Knights & Magic: Capitulo 8

Si se lo preguntan, entre el domingo y el día de hoy termine de traducir esto, que se alargo bastante más de lo que esperaba, aunque también tiene que ver un cambio de pc debido a que el otro me estaba fallando demasiado…

Aqui dejo una foto de como estaba la pantalla aparte e los pantallazos azules:

IMG_20151001_210140775_HDR

PD: Gun-Ota lo traere mañana, hoy toy muy cansado para traerlo.

——————————————————————————————————————–

Batalla Final, Emperador de la tierra

Los árboles en la planicie aumentan en número hasta que gradualmente su densidad alcanza la de un bosque.

Un camino pavimentado con piedras se extiende hacia el este de este bosque; este es el mayor camino en Fremmevira que lleva al este—‘Carretera Este de Fremmevira’. Desde Känkänen a Jatunen está la ‘Carretera Oeste de Fremmevira’ y desde Jatunen hasta el borde del reino esta la Carretera Este de Fremmevira. Esas dos carreteras están construidas con adoquines, una ruta histórica que fue  pavimentada para facilitar el transporte cuando se construían las fortalezas en las líneas frontales. Ahora lleva el peso del transporte por el interior del reino; su uso activo calza con la reputación de liderar el cruce de tráfico.

El camino que es usado frecuentemente por caravanas escoltadas por Caballeros Silueta esta desolado. Podría ser debido a la estampida de bestias demoniacas o el rumor esparciéndose por los mercaderes sobre las apariciones de una bestia demoniaca gargantuesca.

Hay un tenso silencio en el camino, que es roto repentinamente.

Los sonidos de las ruedas de docenas de carruajes reverberan en el aire así como avanza el ferry de la Academia de Pilotos Laihala que están escapando. Los Caballeros-Piloto de escuela superior están arriesgando su vida para cubrir la evacuación, así que los carruajes corren a máxima velocidad. Pero esto es demasiado exigente para los caballos, así que ahora el paso es más lento de lo normal. Con todo, ellos ya están a mitad de camino hacia Jatunen.

Los exhaustos estudiantes se sientan en el carruaje. No han sido perseguidos por ninguna bestia demoniaca durante este periodo. Se han calmado después de un tiempo, pero la ansiedad comprime sus pechos.

-¿Qué le paso a Eru…?

En esta solemne atmosfera, Chid y Ady se sientan en el último carruaje, mirando inexpresivamente hacia atrás. Eru salto del carruaje y entro al cercano bosque mientras escapaban del bosque Cloquet. Paso tan repentinamente que le perdieron el rastro antes de que pudieran siquiera intentar detenerlo.

-… Hey, podría ser que…

Chid murmura como si hubiera pensado algo.  Ady inclina la cabeza preguntándole.

-Ese tipo, ¿Acaso se apodero de un Caballero Silueta para unirse a la lucha?

Imposible—Ady quiere desecharlo, pero cae en pensamientos profundos La probable deducción forma una imagen clara en su mente. El sentido común dice que Eru que no ha asistido a la escuela de pilotaje no podría controlar un Caballero Silueta. Pero el podría hacerlo funcionar con lo que aprendió con auto-estudio—Ella no sabe que Eru de hecho tuvo éxito. Ady fácilmente imagina la cara de Eru desafiando al Emperador de la Tierra de frente, parece muy natural.

-Ah—Sep, eso tiene sentido. Eru probablemente haría eso.

-No hay que preocuparse. Él puede escapar con esas piernas suyas si las cosas se ponen feas.

A magia inventada por Eru llamada “Lanzamiento Aéreo” es sorprendentemente veloz. ¿Quién puede atrapar a Eru que se mueve más rápido que los lobos y rivaliza a las aves? Incluso si el oponente es una bestia demoniaca mastodóntica, Eru puede escapar si se concentra en ello. Los dos imaginan semejante escena y se ríen.

Como predijeron, Eru se apodero de Guyale justo ahora y está cargando hacia el Behemonth. Es difícil decir si es una bendición o una maldición que los gemelos en el carruaje no tuvieran idea de esto.

El instructor en el carruaje al frente alerta a todo el convoy. Nubes de polvo pueden ser vistas en la dirección a la que se dirigen, y escuchan el sonido de pesuñas de caballos en la distancia. Todos entienden que está causando esta conmoción. Un grupo de Caballeros Silueta—el modelo estándar ‘Karrdator’ están avanzando en una columna. Todos los ciudadanos del reino Fremmevira son familiares con esas figuras y entienden por qué están aquí.

-… ¡Los Caballeros Acuartelados en Jatunen!

La voz del profesor que dirige a los carruajes llega hasta la parte trasera. Los estudiantes sacan su cabeza de los carruajes uno a uno, con su cara brillando de emoción.

Este grupo es de una escala mayor a dos pelotones, consistiendo de casi 90 Caballeros Silueta. Ellos son seguidos por los cuerpos de mantención y suministros. La mayor parte de las fuerzas militares de Jatunen están aquí, la mayor cantidad que pudieron reunir en un día tras recibir al enviado de Balguerie.

Los karrdators son el modelo estándar de producción en masa, con un robusto exterior. Tras experimentar múltiples batallas, este tiene un encanto único. Sus Hombreras están decoradas con la bandera del Reino Fremmevira y la cresta de la ciudad Jatunen, demostrando su el orgullo que tienen en proteger esta tierra.

Los estudiantes de Laihala ya no están inquietos. Sin importar cuan poderosa sea la bestia demoniaca, esta banda de caballeros la derrotara. Ellos tienen fe en el poder y la credibilidad de los caballeros.

Una sensación de alivio se extiende entre los caballeros que descubrieron los carruajes al mismo tiempo. Aunque salieron en cuanto pudieron habían tenido que prepararse mentalmente ante la posibilidad de todo el cuerpo estudiantil de la academia Laihala siendo masacrado. De la apariencia de las cosas, la mayoría de ellos logro salir seguramente, y trajeron la valiosa información sobre la ubicación actual del behemonth.

-Ya veo… los pilotos de la escuela superior…

Eso incluye la información de por qué los estudiantes de Laihala pudieron evacuar con seguridad. Un montón de caballeros son graduados de la academia de pilotos Laihala, y son conmovidos por la honorable actuación de sus kouhais y se endurecen a sí mismos.

-Por favor estén tranquilos. En orden de proteger a nuestro reino, y no dejar que su sacrificio sea en vano, aniquilaremos al enemigo.

Los caballeros de Jatunen graban esta determinación en sus corazones, con su moral creciendo más que antes. La banda de caballeros aprende que los estudiantes de Laihala se encontraron con el behemonth menos de medio día atrás, así que su encuentro con el behemonth es cercano. La tensión de los caballeros crece hasta el cielo con cada paso que dan.

.

Un Caballero Silueta Rojo corre salvajemente en el frondoso bosque. Su velocidad es increíble, el doble de un Caballero Silueta Normal.

Volumen 1 -B IMG 13

Debido a que Eru lo controla con secuencias mágicas, ahora está en sintonía con el circuito magius. Sus pensamientos son convertidos en secuencias que son transmitidas al cuerpo de la maquina sin ningún retraso. El tejido cristalino del Caballero Silueta está siendo movido, su velocidad de reacción es mayor a los músculos orgánicos, ejecutando comandos sin demoras. Guyale ahora tiene el doble de velocidad de reacción y  velocidad de movimiento de un Caballero Silueta estándar.

Guyale mantiene el pico de su desempeño mientras corre, y escucha el sonido de rugidos al frente. Es una mescla de explosión de relámpagos y vientos furiosos. Él se enfrentara al behemonth en pocos minutos. La expresión de Eru esta torcida con la emoción, mostrando su incontenible felicidad así como comienza su primera batalla en un Caballero Silueta.

.

Con un sordo sonido de impacto metálico, el gigante de acero es enviado al aire. Vuela bajo la tremenda fuerza y golpea fuertemente el piso, rebotando unas pocas veces. Nadie tiene tiempo de sobra para confirmar la seguridad del piloto, pero de la forma en que aterrizo, el torso hundido y los aplastados brazos, el piloto no puede estar sano.

