Capitulo 24

Realmente resultaron ser más largos de lo que recordaba estos capitulos, así que no se si pueda traer los tres el día de hoy, pero dare lo mejor de mí.

———————————————————————————————————————————-

Día Uno: Pudín.

*bostezo*

Primer día, por la mañana. Despierto en un suave cama, en una habitación de 6 tatamis. [TD: 10 metros cuadrados] Es mi habitación personal, aunque solo temporalmente.

Lo que cuelga de la pared no son ropas de sirvienta, pero sí de mayordomo. Me las entrego ayer Merry el borrego. Parece ser que me volvi su subordinado, un mayordomo aprendiz añadido a la señorita.

“… mis términos de contrato establecen que la señorita debe beber mi sangre dentro de estos tres días”

Si no puedo hacer eso, ser devuelto a la casa de esclavos, y si soy devuelto, seré vendido como un prostituto la próxima vez.

“¡Tengo que dar lo mejor para ser el amigo de la señorita Chrisse y eso no pase!”

Me levanto de la cama, totalmente motivado, luego me cambio a las ropas de mayordomo, y cuando dejo el sótano la sirvienta con orejas de Hámster ya esa esperándome.

“B-Buenos días, Mercè-san”

“Buenos días, Lute”

Esta inexpresiva chica a primera vista es la sirvienta en jefe de la casa Vlad, Mercè, de la raza bestial, clan hámster.

Vistiendo un uniforme tradicional de sirvienta, tiene sus brazos cruzados frente a ella. Tiene una contextura delgada, sin abundantes pechos, y un cuerpo alto. A primera vista se ve como una sirvienta capaz.

“Lo siento, te hice esperar”

“No, acabo de llegar, así que no importa”

Mercè responde desinteresadamente, con su expresión sin cambios.

“Bueno, dado que Lute va a cuidar a la señorita Chrisse por tres días desde ahora, trabajaras conmigo.”

“Espero trabajar contigo”

Ella es la sirvienta que ha estado cuidando a la señorita hasta ahora, y es por eso que trabajare como su ayudante para cuidar a la señorita.

También Mercè esta como mi supervisora, siendo el que decidio esto Merry.

Merry me puso estas condiciones.

  • En orden de no dejar a la señorita sola con un hombre, Mercè estará allí para vigilar.
  • Siempre seguir lo que diga Mercè.
  • Si no puedo volverme la bolsa de sangre de la señorita, seres acaso sin la menor simpatía.
  • Obedecer, cualquiera que sea, órdenes adicionales servilmente.

Esas son las  cuatro condiciones.

Dado que ella va a vigilarme, y raramente muestra alguna expresión facial, no sé cómo tratar con ella.

Ella tiene un aire de madrastra demoniaca o de una encargada de oficina que pasaría el dedo por el borde de la ventana y diría “¿a esto llamas limpiar?” una vez terminase de limpiar.

Pero al contrario de mi negativa imagen de ella, Mercè—

“Estoy de acuerdo con la opinión de Gigi-san. Pienso que algo cambiara, si Lute, quien tiene una edad similar, está a su lado. Así que da lo mejor para que puedas quedarte. Estaré animándote”

“¡Muchas gracias Mercè-san!”

¿Era yo quien la llamaba madrastra demoniaca o encargada de oficina?

¡Mercè-san es un ángel!

Ante sus palabras, comienzo a caminar.

“Primero hay que despertar a la señorita. Desde que estarás ayudando a las preparaciones matutinas de la señorita, por favor ve a la cocina y prepara su desayuno mientras tanto. ¿Sabes dónde está la cocina?”

“Si, creo que estaré bien”

“Si no lo sabes, pregúntale a cualquier sirviente”

“Entendido”

Mientras teníamos esa conversación, llegamos a la habitación de la señorita.

Mercè-san golpea la puerta

“Señorita, excúsenos”

“Excúsenos”

008

Sin esperar a la respuesta de la señorita, Mercè abre la puerta y entra, mientras la sigo tímidamente tras de ella, y una dulce esencia típica de las chicas invade mi nariz.

La habitación esta oscura, con gruesas cortinas en las ventanas, y debido a la lámpara apagada, la única fuente de luz viene desde tras las puertas.

Miro una vez más la habitación, que es realmente espaciosa, del tamaño de dos salones de clases.

Está decorada con plantas, una suave alfombra donde tus pies se hunden, un vestidor, escritorio, mesa, sofá, ropero, peluches y accesorios hechos de verdaderas gemas centellantes. Dentro de la habitación hay más habitaciones: un cuarto de baño, un retrete,   y una cocina..

