Lazy Dungeon Master: Capítulo 5

Hagamos más habitaciones

—Ahh~, ha sido un buen descanso… Pero todavía es difícil de decir, quiero un futón mejor.

—Es por la mañana, realmente has dormido todo el día… ¿No te cansas de ello?

—Nop.

—Bueno, explícame por favor… espera, antes de ello echa un vistazo a los PM.

Cuando abro el menú y lo miro hay unos 857 PM.

—¿Hmm? Oh, ha subido antes de lo esperado, pudo haber sido peligroso.

—¿Eh? ¿Sabes lo que ha pasado?

—Sí, más o menos, ¿qué pasó?

—… Los aventureros nos han atacado.

Por visto, los bandidos han estado vigilando por si llegaban aventureros a la mazmorra. En cuanto llegaron, les tendieron una emboscada desde un punto ciego de la habitación y mataron a los cuatro aventureros. Parece que los bandidos han salido ilesos.

—Así que los bandidos les sacaron todo el equipamiento a los aventureros y arrastraron los cadáveres. Luego, los empujaron contra el núcleo sin parar. Los habría absorbido aunque no lo hubieran hecho, ¿sabes? Parece que sabían que podía absorberlos, pero no el cómo.

—Ya veo, entonces les atacaron dentro de la mazmorra. Así que los bandidos son más listos que Rokuko.

—¿Hah? ¡¿Qué se supone que significa eso?!

Es obvio que significa lo que he dicho. Rokuko, que hasta hace unos segundos estaba sonriendo, ahora parece malhumorada.

—De cualquier forma, por qué habrán venido los aventureros…

—Tú… A pesar de que tú mismo has dicho que los aventureros vendrían una o dos veces al mes…

—Oh, ahora que lo pienso, creo que he dicho algo así.

Probablemente usan esta cueva para entrenar a los aventureros con basura débil como los goblins. No destruyen el núcleo, así que pueden traer aquí a novatos para entrenarse. Quizás, para venir y ver cómo es un núcleo real. El resultado de esos novatos viniendo a luchar a la Cueva Ordinaria y de repente encontrarse con ocho bandidos…

Los bandidos no tenían la más mínima posibilidad de derrota. Ya que no pensaron que podrían perder, los mataron, les robaron… Y todo lo que haría un bandido.

—Bien, parece que la carta y el casco han tenido un efecto en ellos.

—Los bandidos quieren dinero. Mientras seamos amigables y demostremos que somos útiles para ellos, usando objetos para satisfacer su codicia, cooperarán con nosotros. Así que, con el fin de que se queden dentro de la cueva, les enseñé la carta y el casco… Entonces ellos nos traerían cadáveres para convertirlos en PM.

En el caso de que hubieran luchado fuera, dudo mucho que hubieran traído los cadáveres al lugar donde duermen, a menos que tuvieran un extraño fetiche por ello. Además, si pudieran hacer desaparecer los cadáveres sin dejar rastro… absorberlos con el núcleo disminuye sus posibilidades de ser encontrados. Con ello también conseguirán tesoros, así que seguramente siempre traigan cadáveres. Además, incluso si un aventurero se escapa e informa al gremio, dudo mucho que piensen que ganarán algo con matar a unos bandidos en la Cueva Ordinaria. Entonces, con pensamientos como “quiero estar en esta cueva” y “quiero tesoros”, llamarán a eso “trabajo de bandidos” y no verán nada de valor en venir. El hecho de que los emboscaran dentro de la cueva es muy agradable. Aunque si lo piensas un poco, lo mejor que podrían haber hecho es huir sin luchar… Pero no parece que lo pensaran, es bueno que fueran idiotas.

—…Kehma, ¿no está bien si los bandidos se van?

—No, para nada. No podremos matarlos si se van. No conseguir esos PM que me ha llevado tanto esfuerzo y trabajo sería un total desperdicio, ¿sabes?

—…Aunque eres un humano al igual que ellos, los llamas PM. Kehma, te respeto un poco más-.

—Gracias, ahora me voy a dormir. Buenas noches.

—Recién te acabas de levantar y te vas a dormir de nuevo…

¿Eres estúpida? No puedes dormirte si no te despiertas antes.

A pesar de que era mi propio plan el matar a los aventureros, mi consciencia no sintió nada por ellos. Bueno, los bandidos los mataron por ellos mismo mientras yo estaba durmiendo y ni siquiera he visto los cuerpos. Me pregunto si mataré a alguna persona antes de lo que espero, ¿qué pensaré en ese momento? No importa, está bien dado que ahora me he convertido en el maestro de esta mazmorra. Me siento renovado después de haber dormido de nuevo. Los PM también han subido un poco.

—Incrementa el número de habitaciones. También invoca otra caja. Por cierto, ¿aún queda algo de tinta?

—Eh- si, ahí está. Pero crear una nueva sala cuesta 850 preciosos PM—replicó Rokuko en desaprobación mientras miraba el catálogo de criaturas que podía invocar con 800 PM o menos.

Hahahaha, esta loli rubia aún no ha aprendido nada.

—Veamos, añadir habitaciones… Déjame ver, puedo poner objetos donde están los intrusos. Solo puedo añadir criaturas pero no habitaciones. ¿Quizás tenga que hacer que los bandidos se vayan? No parece que vaya a ser fácil derrotarlos… Bien, vamos a escribirles a ver qué dicen.

—¡Jefeeee! ¡Ha aparecido otra caja!