-¡Demonios!

Los caballeros-piloto se mantienen peleando mientras los estudiantes de escuela media evacuan. No es que no quieran escapar, ellos no tienen el lujo de darle la espalda al behemonth. La batalla se ha extendido por un tiempo, y comparada con la fatiga en las caras de los pilotos, el behemonth está a la altura de que lo denominen una fortaleza, sin mostrar signos de cansancio. También está la sobrecogedora diferencia de fuerza entre ellos, las discrepancias en el aguante están surgiendo con cada segundo que pasa.

Enfrentado la presión que los caballeros están al borde de fallar en contener, los pilotos de escuela superior han caído de uno en uno, solo quedando tres.

La cola del behemonth se mueve hacia Earlcumber cuyo piloto, Edgar, esta distraído por el destino de su compañero. Edgar siente instintivamente que no puede esquivar la cola moviéndose como un látigo y baja la posición de Earlcumber todo lo posible mientras mueve el escudo de su brazo izquierdo, desviando el golpe. Una increíble técnica que solo Edgar quien es un elite en la escuela superior puede hacer con ayuda del excelente desempeño de Earlcumber. Pero el escudo fue alejado de su mano con solo un golpe oblicuo de la cola. Earlcumber cuidadosamente se aleja del behemonth.

(¡Perdí mi escudo! ¡Esto es malo, la situación es desesperada!)

Con todo, el daño a Earlcumber es ligero, la capacidad de mana de las otras dos máquinas y su daño están en su límite y podrán expirar en cualquier segundo. Edgar no puede eliminar la premonición de condena que cruza su mente. Su equipo no puede aguantar mucho más y será eliminado en cinco minutos…

-Por favor… ¡Muévete Trandorches!

Helvi se da cuenta de que el aliento de tornado apunta a ella  grita como un espectro* que trata de escaparse. Trandorches se mueve con su última pizca de fuerza a pesar de la fatiga y daño acumulados, pero pierde su equilibrio debido a la fiera corriente de aire.
[TD: Banshee – me gusta más espectro en español, aunque o dejo para que se hagan una imagen
http://img03.deviantart.net/a918/i/2009/121/4/7/card_image___banshee_by_reaper78.jpg ]

-¡Helvi! — ¡Maldición! ¡Hazlo a tiempo!

Edgar ruge, comandando a Earlcumber para cargar hacia el behemonth que se está girando hacia Helvi para distraerlo. Se apega a un destello de esperanza y dispara su Brazo Silueta, Arcabuz. Su máximo poder rebota sin daño en la armada coraza mientras el behemonth sigue fijado en el Caballero Silueta ante él. El behemonth acelera, acercándose a Trandorches que lucha para pararse.

Justo cuando Helvi y Edgar se preparan para la aparición de la siguiente víctima—.

-¡Ahahahaha! ¡Huehahaha! ¡Lo encontré! — ¡Estoy aquí!

Un rojo Caballero Silueta irrumpe en el campo de batalla con una risa arrogante La primera cosa que ve en el bosque es el behemonth que está a punto de pasar por sobre el robot que está en el piso.

Guyale aumenta su velocidad instantáneamente, apresurándose hacia el flanco izquierdo del behemonth como una bala escarlata. Saca la espada de su funda sin pensar—concentrado todo su poder en un solo punto, apuntando hacia uno de los pocos puntos débiles de la bestia demoniaca conocida como fortaleza, que son sus ojos.

Guyale no solo se mueve a una velocidad superior a las maquinas normales, también es es certero y preciso.

Antes de que la espada de Guyale alcance al behemonth, este nota la figura roja—debido a eso, gira su cabeza en reflejo. La distancia es demasiado pequeña para evadir, y la espada de Guyale certeramente atrapa el ojo del behemonth que giro su cabeza. La espada parece haberse hundido, apuñalando el ojo y chocando con el caparazón.

Esto es pura coincidencia.

El caparazón que debería proteger el ojo del behemonth tiene una abertura. Es una herida que cierto caballero infringió al costo de su vida hace un mes.

Si el behemonth no se hubiera movido y recibió el golpe, este probablemente hubiera sido desviado por la caparazón cubriéndolo. Pero debido a que giro su cabeza, la espada coincidentemente perforo en la abertura.

Guyale uso el doble de la velocidad de un Caballero Silueta y ataco con una estocada que centro todo el peso de su metálico cuerpo. La espada chirria y lanza chispas debido a la fricción mientras penetra la pupila de la bestia gigante. Eru piensa que su ataque fatal concentrado alcanzara la empuñadura, pero se rompe en dos y se resquebraja.

El ataque sorpresa elimino ese ojo, pero no alcanza el cráneo. La espada no puede soportar el impacto de la colisión y se fractura.

Eru deja ir a espada cuando se da cuenta que se rompió y salta al aire para evitar golpear directamente la cabeza. Guyale pasa muy cerca de la carga del behemonth y su masivo cuerpo, girando en la mitad del aire, seguido de dos volteretas cuando aterriza, alejándose del behemonth antes de detenerse.

El behemonth deja salir un rugido enojado que nunca se había escuchado antes. La sangre salta abundantemente de su agujero ocular, algo que nunca había experimentado penetra su cuerpo. La defensa del Behemonth es de lo mejor entre las bestias demoniacas, y no sufre heridas al ser atacado. El dolor de sus ojos al ser perforado y perder la mitad de su campo de visión es un traspié que nunca había experimentado.

El restante ojo del Behemonth se inyecta de sangre y busca por el maldito enemigo que tomo su ojo izquierdo. Pierde le interés en todo lo demás, lo único que importa es la roja figura que fue lo último en ver con su ojo izquierdo.

Los caballeros-piloto que olvidaron están en un campo de batalla miran a la escena incrédulos. Ellos no pueden seguir el desarrollo. Pensaban que Guyale los había abandonado, pero ahora vuelve con una sorprendente velocidad, y atraviesa el invulnerable caparazón del behemonth y lo ciega.

La bestia gigante está rugiendo furiosamente  y apunta  la maquina roja. Solo está concentrada en Guyale, ignorando a Edgar y los otros.

-Bien, ¡Helvi!

Edgar se apresura hacia el robot caído mientras el behemonth está distraído. El exhausto Trandorches está dañado y no puede caminar apropiadamente. Pero Edgar esta aliviado de que Helvi siga viva.

Edgar siente un temblor y toma una posición con Earlcumber. Entonces se da cuenta de que el behemonth está cargando hacia Guyale con un rugido enojado. El behemonth de un ojo es incluso más rápido que antes, pero Guyale es más ágil. Edgar duda de sus ojos, el Guyale que conoce nunca demostró semejante desempeño antes.

Él incluso duda que sea Dietrich quien lo pilota. Pero no tiene el tiempo preocuparse por eso. Si Guyale puede evadir los fieros ataques del behemonth, eso significa que Edgar tiene tempo para rescatar a sus camaradas heridos.

(Lo siento Di,… ¡Pero por favor retenlo un poco más!)

Le dan la espalda al robot escarlata que danza con la bestia gigante, apoyándose uno en el otro mientras escapan.

.

Edgar no sabe que Eru está pilotando a Guyale o en qué situación está. Dentro de Guyale, Eru gozosamente mira al Holo-monitor que muestra el colosal cuerpo que se acerca.

-Así que esto es un behemonth, una bestia demoniaca y una batalla. Esto es… ¡Usar a un Caballero Silueta! ¡Para luchar!

Una feroz sonrisa aparece en su cara.

Su ataque sorpresa provoco resultados más allá de sus expectativas. Pero el herido y sangrante gigante alberga un incluso mayor instinto asesino y carga hacia Eru. Con una majestuosidad comparable a las montañas, se acerca con su instinto asesino y poder que tuerce el mismo escenario. Aunque la escena ante él es suficiente para asustar a caballeros veteranos, Eru solo siente un intenso gozo.

-Ven haca mí, ven hacia mí, ¡Vamos, Vamos!

—Pilotar  Robots y luchar con enemigos masivos.