[TD: el área para bañarse y para hacer otras necesidades están separadas]

Se ve que el conde invirtió dinero en hacer una habitación perfecta para un encerrado.

No debería decir esto como alguien que fuera un encerrado—pero el pensamiento de “Deberías haberlo usado para enseñarle el camino correcto a tu hija” aparece en mi mente.

“Señorita Chrisse, es de mañana. Por favor despierte.”

Mercè-san llama a la señorita en medio de la cama con doseles, cubierta en un edredón de plumas.

Su cabello dorado esta esparcido por la cama, y la señorita con cara inocente respira calmadamente mientras duerme.

Sus ligeramente rojas mejillas se ven suaves, y estuve tentado a pincharlas con mis dedos.

La visión de un niño enrollado como una bola en la cama que podría tener fácilmente a tres adultos fue de algún modo, tierna.

“Señorita, despiértese”

[…….¿¡!?]

Cuando Mercè-san agita sus hombros, finalmente abre los ojos, aunque cuando me ve, abre completamente sus ojos sorprendida. Inmediatamente se cubre con el edredón.

La señorita me da una mirada compleja, obviamente en alerta. Mercè-san me presenta para bajar su estado de alerta.

“Este es el aprendiz de mayordomo Lute, quien se encargara de cuidarla y de ser su bolsa de sangre. Lute, saluda a la señorita.”

“Buenas mañanas, señorita Chrisse, soy su bolsa de sangre y cuidador, el aprendiz de mayordomo Lute, de la raza humana. Por favor llévese bien conmigo.”

Le doy el saludo que aprendí anoche de Merry. Pongo mi mano derecha, con los dedos estirados, sobre mi hombro izquierdo, mientras pongo mi mano izquierda detra de mi, y doy una ligera inclinación de cabeza. Así es un saludo normal en este mundo.

Para las mujeres, ellas levantan el borde de su falda con su mano izquierda y la alzan ligeramente, el resto, es idéntico a los hombres.

La señorita toma su dispositivito mágico, el pizarrón de ayer, y escribe

[Los chicos dan miedo, así que no quiero un chico cuidándome]

Y la señorita se esconde como ayer.

Tas eso, sin importar lo mucho que le hablásemos, no salió.

1er día, por la mañana… fallo en comunicarme desde el principio.

▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼

Mientras estaba en la habitación, la señorita Chrisse estaba asustada y no salía, por lo que no hubo nada que pudiera hacer, y le traje el desayuno justo hasta afuera de la habitación, y deje que Mercè-san lo llevase adentro.

Mercè-san y yo limpiamos el desayuno de la señorita y tenemos un desayuno tardío en el comedor de los sirvientes.

“Mientras no elimines los miedos de la señorita primero, es imposible para ti quedarte en la casa Vlad”

Dijo Mercè-san mientras comía su sopa de porotos, ensalada de porotos, y cortes delgados de tocino. Desde que vine al continente demoniaco, ha habido una extraña cantidad de alimentos basados en los porotos.

“He estado pensando en eso pero ¿Hay algo que pueda hacer para eliminar los miedos de la señorita?”

“Es verdad…”

Mercè-san deja de comer su sopa y responde

“…Lute, aunque haya sido poco tiempo, fue bueno trabajar contigo”

“¡Todavía es muy pronto para rendirse!”

“Fue una broma”

Mercè-san lo dijo de forma tan monótona, que no sonó como una broma.

Mientras acercaba u cuchara a la ensalada, propuso

“¿Por qué no le haces algunos aperitivos?”

“¿Aperitivos?”

De acuerdo a Mercè-san—Las razas demoniacas aman los dulces.

La señorita no es una excepción, y le encantan los aperitivos dulces. Durante las fiestas de té que tiene en su habitación durante las tardes, ella come muchos tipos de pasteles que no parecen calzar con su pequeño cuerpo.

Debería dejar que Mercè-san me enseñe y hacer unos pocos aperitivos con mis manos para que coma la señorita.

Si parto ahora, no estarán a tiempo para la fiesta de té de la tarde, así que me recomienda hacer jalea o galleas para la fiesta de té que se hará después de la cena (también en la habitación de la señorita.)

En otras palabras, el plan para eliminar los miedos de la señorita y acercarme a través de comida-

“Ya veo, por cierto… ¿Hay jalea?”

“¿No tienen en el continente Feérico Humano? Es un aperitivo hecho de polvo de Limo. Es transparente como agua y suave, tu pones frutas y otras cosas adentro.”

¿¡Esta hecho de Limo…!?

“Si hay jalea, ¿Hay Pudín?”

