INMORTALS: The Six Spirits cap 8

Lycancito:
Buenas aquí les dejo dejo un cap mas de mi obra.

Declaración

Al norte del Imperio Austríaco; gobernado por los Habsburgo, se halla el bosque de Bavaria, un hermoso hábitat natural, capaz de encantar a quien lo visitase.
Flora y fauna convergen en clara armonía, haciendo caso omiso a las intrigas y rivalidades que ocurren fuera de ella.

– “Lo siento, por favor perdóname”; dije en tono suplicante.

Sophie miraba hacia adelante, dándome la espalda. Habíamos corrido sin descanso durante horas. Estaba sumamente molesta debido a lo que había hecho.
La muerte de esas cinco personas traería problemas, en unos días había puesto a toda una organización detrás de ella, sin contar con las medidas que tomarían los vampiros al enterarse de la muerte de Jean. Ellos no sabían de mí, así que la culpa caería en ella.
Soy un idiota, quiero protegerla pero no he hecho más que ponerla en peligro.

Después de un sermón que creo duró horas, dijo que iríamos a Transilvania, donde la esperaba una amiga suya. Ahí estaríamos seguros, al menos por un tiempo, seguiría entrenando, dicho esto no mencionó una palabra más.

Me sentía fatal, sin saberlo mi paciencia se había agotado, así que me desquité con esas personas; incluso dejé viva a una de ellas, luego de beber su sangre.
Ahora tal vez estaría por allí devorando a cualquier persona que se cruce en su camino.

Sophie lentamente se dio la vuelta y dijo:
– “No tuve oportunidad de preguntarte antes, pero ¿Cómo es que puedes usar magia oscura?
Me había tomado por sorpresa, pero debía contárselo, después de todo es la única persona en quién confío, espero que mi hermana me perdone.

Le relaté todo, el encuentro con el anciano, los libros que recibimos de él, nuestro escondite secreto, la destrucción de la mesa, la biblioteca que teníamos allí.
Terminada mi historia, Sophie empezó a caminar de derecha a izquierda, mirando hacia el suelo, como buscando algo.
– “¿Por qué no me lo dijiste antes?; preguntó mirándome inquisitivamente.
– “Lo siento, se lo había prometido.”; dije disculpándome.
– Entiendo… ¿Sabes? Mi amiga en Transilvania podría saber algo sobre eso. Es extraño que alguien te diera un objeto que haría que se desatara una guerra sólo por el hecho de tenerla”
– “¿Tan importante es?”
– “Sí. Más importante de lo que crees, ella de seguro te contará todo, ya que estuvo más tiempo con… A propósito ¿Lo leíste todo?”
Me pregunto a quién se referirá.
– “Mi hermana me lo quitó, pero me las arreglé para leerlo y memorizarlo”
– “Ya veo. Eso quiere decir que recuerdas cada hechizo que leíste ¿Cierto?”
– “Cada vez que leía un nuevo hechizo, me daba cuenta de varias cosas. Si recitaba el hechizo en voz alta, la siguiente vez que lo usara, simplemente tenía que pensar en la forma del hechizo y éste se manifestaba. Una vez recitado el hechizo, éste desaparecía del libro”
– “Eso quiere decir que…El libro desapareció cuando terminaste de leerlo”
– “¿Cómo…?”
– “Increíble, entonces las leyendas eran ciertas”
– “¿Qué leyendas?”
– “La del surgimiento de la magia, pero eso tendrá que esperar. Una vez lleguemos ambas te contaremos todo lo relacionado a ese tema. Ahora sigamos.”
Antes que se diera vuelta la detuve.
– “Espera”; dije en tono suplicante.
– “¿Qué quieres?”; dijo de forma cortante.

Aún estaba enojada.
¿Era el momento adecuado? No, no lo es.
Bah, que importa, tengo que decírselo. Es ahora o nunca.

– “¿Qué me quieres decir?, rápido”; dijo con cierta molestia.

Respiré hondo, expulsé mis temores y dije decidido:
– “Lamento haber hecho esas locuras, la lucha con Jean y el asesinato de esos 5 hunters, fueron un error. Lo sé, soy impulsivo, orgulloso, inmaduro, pero cambiaré, tal vez el hecho de perder a mi familia de esa forma, influyó mucho en mi comportamiento, pero es por eso que no quiero perder a nadie más. Ahora que tengo los medios para luchar, quiero usar todo este poder para protegerte y no sólo observar, como aquél fatídico día. El sólo hecho de pensar que pudieron hacerte daño, me hicieron actuar de la forma que viste. Eres la persona más importante en mi vida, no quiero perderte. Sophie…Yo te amo”

Los ojos de Sophie que antes denotaban molestia, ahora se hallaban sorprendidos, abiertos de par en par. Sus mejillas cambiaron a un tono rosa pálido de inmediato, su respiración se tornó agitada, sus labios se movían frenéticamente tratando de decir algo.
Unos segundos después de recuperar la compostura dijo:
– “No bromees con eso, es de muy mal gusto”
– “¡No estoy bromeando!”; dije furioso, era la primera vez que le gritaba.
– “Tú no puedes estar enamorado, lo único que sientes es gratitud hacia mí y lo estas confundiendo con amor.”; no se lo creía, jugó un poco con sus manos; nerviosa; al decir eso.

No me rendiré.
Di unos pasos poniéndome a unos pocos centímetros de ella, levanté mi brazo derecho tomando delicadamente su mejilla y la miré a los ojos.
No se apartó, eso era una buena señal.
A pesar de decir aquello sobre la gratitud, un segundo después el permiso fue dado.
Sophie cerró sus ojos soltando un suspiro, levantó ligeramente su boca, esperando.
Solté una leve sonrisa, al ver como una pequeña lágrima caía por sus mejillas.
Es bellísima.
Con mi mano libre la halé suavemente de la cintura, sintiendo sus grandes y suaves senos tocando mi pecho, y finalmente, llevé mis labios a los suyos.

faceb

Había nacido para este momento sublime y perfecto.
No podía pensar en nada más, mi mente se puso en blanco.
De pronto sus manos sostuvieron mi cabeza, presionando mi boca aún más.
Sentí como mordió mis labios, y succionaba la sangre que brotaba de ella.

Unos segundos después lentamente abrimos nuestros ojos, y nos separamos dejando un pequeño puente de saliva que nos unía.
Me abrazó fuertemente, a pesar que sentí cómo algunas de mis costillas se quebraron no dije nada. Me sorprendió, era la primera vez que la veía tan feliz.
– “Te dije que te haría feliz”; dijo una voz femenina detrás de ella.

Quedé sorprendido al ver lo que había allí, un enorme lobo de fuego, estaba parado a sólo unos metros de nosotros, mirándome con aquellos ojos rojos infernales.
Sophie se separó de mí inmediatamente, volteó y con una voz molesta dijo:
– “Que manera de arruinar el momento… Ignis.”

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

 

Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a INMORTALS: The Six Spirits cap 8

  1. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 9 | Granheliostranslations

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s