El sueño de cada otaku de los robots. ¿Hay alguien que no desee esto? No tiene intención de echarse para atrás, para alejarse de su felicidad. Dejándose llevar por la euforia de su cuerpo, su acción elegida es—

-Vamos, ¡Voy hacia ti!

Guyale se agacha un poco y corre mientras patea la tierra con cada paso.

Cierran la separación en un instante. En el momento previo al impacto, Guyale desaparece de la visión del behemonth que perdió un ojo, y por eso no lo nota, cargando hacia la posición anterior de Guyale. Guyale salto un segundo antes de la colisión, pateando la desigual armadura del behemonth y saltando sobre ella. Para el cegado behemonth con un limitado campo de visión, atrapar a Guyale es una misión imposible. Eru rueda en la mitad del aire hábilmente mientras piensa.

-¡S-So-Sor-Sorprendente! ¡Un caparazón sin aberturas ni puntos débiles, Armadura Invencible! Es demasiado dura, incluso cortando con una carrerilla no ayudara, la magia también es inútil. Todo bien, ¡Solamente usare uno de los clichés en destruir armas masivas!

.

Eru murmura sin sentido con exageradas emociones, doblando ligeramente sus rodillas para disminuir el impacto del aterrizaje y sacar la espada de reserva de Guyale.

-Los puntos débiles de los sujetos masivos son usualmente las piernas y las uniones. ¡Empecemos allí!

Guyale usa su impulso al correr para perforar con terrible precisión la parte trasera de las patelas(rotulas)*, apuntando a las aberturas entre las corazas. Este ataque golpea los músculos tras el capazón, pero se siente más duro de lo que imagino. Eru lo nota y saca la espada, retrocediendo del behemonth.
[TD: El nombre antiguo de nomenclatura anatómica es rotula, el actual es patela. Me exigen en extremo con anatomía en clases, así que debo saberlo.]

-Hmm— ¡No penetro! ¿Acaso además del caparazón, todo su cuerpo también es duro?

Eru no esperaba que el refuerzo físico del behemonth también aumentara la resistencia de los tejidos internos. Para soportar su peso masivo, el behemonth debe concentrarse en reforzar sus cuatro miembros, lo que es obviamente una pesadilla para sus enemigos.

El behemonth se inquieta por la herida en su pierna trasera y se gira. Incluso un débil rose de los miembros del girante behemonth sería suficiente para destruir a Guyale. Eru presiona hacia atrás y escapa de la línea de visión del behemonth mientras revisa su ataque previo.

-No herí las articulaciones ahora, pero es más efectivo que atacar la coraza.

Hehe—Eru tiene una feliz sonrisa por algún motivo. Sigue teniendo una oportunidad, pero la ejecución es difícil, y necesitara tenacidad y paciencia.

-Parece ser que esto será una larga lucha… Eh, estoy bien con eso, realmente no lo detesto.

Eru sonríe casualmente en la cara de la enrabiada bestia y avanza con el rojo robot. La batalla solo está comenzando.

.

(Ug… ¿Hmmm?….)

‘Él’ finalmente despierta.

Ve un espacio oscuro al frente. Cuando su aturdida conciencia se aclara, siente un dolor de su incomoda postura corporal.

-Uguu… aquí… aquí es…

Trata de retomar una posición normal en el reducido espacio y gruñe, pero una presión especial lo empuja a la muralla al frente.

Deja salir un grito ahogado, la presión aclara su mente. Lo que siente es inercia—una sensación familiar para todos los Caballeros-Piloto. Este debe ser el asiento de piloto del Caballero Silueta. Cuando piensa en esto—Dietrich Cunitz recuerda la última imagen de su memoria. Es correcto, un pequeño kouhai apareció ante él, y—

Rápidamente se pone en una posición normal y levanta su cabeza sobre el respaldo del asiento. Lo primero que ve es la imagen del behemonth que llena todo el Holo-monitor.

-¿¡Gyaaaaahhh!?

No puedes culparlo por gritar como un pollo asesinado. Ve de cerca a la feroz bestia tras despertar. El repentino grito sorprende a Ernesti y casi pierde el control.

-Eh—buenos días senpai. Estamos en una situación de vida y muerte, así que por favor manténgase calmado

La mandíbula de Dietrich cae tras escuchar su tono calmado que contradice sus contenidos. Las palabras sonaron lógicas, pero no puede entender por qué está de vuelta cuando escapo su cabeza está llena de preguntas.

-Tú… ¡tú! Estas… ¿¡Estás loco!? No, antes de eso, ¿¡Porque estas luchando!?

Tiene montones de preguntas que hacer, pero cierra su boca cuando Guyale comienza a correr.

La furiosa cara del behemonth llena todo el Holo-monitor. La gigantesca bestia emite un mucho mayor instinto asesino comparado con su escape anterior. Guyale se está moviendo a una velocidad que es superior a cualquiera que haya experimentado el Caballero-Piloto Dietrich, esquivando los masivos ataques de la bestia por un pelo. Tras múltiples escenas de inminente muerte, a Dietrich no le preocupan las apariencias y está al borde de las lágrimas. Suprime su voz  aprieta los dientes, soportándolo con una cara lastimera. Él sabe que cualquier cosa que diga distraerá a Eru, lo que provocaría que Guyale realmente este acabado.

(¿¡Que… es esto!? ¿¡Que está pasando!? ¿Este es mi castigo por escapar solo?)

Volumen 1 -B IMG 14

Aunque no lo sabe, las otras máquinas están o destruidas o caídas, estando Guyale luchando solo aquí es irónico que la situación es la opuesta a lo que paso cuando escapo. Si Eru está pilotando la máquina que pelea, Dietrich no puede escapar nuevamente.

(Parece ser que estoy destinado a estar aquí… ¿Por qué me trajo? ¿Quiere que lo vea luchar hasta el mismo final? ¿Quiere que el hombre… que abandono a sus camaradas vea?)

Eru no puede dejarlo atrás aunque quiera—Dietrich no es capaz de suponer la verdad. La titánica bestia no se preocupa acerca de los sentimientos de Dietrich y la batalla entre los dos continua.

El behemonth usa su devastadora fuerza para romper la tierra, su aliento de tornado desenraiza los árboles. Un toque de esos golpes es suficiente para matar, pero Guyale que es pilotado por el pequeño Eru está evadiéndolos felizmente e incluso contraatacando los miembros de la bestia.

Dietrich perdió la calma cuando despertó, pero se ha reunido a sí mismo y ahora esta perplejo por otro motivo. Increíblemente, el joven piloto es un oponente para la bestia gigantesca, aunque está a la defensiva. Debido a que Dietrich es el piloto de Guyale, entiende cuan sorprendente es esto. El desempeño de la maquina es promedio, los robots de entrenamiento de la academia Laihala son equipo de segunda en cualquier caso. Esto está claro dedo que los otros Caballeros Silueta pilotados por estudiantes no pueden equiparar a la bestia.

El problema yace en este piloto. Dietrich también conoce a este pequeño estudiante de primer año que de vez en cuando se aparece en la facultad de pilotaje. Nunca habría creído que este pequeño joven tiene tan destacas habilidades de pilotaje. Pero debido a que está enfrentándose a la bestia de frente justo ahora, Dietrich tiene que rendirse.

(Demasiado sorprendente, no, eso es una descripción inadecuada. Esto es ‘extraño’… Pero si Yo… Si quiero que sobrevivamos, debo dejarlo luchar…)

Dietrich cayó en un abismo de desesperación una vez, pero ve esperanza en la escena ante él. Un sentimiento de anhelo nace en el débil joven que perdió ante sí mismo.

En los ojos de Dietrich, Guyale  Eru están luchando una batalla constante. Pero en realidad, no lo están haciendo tan bien. Hay dos temas grandes y apremiantes.

Lo primero es la capacidad de mana de Guyale. El máximo tiempo por el que puede luchar un Caballero Silueta es una hora bajo condiciones normales. Un poco más y el suministro de mana no podrá mantenerse con el ritmo de uso, llevando a un mal desempeño. Han sido dos horas desde que Guyale inicio la batalla… Esto significa que ha mantenido su mejor desempeño el doble de tiempo.