“¿Pudín? No, nuca había escuchado algo con ese nombre. ¿Qué tipo de cosa es?”

Mercè-san tiernamente inclina su cabeza un poco. Hmmm, parece ser que no conocen el pudín.

“Es una suave comida sólida, como la jalea”

“Es un buen aperitivo para la fiesta de la noche. ¿Puedes hacer pudín, Lute?”

“No hay problema, ya he hecho antes”

“Entonces una vez esté terminado el desayuno, dime los ingredientes que necesites. Los preparare para que este hecho justo a tiempo en la fiesta de la noche”

“¡Muchas gracias!”

Así, la “Operación Gran Aperitivo” para que la señorita Chrisse baje sus defensas, comienza.

▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼

Soy dejado a cargo de la preparación de la fiesta de te nocturna junto con Mercè-san, para hacer la comida ingreso a la cocina.

Le dejo la misión de decirle a la señorita que hare pudín para la fiesta de la tarde a Mercè-san.

Lo siguiente es si le guste o no el pudín a la señorita, siendo los ingredientes huevo, leche y azúcar. Mientras vivía solo en mi vida previa, e incluso ahora, varias veces quiero probar comida y la hago.

Para los huevos, hay gallinas similares a las que cuidaba en el orfanato. La leche viene de una vaca cabeza peluda, y el azúcar es importada del continente Feérico Humano.

Este mundo tiene inesperadamente especias similares y saborizantes, gracias a lo cual no toma nada de tiempo poner los ingredientes en orden. Aumento mi gratitud apenas comienzo a hacer la comida.

Comienzo de inmediato a hacer el pudín.

Primero, pongo agua y azúcar en una pequeña sartén, y las cuezo a fuego medio. No hay nada tan conveniente como quemador de gas, así que regulo el fuego añadiendo o quitando palos a la fogata.

Una vez se vuelve pegajoso y el azúcar morena, lo saco del fuego y lo pongo en un contenedor de cerámica.

Hago el pudín mezclando huevos, leche y azúcar. Pongo el pudín en un bol usando un colador de té, y lleno la sartén con agua, y la dejo hasta que se cueza.

El caramelo ya está en lo profundo de la copa, así que cuidadosamente lo pongo en el bol donde está la mezcla de pudín. Tras ello, le añado agua caliente, la tapo y dejo por 10 minutos. La saco del fuego y espero otros diez minutos.

Termino sacando la tapa y poniéndolo dentro de un refrigerador.

Los refrigeradores de este mundo son del viejo tipo que se enfrían poniendo hielo en la parte superior.

Hago un poco de espacio en el refrigerador y lo enfrió cuidadosamente, de modo que el olor de otras comidas no se mescle.

Preparación completa.

Todo lo que tengo que hacer es esperar por la fiesta de la noche.

▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼

Aunque se le llame fiesta, dado que ocurre en la noche no es algo grande, sino una reunión privada, donde el amo y los otros de vez en cuando viene, pero usualmente es solo la señorita y sus cuidadores.

Llevo mi pudín casero a la fiesta de la noche.

Es la tercera vez que entro a la habitación de la señorita.

Apenas me ve se cubre con la sabana y esconde tras la cama. Esperaba esto.

Primero, quería que Mercè-san lo llevara,  y recibir el reporte de si le gusto o no, pero ella rechazo mi propuesta. Insistió que sería mejor, en orden de acortar la distancia entre los dos, si iba yo a la habitación y aparecía diciendo que yo hice el pudin.

“Seguramente a la señorita le guste algo tan delicioso como esto. Ten algo de confianza en ti mismo”

Para asegurarme de que le guste, dejo que Mercè-san lo pruebe primero, y ella, quien no tiene muchas expresiones faciales se sonrojo de lo sorpresivo el sabor cuando comió una cucharadita del pudín.

Teniendo un impulso de confianza debido a la reacción de Mercè-san, visito la habitación de la señorita; el encanto de la tercera vez.

“Señorita, este es un aperitivo que hice yo mismo, se llama {pudín}.”

“…………”

La señorita reacciona al aperitivo que nunca había oído antes, el llamado {Pudin}, y mira desde el edredón de plumas, solo mostrando sus ojos.

Doy vuelta la copa en el plato con movimientos lentos, para no asustarla, y cuando muevo mis manos dos, tres veces, el pudin se queda en el plato, temblando.

“¿¡!?”

La señorita se queda fija en el temblor.

Tuve una reacción.

Para mí, que se cómo se ve el real, se ve algo malo dado que el cuerpo del pudín esta mesclado con el caramelo, pero no será un problema dado que es la primera vez que lo ve la señorita.