—¡Oh! A qué estáis esperando, ¡moveos!

El jefe de los bandidos saltó al suelo. Sí, literalmente saltó hacia la caja para abrirla. En su interior hay… ¿Qué es esto? Su cabeza se inclinó para ver dentro.

—¿Una almohada? Pero los objetos mágicos son…

A pesar de haberme dado un casco tan bueno después de matar cinco goblins, ¿me da esto por cuatro aventureros? ¿Lo importante es el número de víctimas?

Mientras el jefe de los bandidos pensaba sobre ello, uno de sus subordinados leyó el interior de la caja.

[¡Estoy salvado! Sois muy fuertes, quiero agradeceros. Estoy añadiendo habitaciones pero es peligroso que permanezcáis dentro. Así que salid rápido, por favor.]

Ya veo, el regalo son nuevas habitaciones. En verdad esto es muy pequeño para ocho personas, tal vez ha tenido eso en cuenta.

Entonces, estando todos de acuerdo, salieron de la cueva. En cuanto se fueron, empezaron a escucharse sonidos de roca crujiendo desde el interior de la cueva. Después de diez minutos, los molestos ruidos cesaron y los bandidos entraron. El núcleo de la mazmorra había desaparecido y en su lugar ahora había un pasillo que llevaba al interior, junto a una puerta de madera al fondo. Un poco nerviosos, entraron y vieron que había una sala a cada lado de la habitación original. Se sentía extraño que el lugar que antes llamaran escondite ahora tuviera una puerta de madera.

Solo se ha necesitado diez minutos para que el lugar se expandiera. Quizás se hubiera necesitado alrededor de un mes para hacer el mismo trabajo con mano de obra humana. No, si hubiera algún mago habilidoso se podría haber hecho a la misma velocidad.

Tres habitaciones en total, se ha incrementado el triple de espacio que había hasta ahora. Además, había una cama instalada en la habitación de la izquierda, ¿quizás la almohada de la caja iría allí?

—¿Lo ha preparado para mí? Vaya, que persona más atenta—murmuró el jefe bandido por lo bajo.

—…Tuuu… por qué, ¡por qué has gastado 440 PM en un tipo como ese!

—Oye oye, han sido 10 PM por la caja y la almohada, 20 PM para dos puertas de madera, 10 PM para una cama… Todo junto ha sido 40 PM para los bandidos, ¿de qué estás hablando?

—¿Hah? Las habitaciones han sido 200 PM cada unaa.

—Que tonterías dices. Esas habitaciones son diferentes al casco de acero. No nos los pueden quitar ni vender por dinero. Es un activo nuestro.

Rokuko inclinó estúpidamente la cabeza sin entender nada de lo que le estaba diciendo. Ella es un núcleo de mazmorra de otro mundo y su apariencia difiere con su edad… Esta loli rubia probablemente sea menor en edad a lo que aparenta. Sí, seguramente.

—He expandido la mazmorra porque era necesario. Te lo explicaré de forma que lo entiendas: Si podemos tener seis goblins por sala, con tres habitaciones podremos tener en total 18 de ellos.

—Wow, eso es increíble, ¡haz más salas!

Sí, consentirte es aún más increíble.

—… Espera, ¿huh? ¡E-esto es serio! ¡Se han ido todos los 860 PM que teníamos!

—Claro, lo he usado.

—¿Eh? ¡¿En qué lo has gastado?!

—Mira esto.

Le enseño el mapa de la mazmorra desde el menú. Algo alejado de la entrada principal he hecho una cueva muy similar a la original. 200 PM por la habitación y 30 PM por cada cinco metros de camino. Aunque aunque dado que no he hecho un camino por fuera de la cueva, pude hacerlo hasta casi un kilómetro de distancia. Me salió bastante barato, aunque usé el resto de mis PM.

—… Hah, nunca habría pensado en extender la mazmorra por fuera de la entrada principal, es una muy diferente forma de pensar. Pero, ¿por qué lo has hecho? Eso es un malgasto obvio de PM.

—Ah, no te preocupes. Lo he hecho para cumplir el deseo más profundo de tu corazón: ¡La habitación de los goblins!

—Bieen- … Eh, ¿mi deseo?

—Claro, los goblins son tus favoritos, ¿no?

¿No es ella la que siempre quiere enviar goblin tras goblin? Por eso pienso que a Rokuko le encantan. Estar rodeada y ser servida por goblins debe de ser su fantasía.

—No, no tengo unos sentimientos como esos…

—No me importa, cada cuál con lo suyo. Tú tienes un fetiche especial por los goblins, mi querida amiga.

—No, ¡¿qué quieres decir?! ¡¿Y qué es esa cara de “te entiendo perfectamente”?!

—Que sepas que no soy un lolicon, pero tengo un fetiche especial por las piernas. Mi evaluación de las tuyas es que no están naada mal.

—¡No no no! ¿qué quieres decir con eso? Por otra parte, ¡estás mirando hacia abajo de mí!

Por el momento, mi PM se acabó, así que me fui a dormir por tercera vez.

[← Anterior][-Índice-][Siguiente →]

Esta entrada fue publicada en Lazy Dungeon Master. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lazy Dungeon Master: Capítulo 5

  1. protagonistas con carisma son buenos me gusta mas la comedia verbal que no utilice golpes de chica a chico para dar comedia barata y aburrida los chistes y insultos verbales son para mi algo bastante mas divertido y gracioso que solo ver como golpean a alguien por algun desliz o estupides

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s