Esto es gracias al delicado control de Eru y su entendimiento del sistema de operaciones. La secuencia de optimización reduce el consumo de mana, limitando el uso del tejido cristalino que no está en operaciones para conservar energía. También, no está usando a Guyale a máxima potencia todo el tiempo, e incluye descansos para ‘respirar’ y recuperar mana. Sus acciones se ven intensas a primera vista, pero ha estado minimizando el consumo en secreto desde que decidió luchar una batalla larga.

Pero sigue sin ser suficiente, ya ha agotado la mitad de su reserva de mana. Si esto sigue así, si es optimista puede mantenerlo por unas dos horas.

Lo siguiente es el desgaste y fractura del arma.

Tras atacar repetidamente por dos horas, la espada de Guyale esta torcida  llena de trizaduras, haciendo que los ataques causen un daño mínimo y sean menos efectivos. También está el armamento mágico, pero el ‘Abismo’ [Ingles: Kanji: Espada de viento] no es adecuado para un ataque preciso.

Eru considero programar un sobre-hechizo, pero hacerlo mientras controla el Caballero Silueta seria demasiada carga, especialmente si es magia de nivel táctico. Se rindió en eso pero su moral sigue siendo alta, aunque la falta de medios de ataque lo hace sentirse inútil.

(Si hubiera sabido que esto pasaría, me hubiera armado a mí mismo con múltiples espadas como un puercoespín.)

Aunque está enojado, Eru persiste con su batalla táctica. O mejor dicho, no puede cambiarla. Guyale se basa principalmente en evasión mientras busca una oportunidad para ganar.

Así como avanza la batalla, incluso Dietrich nota que la frecuencia de los contraataques está bajando. Si solo quieren sobrevivir, esquivar estará bien, pero ellos perderán en términos de aguante. Si planean escapar, tienen que ocupar esta oportunidad para atacar las piernas de la bestia gigantesca y reducir su movilidad. Y atacar es una posibilidad con las habilidades de pilotaje de Eru. Pero Eru ha dejado pasar una gran cantidad de oportunidades.

(¡Por que no contraatacas!… ¡Si sigues corriendo así, nuestras oportunidades de escapar se reducirán!)

La ansiedad de Dietrich solo aumenta debido a que solo puede mirar. Como un Caballero-Piloto, sabe que los Caballeros Silueta no pueden luchar por mucho tiempo. Escoge un momento en que Eru acaba de esquivar un ataque y pregunta.

-Hey… Hey, Ernesti, No has contraatacado por un rato, ¿¡Que sucede!?

Eru estaba ligeramente sorprendido cuando Dietrich que se había mantenido callado habla repentinamente.

-El Behemonth es demasiado duro, la espada esta inutilizable. Los ataques no lo están dañando.

Dietrich roba una mirada a la espada en el Holo-monitor, la espada esta torcida de mala forma y totalmente roma. Dietrich gime.

(Necesito pensar… encuentra un ama… llegamos hasta aquí, ¡No podemos morir ahora!)

El busca frenéticamente en el escenario mostrado en el Holo-monitor algo que pueda ser usado como arma. Ernesti está pilotando a Guyale, pero también hay cosas que él puede hacer. Finalmente está de vuelta en el campo de batalla por voluntad propia, y su estado mental ha cambiado drásticamente sin que él lo note, y su participación dará grandes resultados. Eru también está buscando en sus alrededores a medida lucha, pero tiene que esquivar las cargas del behemonth, así que no puede enfocarse demasiado en los alrededores. Es por eso que Dietrich es el que nota ‘eso’. Grita fuertemente cuando lo descubre.

-¡Junto al Caballero Silueta caído! ¡Toma su arma!

Eru solo se toma un segundo para mirar al lugar al que apunta Dietrich y ve un Caballero Silueta que se ha roto. Eru comprende la intención de Dietrich, acelerando tras evadir al behemonth con una postura baja casi abrazando el suelo. Dado que los pilotos de escuela superior usaron principalmente Brazos Silueta para atacar, casi no hay daño en la espada. Una invencible sonrisa vuelve a la cara de Eru.

-Gracias senpai. He estado en problemas debido a mis armas.

-No… No agradezcas, ¡Solo sigue luchando con el behemonth!

Eru encara al behemonth inmediatamente y reevalúa su estatus. Sus piernas están sangrando tras numerosos cortes, significando que el daño no es trivial

-Okey, la reserva de mana es menos del 50%. Si no logramos cortar una pierna, probablemente nos alcance si escapamos.

Guyale alza su nueva espada y comienza el contraataque. El behemonth es masivo, pero es malo con movimientos intrínsecos, así que su enemigo natural es Guyale que usa velocidad  precisión como sus armas.

El behemonth usa su inacabable vigor para atacar. Aunque ha estado atacando sin parar, aun no logra dar un solo golpe. Guyale por el otro lado está haciendo un daño considerable a la bestia gigantesca. Las heridas en la pierna del behemonth son significativas. Con una caída de agua puedes atravesar una piedra. Con sus ojos y miembros sangrando, incluso la bestia demoniaca fortaleza behemonth está ralentizándose.

Dietrich es el que lo nota nuevamente.

Eru escucha un grito desde atrás  revisa el ambiente rápidamente viendo múltiples  Caballeros Silueta. No se perderá eso incluso si solo es una mirada. Esos son ‘Karrdators’ que son el sinónimo de Caballeros Silueta en el reino Fremmevira. Ellos están dispersos, rodeando a Guyale y al behemonth en líneas. Tras mirar el modelo de la maquina y las banderas flameantes, ellos entienden su identidad.

-¿¡Karrdator!? Ah, ahhh… esa bandera… ¡Son las tropas acuarteladas de Jatunen! ¡Los refuerzos llegaron a rescatarnos!

(Ellos están aquí… antes de lo que esperaba, creí que podría tomarme un poco más de tiempo antes de que pudiera escapar y reunirme con todos.)

Eru rápidamente piensa sobre su siguiente curso de acción. Guyale todavía puede luchar, pero la reserva de mana está bajo el 30%, es un punto crítico. Dado que la caballería está aquí, no hay punto en comprar tiempo y deja a los caballeros tomar el mando y retrocede. Solo estaba comprando tiempo mientras enfrentaba a la gigantesca bestia justo ahora, pero el momento de ‘derrotarla’ ha llegado.

A la gargantuesca bestia no le importa la situación a su alrededor, obstinadamente persiguiendo a Guyale. Eru esquiva fácilmente, engañando a la bestia demoniaca para que le dé la espalda a los caballeros. Entonces pasa junto al lado izquierdo del behemonth donde esta segado y corre hacia la formación de caballeros. La banda probablemente entendió las intenciones de Guyale y apuntan con sus Brazos Silueta.

.

Un poco de tiempo antes de que los Caballeros Silueta llegaran al campo de batalla.

Varios Caballeros Silueta atraviesan hábilmente el bosque en vez de la carretera de piedra de la carreta de Fremmevira. Ellos son exploradores de los caballeros acuartelados de Jatunen, su misión es el reconocer el estado del behemonth antes de que llegue el grupo principal.

Tras lanzarse al bosque desde la carretera, encuentran que la densidad del bosque es muy alta. Comparado con usar carruajes y viajar por la carreta, el grupo avanza más rápidamente cortando por el bosque. El Behemonth está mucho cercano a la carretera que la posición reportada por los estudiantes, así que los exploradores completar su ‘misión’  vuelven a reportarse en nada de tiempo.

-¿Con que es así? Esta justo frente a nosotros… Que el behemonth  no esté tomando la carretera nos da un resquicio de esperanza.

Philip Hallhagen comenta tras escuchar el reporte de los exploradores. Estaba preparado para luchar con el behemonth en la carretera si la situación lo requería, pero eso no es necesario. Pero su cara se pone rígida cuando escucha el siguiente reporte.

-Nos pusimos en contacto con tres robots de entrenamiento, sigue habiendo uno más entablando batalla…

Los estudiantes en los Caballeros Silueta retrocedieron de la batalla debido a la intrusión de Guyale y la carretera está siendo protegida por las tropas acuarteladas. Trandorches y otra máquina están críticamente dañadas, y fueron enviados a la tropa de mantención para una reconstrucción mayor. El restante Earlcumber sufrió daños menores y se unió a las tropas de lucha tras recibir reparaciones simples.

