Prologo

Bueno, aquí mi primera traducción y publicacion del wordpress, pero que disfruten de esta lectura.

——————————————

Año 20XX, Invierno, Un cierto día de Febrero

Yo, Hotta Youta, Cumplí veintiséis este año. Vivo solo como aquellos de mi edad, sin novia. También soy virgen, deje la escuela y antes fui un encerrado. [TD: Hikkikomori]

Actualmente trabajo en una metalúrgica, en el distrito metropolitano Oota, en Tokio.

“Fue un día como este cuando murió Tanaka…”

Habiendo terminado mi jornada, era una monótona caminata a casa, mientras sin desearlo recordaba cosas dolorosas. Me volví un encerrado en mis días de Escuela Superior… Incluso si lo llamase infierno, no estaría exagerando.

Mi único plan de respaldo era el examen de entrada, en caso de no poder ingresar a otras escuelas privadas, pero falle incluso en las escuelas de poca exigencia. En aquellos años, mi amigo Tanaka Kouji y yo, éramos acosados [TD: Bullying] por tres delincuentes que iban en la misma clase.

{Nota Traductor inglés: Las escuelas Japonesas tienen ingreso como exámenes de entrada. Esto significa que se debe tomar en examen de entrada en caso de que el ingreso falle. Nivzha}

Pienso que debido ser el objeto de su acoso, ambos nos volvimos delgados y de voluntad frágil. Ser apaliado era algo realmente común. Extorsión, quemarme con colillas de cigarros, masturbarme frente a ellos, chupar y beber de un orinal… ellos no paraban con nada.

Estaba asustado de conocer a mis compañeros de clase, así que seguía pensando que no tenían nada que ver conmigo. El profesor encargado, para evitarse problemas pretendía no ver los ataques. Sin el coraje para oponérnosles, continuamos siendo acosados silenciosamente.

En segundo año fui liberado de su acoso. La razón era que quedamos en distintas clases. Resulto que solo yo quede separado de ellos, mientras Tanaka Y los delincuentes estaban en el mismo salón.

Dado que requerían salir de su salón y caminar hasta el mío, no se molestaron en acosarme. El resultado fue que todo se concentró en Tanaka. Pero con esos, nunca pensé en ayudarlo.

Me sentí aliviado de no sufrir más acoso, dado que como esperaba fui salvado sacrificándole. Pero, ocurrió un incidente en el invierno del segundo año.

Como alguien acosado, elegí distanciarme de mis alrededores, siempre comiendo solo.

Más que comer en el baño durante el invierno, la parte trasera de la escuela es menos popular. Por esos días, en aquellos días fríos siempre comía afuera.

Tanaka y los delincuentes llegaron allí. Él estaba desnudo en posición seiza, temblando y totalmente empapado. [TD: Posición seiza es arrodillado. http://es.wikipedia.org/wiki/Seiza%5D

A su lado había un cubo de agua, mientras hojas secas se pegaban a su cuerpo. Los delincuentes parecían divertirse dado que se reían y tomaban fotos con sus celulares. Tanaka me reconoció, y su mirada parecía pedirme ayuda. Los tres se giraron al notarme.

“¿Qué estas mirando? Enano flacuchento”

“¿Qué pasa con esa expresión? ¡EH!”

Sus voces me asustaron y corrí a toda velocidad. La cara de Tanaka empalideció por la desesperación cuando lo abandone. Incluso ahora, lo recuerdo vívidamente.

Definitivamente no lo olvidare en toda mi vida.

Esa noche, Tanaka se ahorco en el tobogán del parque. En su nota suicida acusaba el acoso de esos tres.

La escuela lidio con el problema inmediata y definitivamente expulsando al trio. Al expulsarlos, la escuela trataba de cerrar el asunto antes de que se volviese peor.

Tras su expulsión, se volvió un tema de conversación entre los compañeros de los perpetradores. La discusión se acabó al cabo de un mes. Los perpetradores debieron pagar una gran suma de dinero a los padres, siendo eso lo que sellaba el asunto. El suicidio de Tanaka termino como una pequeña columna de un diario local.

