientras lo hacía.
Una vez terminado le devolví la taza y pregunté.
– “¿Hay algo que quieras preguntarme?”; le dije amablemente.
– “No, joven”
– “Por favor deja los honoríficos, sólo nos llevamos algunos años de diferencia. Aparte sé que quieres preguntarme algo. Vamos, trataré de darte una respuesta adecuada.”; insistí.
– “Bueno, es que eres el primer hombre que veo que viene a la casa de la señorita Katya. Según mi familia nunca ha traído hombres a su casa. A veces sale, pero es para alimentarse”
– “Tu familia sabe que ella es…”; qué pregunta tan estúpida Ethan, pero claro que lo saben.
– “Sí, mi familia ha servido durante 5 generaciones a la señorita Katya”; dijo sacando pecho.
Diría que sus pechos son de tamaño normal.
Mírala a los ojos, a los ojos.
– “Aún no me has preguntado…”
– “Esto… ¿Qué sentiste al convertirte en… vampiro? La señorita Katya no habla de ello, siempre tuve curiosidad”

Ya esperaba esa pregunta.
– “El ritual es placentero, pero también doloroso. No hay mucho que decir ya que mueres poco después y despiertas con una increíble sed de sangre. ¿Quieres convertirte en vampira, cierto?”; dije mirándola fijamente.
– “N-no, es sólo curiosidad. Ahora si me disculpa.”; dijo tomando la bandeja con la taza y salió de la habitación.

Que conversación tan corta.
Tendré que preguntarle a Katya sobre eso.
Ahora que lo pienso, si no se lo ha dicho es por algo y tal vez Lyna se meta en problemas si se lo menciono.
Salí de la habitación al pequeño pasillo que daba a unas escaleras, baje, caminé hacia la sala de estar, las vi a conversando, sentadas una frente a la otra.
La casa era muy parecida a la de Sophie sólo que más grande.

Sophie se puso de pie, avanzó hacia mí, me besó y luego abrazó, poniendo mi cabeza entre sus senos.
Deja vú.
Esto es un hábito muy reconfortante.
– “Ejem. Cof, cof”; toció Katya.
– “Lo siento”; dijo Sophie, soltándome y volviendo a sentarse.

Quería que me abrazara un poco más.

– “Ethan ¿Qué le dijiste o hiciste a Lyna, que se fue rápidamente a su recámara?”
Preguntó Katya, Sophie también parecía interesada en mi respuesta, me miraban  inquisitivamente.
– “Ah, me vio desnudo”; dije sin tomarle importancia.
– “Ahora entiendo por qué su cara parecía un tomate”; dijo Sophie sonriendo.

Uhm, ¿Le pareció divertido?
Si alguien más siquiera tratase de mirarte, lo desollaría vivo.
Oh, ya veo, a esto es lo que llaman ser liberal. Aunque como mencionó Ignis, un aquelarre sólo necesita de un vampiro de sexo masculino, aunque hay casos dónde hay más de un hombre, pero yo no tengo esos gustos, así que mejor olvidarlo.
Es esto una suerte del destino.
A mi hermana no le gustó nunca la idea del harén, decía que era sólo de ella.
La extraño mucho.

– “¿Ethan?”; preguntó Sophie.
– “Lo siento, no sé por qué pero recordé a mi hermana.”; dije un poco triste, moví la cabeza de derecha izquierda y me abofeteé las mejillas, tengo que superarlo; “Pero díganme que pasó con Dimitri y Clark”; continué.
– “Se fueron, August los llamó de regreso. Al parecer Evan era un traidor ¿Sabes algo sobre eso?”
– “Sí, dijo que pertenecía a los Hunters, que había asesinado a potenciales magos, también que habían muchos usuarios de magia de Luz en el bando de la Iglesia”; dije sentándome en un mueble personal ubicado al lado de ellas.
– “Te lo dije, siempre me inspiró desconfianza, él fue quien reveló las ubicaciones de todos esos aquelarres alrededor de Europa”; dijo Katya a Sophie, tomando una pausa añadió; “Bueno… de eso se encargarán ellos, nosotros no tenemos nada que ver. El Consejo de Ancianos no ha dicho nada al respecto, así que no tenemos por qué preocuparnos”
– “Tienes toda la razón”; dijo Sophie.

Pensé que esto formaría un revuelo, al parecer me preocupé por nada.
– “Mas bien, Ethan dime ¿Qué opinas de formar un aquelarre?”; preguntó Katya, mirándome a los ojos.
– “A mí no me importa, mientras no me seas desleal”; dijo Sophie tranquilamente.
– “Les seré sincero, en cuanto a la idea de formar un aquelarre, lo he estado pensando desde que tenía hace un tiempo, pero Sophie siempre será la principal.”
Sophie sonrió complacida.
– “¿Y que será de las demás?”
– “Haré todo lo posible para que ellas sean felices también”
– “Vaya. Esa es una respuesta adecuada y contundente, eres un niño prematuro. Sophie te cuidó y de seguro su cuerpo influyó en tu decisión.”
– “Katya, ¿Tú también? ¿Es que acaso no pueden dejar de decir cosas obscenas sobre mi cuerpo? Ignis es igual.
– “¿Me llamaste?”; dijo apareciendo en una esquina de la sala
– “¡NO!”; dijo Sophie furiosa.
– “Está bien, me retiro”; dijo desvaneciéndose asustada.
– “Pero no tienes nada de qué avergonzarte. ¿Qué opinas Ethan?”; preguntó Katya.