El robot que sigue en batalla es Guyale. Cuando los exploradores vieron al caballero escarlata, este atacaba con una fuerza temible. Los exploradores no supieron como reportar esto, así que solo dijeron la posición de la bestia y el hecho de que la maquina lo está enfrentando.

Philip y Gottfried hacen sus planes de operación basados en la inteligencia reunida y en los relevos de todas las unidades. Su plan es el siguiente: Ellos se esparcirán en nivel escuadrón (9 máquinas) alrededor del objetivo en un semicírculo. De la inteligencia de los estudiantes que lucharon con él, juzgaron que un combate cercano con la bestia es muy peligroso, así que usaran Brazos Silueta y atacaran en oleadas desde la distancia para dañar al behemonth.

Ellos también prepararon contingencias para la carga del behemonth y sus alientos de tornado. Esperan bajas, así que en el peor de los escenarios el escuadrón objetivo actuara como carnada y detendrá el movimiento del behemonth mientras os otros se mueven para matarlo. Los caballeros se mueven al bosque con la resolución de morir en batalla.

El aullido de la mastodóntica bestia hace temblar el bosque.

Así como los  caballeros se ponen en posición, la bestia sigue moviéndose en círculos en el mismo lugar, enfureciéndose dolorosamente. Los caballeros están confundidos por esto y perplejos cuando ven la razón. Ellos ven un Caballero Silueta rojo moviéndose a una increíble velocidad así como la bestia gigantesca lo persigue con sangre saliendo de un ojo y rugiendo en agonía.

-¿Qué?… ¿Qué es eso?…

La bestia puede despedazar a un Caballero Silueta con un golpe, pero la maquina escarlata usando su velocidad superior juega con ella. Incluso el comandante con sus habilidades de elite duda que pueda alcanzar esa velocidad. Todos están impresionados y ven esta demostración. Ellos entienden que la bestia gigantesca está quedándose en el lugar debido a que esta insistentemente cazando a la maquina escarlata. Esta demasiado centrada en el enemigo frente a ella y no capta los alrededores.

Esta es una gran oportunidad para los caballeros.

Repentinamente, el robot rojo nota a los caballeros y se detiene. En el siguiente instante, fuerza al behemonth a girar dándoles la espada a los caballeros y se escapa por el flanco de la bestia hacia los caballeros. Philip entiende su intención  comanda a toda la fuerza:

-Caballero Escarlata… ¡Gracias! ¡No dejemos pasar esta oportunidad! ¡Todos, preparen su Culverin! [INGES: El kanji es Lanza de Fuego]

Recibiendo las ordenes de Philip que levanto su espada, los Karrdators preparan su armamento mágico ‘Culverin’. Su objetivo es atacar al unísono con magia, usando sus números para arrasar al enemigo.
[TD: Aquí note que hay un cañón medieval llamado culebrina, de carga frontal, que sería la traducción directa de culverin, cosa que no note antes, pero hallo que queda mejor en inglés.]

La máquina roja no reduce la velocidad, escabulléndose a la parte trasera de la formación. Philip mueve su espada hacia abajo como si pasara por las últimas filas.

-¡Todas las unidades! ¡Fuego!

Los caballeros anticiparon esta señal y disparan llamas en el acto al behemonth con sus culverins. El agudo sonido reverbera así como trazas de fuego vuelan por el cielo al centro del semicírculo, lloviendo sobre el monstruo del tamaño de una montaña.

Incontables lanzas flamígeras atraviesan al behemonth que estaba concentrado en el caballero escarlata. Todos los sobre-hechizos lanzas flamígeras explotan en columnas de llamas como un loto en el bosque. Las lenguas de llama engullen a la bestia entera, siendo el fuego tan grande que no pueden ver que está pasando. Incluso con eso, los caballeros no reducen su persistente ataque.

Guyale que se movió más allá de los caballeros se detiene en la retaguardia de la formación para descansar su máquina y recuperar su reserva de mana. La máquina parece estar fatigada tras sobrevivir a una fiera batalla, con el reactor de éter rugiendo ruidosamente y corriendo a máxima velocidad.

-… ¡Eso es genial! ¡Bien hecho! ¿Cómo, como estuvo eso? ¡Maldita bestia demoniaca,  este es el poder de los caballeros acuartelados! ¡Hahaha!

Eru frunce el ceño cuando escucha la maniaca risa de Dietrich tras él. Eru no se relaja al ver la llama infernal ante él. Los Culverins siguen con su ataque y la escala del fuego está aumentando gradualmente, determinados a quemar todo dentro de ello. Incluso el behemonth que se enorgullece de sus defensas no sería capaz de escapar intacto de este ataque.

(Pero no es un oponente del que sea tan fácil librarse…)

Es imposible que la situación fuera como Eru deseara y el espacio que arde está cambiando. El fuego que arde fieramente está enrollándose en la forma de un torbellino. No, no es la llama la que se está enrollando, sino que el aire esta succionando a las llamas, volviéndose un tornado de fuego. Los caballeros sienten que algo está mal y toman una posición defensiva, pero mantienen su ataque.

El tornado de llamas finalmente evoluciona. En el segundo siguiente, se vuelve una serpiente de fuego que se desliza por el aire y se mueve hacia los caballeros.

-¿¡Que… ¿¡Que es eso!?

La ardiente serpiente escupe hacia los caballeros mientras luchan, la llama que fue disparada por los caballeros se dispersa en los alrededores. Afortunadamente, los caballeros mantienen su distancia cuando atacan, así que el aliento de tornado no es fatal. Aunque conocen la existencia del aliento de tornado, no esperaban que el behemonth lo usara dentro de esa ardiente fosa, aturdiendo a los caballeros y rompiendo su formación.

Con la formación rompiéndose, el ataque de los culverins disminuye. El behemonth nota esto y patea el restante fuego para salir de la fosa de fuego. Tras que su caparazón fuera cocido en llamas infernales que pueden derretir el acero, está quemando y múltiples heridas pueden verse  en la bestia gigantesca. Las heridas en sus miembros sufridas por los cortes de Guyale están quemadas de mala manera tras el bautismo de fuego. En total, la bestia colosal ha sufrido un daño severo.

El movimiento del behemonth se ha hecho significativamente más lento, pero sigue siendo conocido por ser una extraordinariamente dura bestia con un vigor absurdo. La carga de la bestia fue suficiente para hacer a los caballeros que se reunían dispersarse. El movimiento de los caballeros es retrasado debido a que están en la mitad de formar los grupos, haciendo las cosas peores. Un número de máquinas son arrojadas durante el avance de la bestia gigante, los robots que caen son impíamente convertidos en montones de basura.

Algunos de ellos tratan de enfrentarse al behemonth. La coraza que fue debilitada por el calor puede ser cortada por la espada, pero la espada se tuerce y triza antes de alcanzar el interior. Incluso herido, el combate cercano entre la bestia y los Caballeros Silueta es desesperanzadoramente unilateral, arrinconando a un escuadrón de caballeros.

-Escuadrones 2, 4 y 8, ¡Preparen el ‘martillo’!

Philip en su máquina de mando ‘Sordwort’* mueve su espada, y sus instrucciones le dan un sentido de propósito a la batalla. Los caballeros se prepararon para morir en esta batalla, y con la batalla volviéndose una cuerpo a cuerpo, ellos restringen el movimiento de la bestia y muestran su as bajo la manga.
[TD: No encontré una posible traducción para el nombre, aunque según wordreference wort es un sufijo para plantas de infusiones o significa mosto. Si fuera sorbwort, seria mosto de serba.]

Los Caballeros Silueta llevando una masiva arma comienzan a correr a ambos flancos del behemonth. Ellos están moviendo el ‘Bunker de Corteza Dura’ que requiere 4 Caballeros Silueta para usarse—para ponerlo simple, es solamente una gigantesca masa de acero en la forma de una estaca.