Desde ese año, no salí de casa.

Me sentía responsable por el suicidio de Tanaka… Es más, ahora que él había muerto, me volví el objetivo de los delincuentes, y debido al miedo que sentía a ser acosado, me volví incapaz de dejar mi habitación.

Soy un pesimista, despreciable cobarde, Siendo incluso incapaz de abandonar mi cuarto en aquellos días. Eventualmente abandone la escuela.

Desde entonces, estuve en mi habitación siempre, absorto en videojuegos, manga, anime, modelos de armas y sistemas armamentísticos modernos, y cosas del estilo.

Admiraba el armamento moderno, en especial los modelos de armas. Soñaba con matar a tiros a los delincuentes, llegando incluso a manejar un tanque para cazarlos y cosas del estilo.

[TD: Si bien en ingles expresan la parte de los tiros y el tanque como ideas separadas, en español no resulta realmente entendible.]

Cuando me acercaba a los veinte, mi padre a través de sus conexiones me dio dos opciones, o me conseguía un trabajo en el distrito de Oota, Tokio; o me daba un millón de yenes y abandonaba el hogar. Un millón es muchísimo, pero no creo que me alcanzase para un año. No podía tomar esa opción…

[TD: Aquí otra vez cambio el orden de inglés, dado que no se entiende muy claramente al momento de traducirse. Por cierto, la opción del millón de yenes es básicamente que le entregan la herencia por adelantado. A día de hoy son unos US$8046, o CLP$ 5M]

Sin embargo, era bueno sin importar lo que ocurriera. Incluso si tendía a confinarme en casa, aparte de cuidar a mis hermanos menores no tenía mucho futuro.

El profesor me dio su aprobación diciendo “¡Ciertamente eres elegible para la Universidad de Tokio!”. Con respecto a mis padres, mientras no me volviese un bulto para mis hermanos (4 en total, mayores y menores), estaría bien.

Cuando me fui a la Universidad de Tokio, dado que era mi primera vez viviendo solo, no entraba en contacto con nadie.

Mi ser abandonado por mis padres era despreocupado y feliz. Por sobretodo, al alejarme de la villa en las montañas nunca volví a encontrarme al trio de delincuentes.

La metalúrgica donde mi padre me consiguió trabajo era estricta, pero no eran irracionalmente violentos. Incluso me instruyeron cuidadosamente el en el trabajo. Comparado con el infierno de los últimos años escolares, era una diferencia entre cielo y tierra.

En un principio, confiaba en mis hábiles y precisos dedos, esforzándome una y otra vez para alcanzar las expectativas, adquirí muchas habilidades. Si se me comparase con aquellos llamados artesanos, igualmente no podría mantearme en pie…

Así me sumergí por casi siete años en el trabajo para olvidar los infernales días de escuela… pero cada vez que hiela en invierno, recuerdo a Tanaka.

Si acaso hubiese sido valiente ¿Hubiera podido evitar su suicidio? ¿No habría…?

En la tienda de conveniencia usual, compre mi bento y té.

[TD: Bento son cajas de almuerzo, dado el caso serían almuerzos pre-fabricados de supe-mercado]

“…Incluso si pienso que soy una buena persona, sigo sin recuperarme…”

Mientras suspiraba por la melancolía, caminaba por el área residencial. Faltaban unos diez metros hasta mi casa, pero note un hombre sospechoso parado en el camino. Para

evitar la detestable luz de la iluminación callejera, me apegue al muro de concreto. Gracias a la luz de luna, podía vagamente distinguir su figura.

Vestía una chaqueta con capucha, y jeans en las piernas. ¿No sentirá frío? Ese no es el tipo de vestimenta que debieras usar. Dado que miraba hacia abajo, no pude verle la cara. Juzgue que mediría 180 centímetros, con un físico delgado.

Si retrocedía del camino y retenida no haberle visto tras ese largo tiempo, seguramente me notaria. No parecía querer pelear dado que miraba hacia abajo, así que me aleje lo más posible mientras intentaba pasarle.

“Hey espera un segundo”

“!?”

