INMORTALS: The Six Spirits cap 6

Lycancito:
Buenas descansando hasta el Lunes de Slave :D, publico este cap.
Al fin llegué a esta parte ( ͡° ͜ʖ ͡°) , los dibujos que tengo pensado poner los pondré despues ya que estoy obligado al menos a ponerle color (*3*),
Por cierto el rostro del personaje esta al final al igual que Sophie mas grande como algunos pidieron, ahora parto a ver GOT hasta luego.
Espero que les guste.

 

PRIMERAS VÍCTIMAS

– “Bienvenido de vuelta, Ethan”; dijo Sophie con una sonrisa y lágrimas en los ojos.

Pensé que nunca la volvería a ver, pero estaba tan radiante como el primer día en que la conocí.

El ritual fue memorable para mí, cuando estaba perdiendo la conciencia, luego de la batalla con Jean, sentí como sus colmillos perforaron mi cuello y empezaba a beber mi sangre.
Abrí los ojos, sorprendido.
El dolor debido a mis huesos rotos y a las heridas provocadas en el encuentro, desaparecieron.
Sophie liberó mi cuello, aún con sangre en su boca, se mordió el labio inferior, se inclinó nuevamente y me besó.
Qué placer, era la primera vez que lo hacía, aunque el sabor era algo amargo y salado debido a la sangre que intercambiaba conmigo, fue como estar en el paraíso.
“Luego de convertirme en vampiro le confesaré lo que siento” pensé.
La paz duró solo un momento, el dolor volvió más intenso que antes, me retorcía en sus brazos, sentí como su sangre; la que bebí; recorría cada vena de mi cuerpo, traté de decir algo antes de soltar mi último aliento, pero no pude.
Lo último que escuché fue a Sophie decir una sola palabra.
– “Duerme”

Un día es el tiempo que demora exactamente convertirse en vampiro.
En ese transcurso la sangre del Creador, recorre todo el cuerpo humano, te hace sentir un terible dolor, el corazón se detiene poco después y mueres. Sufres varios cambios en este tiempo:
– Los dientes caninos crecen alrededor de 0.5 cm.
– La piel adquiere un tono pálido.
– Las uñas crecen en forma de garras.
– El iris de ambos ojos, antes circulares, ahora son alargados, esto permite ver en la oscuridad.
– El olfato ahora puede percibir olores a largas distancias y clasificarlas.
– La energía mágica se regenera rápidamente.
Aunque sabía que eso no era todo, había más cosas que aprendería en el camino, según me había explicado ella, ya hace un tiempo.

De repente y sin previo aviso, Sophie agarró mi rostro y lo presionó contra sus pechos, en ese momento tuve una sensación de deja vú.

Podía sentir la fragancia y suavidad de sus senos, frotando mi rostro. Llevaba un vestido de una sola pieza, muy delgada, sumado al hecho de que no llevaba ropa interior, era una sensación muy agradable y estimulante.
Quería agarrar firmemente aquellas dos frutas maduras llenas de éxtasis y pasión, lamerlas y morder delicadamente sus sonrosados pezones. Sentía ganas de besarla y perderme entre aquél dulce almíbar celestial, que brotaba de sus labios.
Luego proceder a aquél acto carnal que la haría mía y solamente mía, para toda la eternidad.

Pero un nuevo deseo, aún más primitivo y nuevo, hizo que con ambos brazos la alejara de mí.
Se sorprendió, pero luego me miró con una sonrisa en el rostro.
Ella había pasado por el mismo proceso.
Me agarré el pecho, era un dolor agudo que me impedía pensar con claridad.
Sangre…sangre…sangre.
Mi mente repetía aquellas palabras.
El indescriptible deseo de morderla y beber su sangre, hizo que mirara a la persona que más amaba como a una presa. Mis ojos instintivamente, se dirigieron hacia su bellísimo y níveo cuello.
Mis ojos se tornaron de un color rojo intenso, brillaban cual fiera, lista para abalanzarse sobre su víctima y devorarla.
Me arrodillé, el hecho de pensar en atacarla, me repugnaba. Luchaba contra mis deseos.
De pronto, pude ver como ella velozmente se arrodilló a unos centímetros de mí, apartó el  cabello que cubría su cuello, lo inclinó ligeramente y dijo:
– “Bebe, eso te calmará. Si tratas de evitarlo te perderás en ese deseo y te volverás una bestia sin control”

Al escucharla decir “bestia sin control”, noté una mirada triste, como si recordara algo del pasado.
Me acerqué lentamente, abrí mi boca y posé mis colmillos en su cuello.
Sentí como lentamente penetraba su piel blanca y dejaba un pequeño hilo rojo en su camino.
“Es el líquido más exquisito que he probado en mi vida”, pensé.
Empecé a beber lentamente, sentí como la sangre bajaba por mi garganta, me refrescaba, el dolor desaparecía poco a poco.
Pasaron un par de minutos. Seguí aferrado a ella.
– “Es suficiente”; dijo Sophie.
Con sus brazos me empujó, apartándome de ella, me lamí la sangre que había quedado en la comisura de mis labios. La intensa sed que había sentido antes, se había disipado, o eso pensé.
La miré a los ojos y pude ver que estaba débil. Apenas si pudo ponerse de pie.
Entre en pánico, yo había provocado que estuviera en ese estado. Me sentí culpable.
– “La próxima vez, hazlo con mesura. ¿Entendido?”.
– “Sí, lo siento. ¿Te recuperarás?”; pregunte un tanto alarmado.
– “No te preocupes, estaré bien. Es normal que pase, después de todo era mi deber hacerlo”; dijo con voz cansada; “¿Ahora que harás con tu inmortalidad?”
– “No me he olvidado de lo que te prometí, te ayudaré a destruirlos. Los humanos me han quitado lo que más quiero y no permitiré que me quiten lo que más amo ahora”; dije mirándola fijamente.
Ella sólo sonrió y dijo:
– “Gracias. Ahora iré a descansar, necesito recuperar fuerzas”
Sophie salió de la habitación mientras yo me quedé de pie a un lado de la cama.