Porque tuvo que preguntarme a mí.
Sophie me miraba como esperando una respuesta.
No me queda más remedio, siempre he dicho lo que pienso y ésta no será la excepción.
– “Sophie eres hermosa tal como eres. No deberías avergonzarte, apuesto que cualquier mujer querría tener el cuerpo que tú tienes, y sí, de cierta forma influyó en mis gustos. Pero lo que me cautivó no fue sólo tu cuerpo, sino también tu forma de ser. Eres inteligente, tierna, amorosa, comprensiva, comunicativa, tolerante, generosa, humilde, todo eso y entre muchas otras cosas, hacen que cada día te ame aún más”; dije sinceramente.
– “Es suficiente, con permiso”, dijo Sophie ruborizándose, se puso de pie y salió de la sala dirigiéndose hacia su habitación. Iba a seguirla pero Katya me detuvo.

– “Tranquilo, quiero conversar algo contigo, sólo será un momento. ¿Sabes? Los hombres que la pretendían sólo querían su cuerpo, y lo que acabas de decir es algo que nadie se lo había dicho. Es por eso que los hombres no nos agradaban mucho, pero dime ¿Qué opinas de mí?”; dijo acercando su rostro al mío.

Pude percibir un suave aroma a lavanda proviniendo de ella, me mareaba debido a su exquisita fragancia.
– “Eres una mujer muy hermosa, además tus ojos me parecen…”
– “Te parecen…”; dijo entornando los ojos.
– “Realmente inusuales, nunca había visto un caso de heterocromía pero me parecen fascinantes, además combinan perfectamente con tu vestido. En otras palabras, son bellísimos”

“Es la primera vez que me lo dice otra persona aparte de Sophie, siempre dijeron que era de mal agüero. Esa mirada al hablar, ya veo por qué se enamoró de él. La desconfianza que ella sentía, de seguro se vió exterminada por sus palabras y acciones”; pensó Katya.
– “Vaya. Sophie tenía razón. Eres muy directo. No finges, lo dices de corazón. ¿Sabes? No te conozco muy bien, pero me gustas. No eres cómo esos tipos que sólo quieren satisfacer sus deseos. Conozco a muchos vampiros que tienen aquelarres, pero sus miembros no son felices. Y a pesar de que le has causado problemas a Sophie, puedes tragarte tu orgullo y pedir perdón, eso habla muy bien de ti, y el hecho de quererla sólo para ti también; pero recuerda que ella no es un objeto, sino una persona. Ahora que puedes dominar en parte tu poder mágico, no tendrás problemas en protegerla. Sophie me habló sobre tu entrenamiento, me parece sorprendente el que puedas usar todo tipo de magia elemental, también me comentó que estabas preparado para el contrato con un espíritu. Pero eso tendrá que esperar, tuvieron un largo viaje hasta aquí, así que relájate”
– “Muchas gracias”; dije.
– “Por cierto, según veo, te gustan las mujeres maduras ¿No?”
– “Uhm… esto… sé podría decir que sí, jeje”, dije sonriendo temeroso.
– “No te quitaré más tiempo, después de todo éste día será memorable”
– “No entiendo”
– “Ya lo sabrás. Por cierto, iré a los pueblos aledaños a buscar comida, así que no estaré durante 2 días. Siéntete como en tu casa.”; terminado de decir esto, me besó; “Nos vemos, suerte”; dijo poniéndose de pie.
Sólo pude escuchar la puerta de salida cerrándose detrás de mí.
El beso me tomó por sorpresa, así que me quedé pensativo. Esta vez nuestros dientes no chocaron, y sentí la suavidad de sus labios pegándose a los míos.
Sophie…
“Es cierto debo ir a disculparme, tal vez no le gustó lo que dije”; pensé.

No me tomó mucho tiempo encontrar la habitación de Sophie ya que su nombre estaba pegado a una de las puertas. Toqué la puerta 3 veces.
– “¿Ethan?”
– “Sí, soy yo, ¿Puedo entrar?”
– “Sí”

Abrí la puerta, entré.
Me quedé inmóvil, sin palabras por lo que veía.
Allí, parada frente a mí, estaba la mujer que amaba, completamente desnuda, mirándome tímidamente.
Caminó hacia mí, me besó, luego acercó sus labios a mi oído y dijo:
– “Hagámoslo”
Esa palabra hizo que recobrara el sentido.
Ahora entendí por qué Katya me detuvo, al despedirse mencionó que sería un día memorable y finalmente me deseó suerte.
Nunca olvidaré esta noche.
Nuestra primera vez juntos.

Untitled-1

 

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Inmortals: The Six Spirits cap 13

  1. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 12 | Granheliostranslations

  2. racknarsubs dijo:

    Amigo mio solo me dejaste impresionado tienes una habilidad impresionante para articular la historia y dejarme siempre. Bueno tu ya sabras

    Me gusta

  3. Pingback: Inmortals: The Six Spirits cap 13 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s