Como dice su nombre, el ariete requiere 4 Caballeros Silueta para moverse y puede destruir fácilmente un muro de asedio, el as que prepararon para la bestia demoniaca con la reputación de una fortaleza.

El ariete es una poderosa arma, pero tiene la debilidad de ser lento y pesado. Es un tipo de arma que cambia masa en fuerza destructiva, así que requiere 4 Caballeros Silueta para usarse. También tiene un gran tamaño, así que es difícil desplegarla o retirarla. Para golpear a la bestia demoniaca, primero necesitan sellar su movimiento. Esta es la razón de por qué los caballeros están desplegando su as cuando la bestia gigante detuvo su avance.

Los problemas con el ariete han sido explicados rápidamente a todas las unidades de caballeros. Incluyendo al escuadrón que se enfrenta al behemonth. Ellos saben que no pueden resistir por mucho pero se niegan a retirarse, enfrentando al behemonth para detener sus movimientos.

Los Karrdators que cargan con el ariete pueden ver claramente esta escena. Los Caballeros-Pilotos en sus asientos aprietan tan fuertemente el joystick que cruje. Pisan el pedal con toda su fuerza, deseando chocar con el behemonth inmediatamente. Esta es la batalla donde están listos para sacrificar sus vidas. Además, su ira hacia el enemigo que está masacrando a sus aliados arde. El escuadrón de ariete ruge mientras carga en respuesta al sacrificio de sus aliados.

El consumo de aire de la válvula alcanza su máximo, y el Karrdator carga a su máxima velocidad. Así como se acercan a la bestia, son cubiertos en la sombra de esta similar a una montaña. El primer ariete golpea el costado del behemonth. Esta no es un arma de precisión, así que usan su impulso para cargar al objetivo más grande que es el flanco y lo embisten.

El peso que requiere 4 Caballeros Silueta para moverse tiene un sorprendente poder destructivo. El caparon esta cocido por las llamas, lo que provoco que se debilitara,  puede jugar una parte. El ariete atraviesa claramente el caparazón del behemonth en su estómago.

La estaca parece vibrar un momento, el colosal cuerpo del behemonth comienza a moverse y ruge dolorosamente, más que cuando perdió su ojo. Su rugido hacia el cielo hace a la tierra temblar, y una masiva cantidad de sangre surge de la herida de su estómago.

-¡Genial! ¡El Bunker de Corteza Dura es efectivo! ¡Usen la oportunidad para atacar y matenlo!

Vítores estallan entre los caballeros. Ellos saben que el ariete es difícil de usar, pero su poder puede herir a una bestia demoniaca nivel batallón. Hay dos grupos más con arietes y se están acercando a la bestia gigantesca. Esta bestia sigue retorciéndose de dolor, sin notar su avance. Los dos grupos están apuntando a la cabeza y al otro flanco respectivamente. Si golpean esos dos lugares, será fatal incluso para una bestia demoniaca fortaleza. La mayoría de los caballeros están convencidos de su victoria. El ariete que lleva las esperanzas de toda la armada esta justo frente a su objetivo.

El jadeante y aturdido behemonth repentinamente mira hacia abajo. Todos los caballeros y Eru no saben qué significa esto y están perplejos. El grupo que carga con el ariete no lo nota—

El behemonth dispara un aliento de tornado al piso. El fiero viento tan cercano a la tierra excava en ella, y los restos en este espacio cerrado estallan. El grupo dl ariete es incapaz  de evadir esto, el grupo apuntando a la cabeza es golpeado por los restos voladores y es reducido a escombros.

Sorprendentemente, el behemonth usa su estómago para resistir la explosión y el impacto del tornado y ‘se pone de pie’ con este impulso. Todos los caballeros que mantenían el cerco en torno al behemonth miran la imagen en su Holo-monitor aterrados. El behemonth de 80 metros tiene un peso increíble, y sus piernas delanteras están completamente en el aire mientras se levanta. Esta bizarra situación hizo que la reacción de todos fuera lenta por un latido.

-¡Oh no! ¡Es peligroso! ¡Aléjense!

El grupo apuntando al estómago sabe que algo estaba mal antes de que Philip gritara y trata de evadir. Pero están llevando el pesado ariete con ellos y han estado cargando a máxima velocidad. Incluso si quieren retirarse, no pueden detener su acelerada maquina a tiempo.

El masivo cuerpo del behemonth cae con el peso de la gravedad justo sobre ellos. La destructiva fuerza del peso de la gargantuesca bestia demoniaca está más allá del ariete. Causa un pequeño terremoto al aterrizar, trizando la tierra y disparando restos como una escopeta a su alrededores. El polvo vuela alto en el cielo, cubriendo todo el cuerpo de la bestia.

El grupo del ariete que no pudo escapar a tiempo fue aniquilado, el ariete esta aplanado y los Caballeros Silueta estaban más allá del punto en que pudieran reconocerse como uno.

Este ataque fue demasiado temerario, y el behemonth que lo ocupo también está herido. Más sangre fluye de sus heridas, y múltiples trizaduras aparecen en su caparazón. No es obvio, pero el ataque que penetro su refuerzo físico e hirió algunos de sus órganos internos, el behemonth también está desesperado.

Pero las bajas de los caballeros son más severas. Incluyendo al escuadrón que fue atacado al comienzo, han perdido más del 40% de sus fuerzas, y los restos voladores han causado un daño medio a otro 20%. Y perder su as daño seriamente la moral de los caballeros. El ataque en que pusieron sus esperanzas fue negado, esto impacta fuertemente su psique. La ansiedad mucho más alta que antes atrapa a los caballeros.

Los Culverins sostenidos por los Karrdators están temblando, el movimiento de los caballeros-pilotos es inconscientemente transmitido a la máquina. No solo el poder de la bestia gigantesca, incluso su existencia trae una presión que corroe su corazón.

-…

Guyale mira la escena desde la retaguardia de los caballeros, Dietrich está temblando dentro de la máquina. Incluso el ataque especial que sacrifica parte de los caballeros fue negado frente a la fuerza de la bestia, ¿Realmente pueden ellos eliminarlo? La gran cantidad de espíritu de lucha retrocede inmediatamente. El daño al behemonth es significativo, pero viendo su poder su corazón se agita creyendo que solo puede fallar.  Dietrich no puede hacer un juicio apropiado. La cosa que devuelve a Dietrich a la normalidad es el enojado gruñido de asiento frente a él.

-…Imperdonable…

Dietrich solo puede ver el plateado cabello de Ernesti en el asiento, pero puede entender la anormal atmosfera emitiéndose del cuerpo de Eru.

-¡Osaste destruir robots frente a mis ojos!

-¿eh?

-La única cosa que puede destruir robots… son otros robots…

-Eh ¿¡Eh!?

Eru murmura razones incomprensibles para Dietrich mientras hace a Guyale levantarse. Aunque tiene una débil sonrisa, sus ojos no tienen su brillo habitual, ardiendo como un diablo. Como si canalizara la ira de Eru, la toma de aire de la válvula de Guyale ruge fuertemente, el mana corre por todo el tejido cristalino del cuerpo, el cuerpo cubierto en armadura está a su máximo poder.

La reserva de mana es sobre el 50%, la espada en sus manos es utilizable y la maquina está intacta.

El caballero escarlata da un paso adelante, Eru que se ha convertido en un espíritu vengativo vuelve a la batalla. El rojo Caballero Silueta carga hacia la bestia gigantesca, el grito de desesperación del pasajero de Eru puede escucharse a lo largo del camino

El Emperador de la Tierra emerge lentamente de la nube de polvo. A pesar de que su cuerpo está cubierto en heridas, todavía puede moverse, demostrando su sorprendente resistencia. Las bestias demoniacas nivel batallón son realmente impresionantes.

En una mirada cercana, está en sus piernas traseras. Pero los caballeros con su moral devastada pierden la voluntad de luchar cuando ven que el behemonth sigue moviéndose. Ellos disparan sus culverins en respuesta, pero sus esfuerzos desorganizados son inútiles. No pueden ni siquiera penetrar el debilitado caparazón. El cerco de los caballeros que sellaba el movimiento del behemonth también cae.