¿Qué? No puede ser. ¿Es que acaso no lo dije correctamente?
Acabo de decirle que la amo mirándola a los ojos y solo dijo “Gracias”.
No lo puedo creer. Maldición…
Dejaré de pensar en ello un momento, tranquilo, tal vez como estaba débil no escuchó bien.

No me había percatado pero vestía ropa nueva, esto me hizo avergonzar un poco.
Ella me había cambiado.
Estábamos de nuevo en su mansión, una gran casa de forma cuadrada, hecha de piedra. Ella misma me dijo que la había diseñado, Erle llevó 2 meses hacerla. a una casa de estilo gótico, inspirada en su corta estadía en Francia. Tenía 10 habitaciones incluyendo la sala de estar, la cocina y el comedor. Cada habitación contaba con baño propio. La casa era protegida por un campo ilusorio, cualquiera que pasara por allí, sólo vería árboles o arbustos.

La cama donde había estado previamente, era una con baldaquín de tela color roja, a un lado de ella había una mesita de noche, ambos tenían grabados de estilo gótico.
En la esquina de la habitación había un espejo de casi 2 metros.
Me acerqué y….
Qué demonios, mi reflejo se ve perfectamente. Un momento… según lo que me dijo Sophie, ciertos mitos sobre nuestra raza son falsos, como el ajo, las cebollas, los espejos, la estaca en el corazón, el agua bendita… espera… el agua bendita antes sí nos hacía daño, pero desde que la Iglesia se corrompió apenas hubo sido creada, dejó de ser un arma.
Caminé hacia la ventana de la habitación.
Era de noche, estaba totalmente oscuro, probé ambas habilidades innatas de los vampiros, la visión nocturna y la percepción.

Cerca, tal vez a unos 100 metros vi a una pareja de aves que reposaban en la copa de un árbol, debajo de ellos una rata roía un pedazo de pan. “Increíble, es muy conveniente poder ver en la oscuridad, no necesitas llevar una lámpara o antorchas que revelarían tu ubicación”.

Cerré los ojos y afiné mi olfato, miles de olores se arremolinaron a mí alrededor, entre ellos uno en especial captó mi atención.
A unos 500 metros, en el bosque, 5 personas vestidas como mercenarios se acercaban a la mansión, eran cuatro hombres y una mujer. Llevaban ballestas en sus espaldas.
La que parecía ser la líder caminaba despacio, llevaba una bola de cristal en la mano, que brillaba por momentos, era la guía.

Cuando de repente al ver su pecho, pude ver una insignia, mis ojos cambiaron de color turquesa a un brillante rojo intenso. Estaba furioso.

Salte por la ventana, aterricé en el suelo, y caminé hacia ellos. Cuando salí fuera de la barrera que recubría la mansión, los 5 se detuvieron sorprendidos.

Agarraron sus ballestas y dispararon virotes de plata recubiertos con magia.
Esquivé los disparos y me ubiqué detrás de uno de ellos, agarré su cabeza y la tiré hacia atrás, rompiéndole el cuello y quedando su cabeza colgando.

Salté sobre la espalda de uno de ellos, le torcí el cuello, mientras caía, me impulsé y caí a unos metros frente al tercero, quien recargó un virote y disparó. El virote atravesó mi pecho, mire la herida, y sonreí. Di unos pasos, lo agarré de la garganta y cerré mis garras, tirando mi brazo hacia atrás le arranqué la tráquea.
– “Jajajaja, que divertido es esto. Me podría acostumbrar”
Sólo quedaban dos.
Uno de ellos trató de escapar, chasquee mis dedos e inmediatamente su cuerpo ardió en llamas.
– “Ahora sólo quedas tú”
– “Maldito demonio, morirás como todos, la Iglesia no permitirá que ustedes sigan infectando este mundo con su inmundicia.”
– “Pues… saluda a Dios de mi parte”
En un instante me puse detrás de ella, la agarré firmemente y clavé mis colmillos en su cuello.
Un grito se escuchó en la espesura del bosque.

Sophie despertó bruscamente. Salió de la mansión en dirección al lugar de dónde provino el grito.
Cuando llegó era demasiado tarde. En medio de 5 cuerpos y bañado en sangre, Ethan se encontraba de pie sonriendo. Miró a la víctima que yacía a sus pies, vio la insignia que llevaba y exclamó:
– “¡No puede ser!”
Ethan sin saberlo, inició la chispa que luego se extendería por Europa, la llamada:
Guerra de la Purificación.

 

vampirita

[[<–Anterior|||Siguiente–>]]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inmortals: The six spirits, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a INMORTALS: The Six Spirits cap 6

  1. eldegollado1 dijo:

    xD tuvo bueno xD

    Me gusta

  2. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 5 | Granheliostranslations

  3. Pingback: INMORTALS: The Six Spirits cap 7 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s