Después de que me hablara, me quede tieso. El hombre camino directo hacia mí. A medida la luz ilumino su cara, fui capaz de distinguirla.

Mis ojos desorbitados no encontraron su mirada, pero vi que tenía la piel dañada, sin afeitar, un piercing en la nariz y un tatuaje en la mejilla.

Sorpresivamente, incluso si había cambiado radicalmente, le reconocí de inmediato. Era uno de mis tres acosadores, era el líder de los delincuentes. Estoy seguro de que se llamaba… Souma Ryouichi.

“¡Erís tu el que me recago la vida! ¡Aaaah! ¡¡Mierda!! ¡¡Por que yo!!”

[TD: Realmente es difícil hacer una traducción entendible por todos los hispanoparlantes, dado que de partida no habla claramente, lo que se llamaría discurso yakuza. Lo que dijo en neutral sería algo así “¡No eres tú acaso el que volvió mi vida una basura! ¡Aaaaah! ¡Joder! ¡Por que yo!”]

“Uh, ah, uh….”

[TD: ESPARTAAAAA??? XD ]

Para cuando se me acerco, sentí nauseas debido a un olor a basura pudriéndose. Si lo recordaba claramente, circulaba por internet una droga legal, que al ingerirla provocaba esto.

El sujeto estaba en un estado inestable. En ese instante, pretendí no notarlo, y trate de correr lo más lejos posible. Sin embargo, el recuerdo de mi infernal pasado hizo a mis piernas temblar, y evito que me moviese.

“¡Tanaka-kuun! ¡Hotta-kuun! ¡Te ves como basura! ¿¡Sabias que murió silenciosamente!? ¡Maldición!”

Tomo algo que se veía como un barato cuchillo de cocina, probablemente de cien yenes, del bolsillo de su chaqueta.

“Uwaaaaaa!”

Mi miedo toco la cima mientras gritaba, arrojando la bolsa que llevaba, girando y corriendo con todo lo que tenía. El pensamiento de enfrentarle y subyugarle no atravesó mi cabeza nunca, y solo podía correr mientras gritaba.

Corre, corre, corre, corre, corre… a través del parque.

Incluso con eso, eventualmente me atrapo y empujo desde la espalda.

Corrí con todo, pero igualmente caí de cara a en la caja de arena. Apenas se subió sobe mí, sin un momento de duda, utilizando ambas manos bajo el cuchillo de cocina.

“Guga…a” *asfixia*

[TD: Flandre, ¿eres tú?]

Sentí la sangre surgir de mi atravesado pecho. Del dolor, la sensación se volvió caliente.

“¡Muere! ¡Maldición! ¡Maldición! ¡¡¡¡¡Maaaaaaaaaaaaaaaldición!!!!!”

Una y otra y otra vez, siguió apuñalándome con el cuchillo de cocina, rompiéndome las costillas mientras parecía llorar.

Puedo decir que mi conciencia se desvanecía rápidamente. Escuche el grito de una mujer muy distante, como si estuviese bajo agua. Mis parpados eran tan pesados que parecían guiarme a la caída del abismo.

Lo último que vi fue a mí mismo bañado en mi sangre, y su cara que exhibía locura. Mi conciencia se detuvo como una TV congelada.

| Siguiente –> ]]

Anuncios

Acerca de Granhelios

Un universitario pobre que puede leer ingles debido a su obsecion con los juegos, que cuando era más joven llegaban todos en ingles sin subtitulos. También le gusta el anime y manga, y le gustaría aprender japones. De vez en cuando le da por escribir.
Esta entrada fue publicada en Gun-ota ga Mahoe Sekai ni Tensei Shitara y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Prologo

  1. Ichiban dijo:

    jajaja, excelente comienzo crudo y oscuro, me encanto :v

    Me gusta

  2. Ascrown dijo:

    espectacular D: y excelente traducción, muchas gracias por traer esta novela, me leere todos los capitulos que tienen traducidos C:

    Me gusta

  3. Pingback: Capitulo 1 | Granheliostranslations

  4. ya las habia descargado pero prefiero leerlas asi ya que no me pierdo XD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s