El comandante Philip siente un fuerte peligro en la mirada ante él. Ha dado numerosas ordenes, pero no es fácil reformar una moral perdida y está poniéndose ansioso, Repentinamente, un viento escarlata atraviesa en cerco.

El Caballero Silueta rojo es prominente entre los Karrdators color tierra. Va directo hacia el behemonth antes de que cualquiera pudiera reaccionar.

-¡Es imposible! ¡Estamos condenados y ni puede hacerse nada por los caballeros! ¡No hay escape! ¡¿Ahhhhhhh?!

Eru que está pilotando a Guyale ni siquiera mira a los caballeros y el grito sin sentido de Dietrich no lo alcanza. Sus ojos de color azul profundo están centrados en el behemonth.

Dejando a los caballeros fuera de su mente, Eru se acerca al behemonth. Aunque este esté severamente herido, ruge cuando la roja figura en su memoria aparece. Ignora la sangre fluyente y su destruido caparazón y mueve sus miembros.

La distancia entre ellos desaparece.

El veloz Guyale tiene la ventaja. Sufriendo múltiples roturas y fracturas de la lucha previa, la defensa del behemonth está llena de aperturas. La máquina escarlata se vuelve un tornado, cortando repetidamente al behemonth con su velocidad. La espada corta precisamente a través de una fisura, causando chispas y un chillido cundo la caparazón se rompe y cae al suelo.

-¡Los ataques de espada son efectivos! ¡Esto significa que el enemigo está al límite!

Guyale de desliza alrededor y corta, girándose y atravesando una vez más al behemonth, cambiando sus tácticas evasivas a la ofensiva. Esos dos han cambiado su posición.

Los caballeros están atónitos ante la escena ente ellos. En sus ojos, Guyale es una maquina pilotada por un estudiante de la Academia de Pilotos Laihala. Un estudiante menor a ellos está enfrentándose a la bestia gigante sin miedo y atacándola. En una mirada, parece una valentía inútil, pero es por eso que tiene un efecto motivacional que enciende sus corazones.

-¡Todas las unidades! ¡Formación de cerco! ¡Formen nuevos grupos! ¡Reinicien el ataque!

Los caballeros sienten vergüenza de perder su corazón ante la fuerza de la bestia demoniaca y se mueven con renovada convicción. Las unidades con moral restaurada se forman rápidamente y cercan al behemonth. Cada escuadrón toma nota de la posición de la maquina escarlata y comienzan a atacar con magia como apoyo, restringiendo el movimiento del behemonth y dañándolo.

La espada del caballero escarlata saca el caparazón de la bestia, el culverin atraviesa las piernas de la bestia. El ataque de la bestia gigante es detenido y se convierte en un objetivo de tiro estático.

El viento ha cambiado y el behemonth ahora está al borde de la derrota. Esto refuerza la moral de los caballeros y Guyale se mueve libremente. La colosal bestia finalmente alcanzo su límite, el caparazón está cayendo debido a los daños y la sangre vuelve la tierra un pantano. Cualquiera podría decir que la bestia ha perdido su habilidad para resistir.

Pero una inesperada página final fue girada.

Una inesperada presión asalta a Eru y Dietrich repentinamente de la nada. Así como Guyale giraba su cuerpo para evadir, la fuerza de una pierna desaparece y cae pesadamente para un lado. Una poderosa fuerza empuja al caballero escarlata al suelo y la roja armadura de Guyale se tuerce y se cae, expandiéndose en la mitad del aire.

-¿¡Que paso!?

Eru continúa controlando a Guyale en pánico, girando hacia atrás y golpeando el suelo con toda su fuerza. Guyale finalmente recupera su pistura con una rodilla en el suelo.

-El behemonth no nos golpeó, así que porque estamos heridos…

Eru gira la máquina para revisar el estado de las piernas, encontrando que las uniones están rígidas y el tejido cristalino cae por las aberturas de la armadura.

Eru finalmente entiende la situación tras ver esto. Eru hizo el intrínseco control posible con su capacidad total de pilotaje. Pero su alta demanda hizo que Guyale se rompiera debido a la pesada carga.

Esta larga batalla también ha excedido los periodos de operación normales de un Caballero Silueta normal, lo que añadido al estrés, daña las piernas que toman la mayor parte de la carga. Los seres vivientes serian advertidos por un estímulo doloroso. Pero los Caballeros Silueta son robots sin la función de informar una anormalidad. Solo lo sabrás cuando excedan su límite y sufran daño.

Eru frunce su ceño profundamente. Guyale tiene la ventaja debido a su excelente movilidad. Pero no puede luchar con sus piernas rotas. Eru solo puede abandonar la máquina y correr por ello.

No hay suficiente tiempo de sobra para preocuparse por esto. El behemonth corre hacia la odiada maquina roja como siempre.

Los culverins disparados por los caballeros llueven en el behemonth mientras tratan de salvar a la maquina escarlata que repentinamente se arrodillo, pero no detiene a la gigantesca bestia. El ojo restante del behemonth esta inyectado en sangre y lleno de odio, un enojado rugido viene de su boca. La rota caparazón y la fluyente sangre no lo detienen, la bestia demoniaca carga con la convicción  destruir todo. Su velocidad es mucho más lenta, pero es una sentencia de muerte para el inmóvil Guyale.

(Que se rompiera en este momento… Es una pena, pero tengo que escapar.)

Con sus habilidades, Eru puede escapar de la bestia demoniaca cuando abandone a la máquina.

(Es cierto, si… solo fuera yo.)

Eru puede hacerlo pero Dietrich tras él no puede. Eru libera el arnés y mira al behemonth en el Holo-monitor. No queda tiempo, la carga destruirá a Guyale. La velocidad de pensamiento de Eru alcanza su máximo.

(No sería bueno para mi consciencia abandonar a senpai aquí… pero no es fácil sobrevivir a esto)

Desesperadamente va a través de todas las posibilidades. Lo que Ernesti puede hacer, lo que Dietrich puede hacer y lo que Guyale puede hacer.

(…Hay un modo, pero es una apuesta. Solo hay una oportunidad, las fichas son nuestras vidas… pero es aceptable morir en un robot con un estallido.)

Eso es lo mejor que un otaku de los robots puede desear. Eru no tiene dudas al escoger esta opción insana. Para arriesgar su vida y luchar con la bestia gigante.

-Senpai, ¿Puedes oírme?

La calma de Eru no calza con la situación ante él. ¿Escuchara Dietrich que se está sentando atrás? Ya está desesperado sobre su destino, murmurando mientras jadea. No esta actuando con normalidad.

-Si me escuchas, por favor cambia conmigo en y toma el control

El tono de Eru es el mismo, pero la extraña aura en su voz hace a Dietrich temblar de miedo.

Eru lo ignora, llevándose el Winchester y los nervios plateados al frente, casi golpeando el Holo-monitor. Dejando el asiento vacío.

-¡Es inútil! ¿Qué puedo hacer pilotando…?

-No importa. Siéntate ahora en la silla si quieres vivir.

Dietrich reacciona a las palabras “si quieres vivir”. Está en el borde de romperse, pero igualmente se desliza al asiento.

-Mierda… ¡Mierda! ¡Qué haremos! ¿¡Que podemos hacer!?

-Solo lo diré una vez, así que presta atención. Primero…

Parte de los nervios plateados se mueven junto al Winchester, pero muchos de ellos siguen conectados al joystick de mando. Puede seguir siendo operado normalmente. Una vez que confina que Dietrich sostiene el joystick de control, Eru libera su control del dominio del circuito magius.

El behemonth esa justo frente a ellos. Esta críticamente herido y no tiene conde correr, pero su masivo cuerpo sigue siendo imponente, llenando todo su campo de visión. Eru toma un respiro profundo  y mira a la figura en el Holo-monitor y se concentra.

Lleva su habilidad única ‘la capacidad de procesamiento que puede controlar totalmente un Caballero Silueta’ al límite y programa una secuencia de gran escala. Es un sobre-hechizo en escala, similar al usado por los Caballeros Silueta, pero más grande.