“Es un aperitivo hecho de huevos, leche y azúcar. Es suave como la jalea, así que tómelo con una cuchara y pruébelo.”

Pongo una cuchara de madera en el plato, y se lo entrego a Mercè-san, quien lo toma con cuidado, y se lo lleva a la señorita que se está cubriendo tras la cama.

“……………”

Pero la señorita o da signos de tocar el plato. Esta curiosa, pero su miedo al sexo opuesto le gana

Maldición! ¿¡Esto significa que la “gran operación aperitivo” fallo!?)

En el momento que pienso eso, Mercè-san toma un poco del pudin con la cuchara y lo lleca a la bosa de la señorita.

“Señorita, diga “Ahh””

“…………………”

Primero duda ante la cuchara que le presentan, pero como el pudin con un efecto de sonido *glomp*

“……………………¿¡!!!!!?”

La piel de la señorita se vuelve roja como una flor en primavera. Sus ojos resplandecen como estrellas y sus labios sonríen, viéndose feliz. Sin un momento de espera, Mercè-san le ofrece una segunda cucharada.

“Señorita, diga “Ahh””

Como la siguiente cuchara sin dudar .Así, como todo el pudin hasta que el plato está limpio.

Sosteniendo con sus pequeñas manos,  un té especiado que Mercè-san calentó, la señorita limpia el dulce sabor en su bosa y da un largo espiro.

Le hablo a la señorita en un tomo amable para no asustarla.

“¿Fue el pudin del gusto de la señorita?”

Es obvio al ver que el plato fue comido hasta que quedo limpio y la expresión en su cara. Como se esperaba, deja el té especiado y escribe en su pizarrón.

[Fue la primera vez que comí algo tan delicioso]

“¿Estaría bien si preparase más aperitivos para las fiestas de té de la señorita?”

Duda un poco, pero muestra su cara desde la parte de atrás del pizarrón y asiente.

[Quiero pudin mañana también, así que por favor prepáralo]

“¡Ciertamente!”

Hago una pose triunfante en mi cabeza, y me inclino amablemente.

¡La primera ronde la “Operación Aperitivos” es un éxito!

Voy a hacer aperitivos para abrir el corazón de la señorita de esta manera, y pase lo que pase, seré la bolsa de sangre de la señorita y su cuidador, y ¡me quedare en la casa Vlad!

También ¡Por el bien de mi castidad!

▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼ ▼

El resto fue un paréntesis.

Deje la habitación de la señorita detrás, y fui llamado por el mayordomo mayor Merry, dado que parece ser que la madame me mando a llamar. Lleno de preguntas en mi cabeza, voy a la habitación en que están y—

“¡Hahahhahaha! ¡Este llamado {pudin} es delicioso! ¡vale la pena haber comprado a Lute solo por esto!”

“Querido, Lute aún no ha sido aceptado formalmente en la casa”

“¡Hahahaha! ¡Eso es correcto, es correcto!”

“Cariño, siempre tan descuidado”

La razón de que fuera llamado fue porque el amo y la madame querían probar el pudin que comió la señorita, así que les traje un poco.

Los dos tienen una amistosa conversación mientras escrupulosamente comen los pudines que deje de lado.

El musculo, de piel negra conde con sus más de dos metros de altura estaba comiendo el pudin en pequeñas mordidas, fue una escena surrealista.

Madame comía graciosamente como una foto, pero…

Esos son los pudines que aparte para poder comer un poco en la noche tras tanto tiempo.

Obviamente no puedo negarme diciendo que eran para mí, así que lloroso se los entrego.

Uuuuu… y yo que pensé que podría comer pudin tras tanto tiempo.

Así acorte la distancia entre mis ser y la señorita, y paso el primer día.

[[<– Anterior || Siguiente –> ]]

Acerca de Granhelios

Un universitario pobre que puede leer ingles debido a su obsecion con los juegos, que cuando era más joven llegaban todos en ingles sin subtitulos. También le gusta el anime y manga, y le gustaría aprender japones. De vez en cuando le da por escribir.
Esta entrada fue publicada en Gun-ota ga Mahoe Sekai ni Tensei Shitara y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Capitulo 24

  1. Omar Risso dijo:

    Pudin xD. solo de leerlo imagino a cosmo riendose xD

    Me gusta

  2. Ascrown dijo:

    PUDIN!!! salvando castidades desde otras dimensiones xDD

    Me gusta

  3. Pingback: Capitulo 23 | Granheliostranslations

  4. Pingback: Capitulo 25 | Granheliostranslations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s