Él tiene una gran cantidad de mana mayor a la de otros debido a que entreno sin descanso desde la infancia. Pero eso es el estándar para los humanos, no es suficiente para ejecutar hechizos de nivel táctico. Incluso si con su capacidad de procesamiento puede construir la secuencia, no puede usar magia de nivel táctico. Pero se está sentando en una gran fuente de mana ahora. Es correcto, el mana de Guyale.

El Caballero Silueta no puede construir magia solo. Eru no tiene el mana para hechizos de nivel táctico. Pero pueden cubrir las debilidades del otro y Eru está ejecutando ahora este pan nunca antes visto.

-~~~…!¡~~—¡¡¡!!!

Dietrich grita sin darse cuenta. El miedo lo pone rígido, pero Dietrich cree en el joven chico ante él y actúa

Eru se centra en procesar. Creando un gran y poderoso hechizo al límite.

La cabeza del behemonth es como una gigantesca roca, acercándose a Guyale para aplastarlo. Su distancia es lo bastante cercana para ver los detalles de la piel de Behemonth.

Todo lo que sigue pasa en un instante.

Guyale extiende sus brazos como si fuera a abrazar al behemonth y crea una bala de aire que no dispara, construyendo una bolsa de aire. Eru usa la magia que invoco para bajar la velocidad cuando se mueve a alta velocidad, ‘suspensión de aire’ y la agranda a un nivel táctico.

El colchón de aire choca con el impacto de la carga de la bestia demoniaca. El aire comprimido  se aprieta incluso más con la colisión. La tremenda fuerza que le sigue empuja a Guyale tras golpear la bolsa de aire. La presión deforma la armadura y saca volando tejido cristalino.

-¡Ahora! ¡Salta para atrás—!

Eru abre sus ojos y grita. Escucho una reacción de Dietrich. Este no piensa sobre el contenido de la instrucción y reacciona por reflejo—extendiendo sus piernas y apretando fuerte el pedal. Las piernas de Guyale están rotas y no puede caminar, los tejidos cristalinos en las piernas se rompen completamente, pero cumplen su tarea.

-¡Aún no acaba! ¡Resiste! ¡Endurecer piel!

La operación de Eru aún no acaba, el invoca un hechizo de endurecimiento en la armadura frontal. En ese momento, la cabeza del behemonth toca a Guyale y el golpe impacta.

Debilitando el impacto con el colchón de aire, minimizando la fuerza al saltar hacia atrás y defendiéndose con magia de endurecimiento. Incluso con esto, no niega la fuerza del impacto así como la armadura se mella y las piezas rodeándolo se rompen y salen volando. El Holo-monitor frente al asiente del piloto se triza, haciendo a Eru dar un jadeo.

-¡No es suficiente tras todo esto…!

Todo su esfuerzo fue negado, haciéndolo pensar en rendirse. Pero una pequeña bendición lo ayuda—la máquina de entrenamiento usada por la Academia de Pilotos Laihala pone su prioridad en la seguridad del piloto, así que la armadura del torso es más gruesa. La armadura frontal reforzada por la magia de Eru realmente le hace nombre a su prioridad, mellándose fuertemente pero aun resistiendo el golpe del behemonth, protegiendo a sus pasajeros completamente.

Cualquiera podría pensar que la maquina roja está perdida, pero Guyale parece estar abrazando la cabeza del behemonth, aun manteniendo su forma humanoide. El behemonth está perplejo por el caballero que no se rompe tras su carga. El ataque sigue, llevando a Guyale con el avance el behemonth.

….Si lo logramos.

El momento de contraatacar está aquí.

Eru toma el joystick y mueve el cuerpo de Guyale. Solo mueve el codo izquierdo del robot y lo alza empuñado a la cabeza del behemonth. Sin importar cuan débil sea el caparazón, el cuerpo de la bestia gigante no será dañado por manos desnudas. Pero el brazo no apunta al caparazón, sino a la abertura del izquierdo.

Una rota mitad de espada está enterrada allí. Eru toma la espada rota y activa el restante mana en el tejido cristalino de Guyale. Quita todos los limitadores de seguridad, vaciando las reservas de mana, usando toda su capacidad de procesamiento para construir el mayor hechizo.

-¡Jaque-mate!

Tras decir esta frase suavemente, el mayor relámpago que el mundo ha visto jamás atraviesa desde el brazo de Guyale a la espada rota, golpeando la cabeza del behemonth directamente.

El behemonth es una criatura viviente con el cerebro en su cabeza. El relámpago a través del agujero ocular es conducido a través de los nervios ópticos y vasos sanguíneos, golpeando directamente el cerebro. El gran cerebro del devastado behemonth, fríe todos sus componentes. Incluso la bestia gigantesca no puede resistirlo cuando es el cerebro que es el centro de control de todos los seres vivos arde.

El Emperador de la Tierra finalmente da su último suspiro.

El flujo eléctrico continuo quemando los nervios, haciendo al behemonth sacudirse y tener espasmos. Eso arroja a Guyale que esta abrazado a la cabeza al suelo. Guyale ha agotado su reserva de mana, así que ni siquiera puede reforzar su estructura, rompiéndose en piezas debido al impacto con el suelo.

—La gigantesca bestia colapsa lentamente con el suelo.

La muerte viene a la poderosa bestia que arrasaba. El final fue brutal y repentino, todos están en silencio. Cuando comprenden que la bestia demoniaca no se moverá más, gozo se esparce entre los caballeros en marejadas. No toma mucho tiempo para que den vítores de victoria.

-…Fue peligroso hasta el mismísimo final, un error y nos hubiéramos convertido en carne molida.

El caído diezmado Guyale está en un estado lamentable. Los miembros se cayeron, el esqueleto interior está roto con la conexión mágica ida. Cada pieza de armadura esta mellada y solo quedan restos de la pintura roja. El asiento del piloto también está desgastado, pero Eru invoco suspensión aérea con su propio mana para absorber seguramente el impacto. Dietrich casi es asesinado por la fuerza de reacción del asiento del piloto, pero eso es mejor que volverse de verdad carne molida.

Aunque este plan pudo haberlos matado junto al behemonth, Eru está feliz de haber sobrevivido. Deja salir un suspiro y muestra una expresión amarga.

-…Ahhhh… en pedazos… Guyale está en pedazos….

Eru ignora al inconsciente Dietrich cuyas pupilas están hacia arriba y agita su cabeza, preocupándose con las prioridades erradas.

-Ahhhm no puedo permanecer deprimido. Guyale, te arreglare, ¡Así que espérame!

.

Eru hace una extraña decisión y abandona la medio destruida cabina.

[[<– Anterior || Siguiente –> ]]

Anuncios

Acerca de Granhelios

Un universitario pobre que puede leer ingles debido a su obsecion con los juegos, que cuando era más joven llegaban todos en ingles sin subtitulos. También le gusta el anime y manga, y le gustaría aprender japones. De vez en cuando le da por escribir.
Esta entrada fue publicada en Knights & Magic y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Knights & Magic: Capitulo 8

  1. Pingback: Knights & Magic: Capitulo 7 | Granheliostranslations

  2. t32er1 dijo:

    ” Guyale, te arreglare, ¡Así que espérame!” Ding* bandera: promesa con robot lervantada [esta bandera permite levantar tu intimidad con el robot al que le allas prometido algo] *solo se permite una promesa a la vez.. [ al no tener sentimientos el robot se anulan los efectos mencionados] (siiii gun-ota └(˘ω˘└)) ((┘˘ω˘)┘)

    Me gusta

  3. Leonardo Gallardo dijo:

    Gracias por la traduccion =/

    Me gusta

  4. Omar Risso dijo:

    Que epica lucha!!!! asi son las luchas con mechas!!!.
    Guyale Fuistes Todo un Guerrero aguantando el uso de un Otaku del genero. ._.7

    Me gusta

  5. Azakuar dijo:

    Posibles errores ortográficos:

    *A magia inventada por Eru llamada “Lanzamiento Aéreo”

    * La

    Pero pueden cubrir las debilidades del otro y Eru está ejecutando ahora este *pan nunca antes visto.

    * Plan

    Me gusta

  6. Pingback: Knights & Magic: Capitulo 9 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s